Entradas de diciembre de 2017

CRÍTICA Y AUTOCRÍTICA

ESPECIAL3
1) Sebastian Valdomir: "Cualquier replanteo ante el agotamiento y la desilusión tiene que partir de lo que hoy habita, vive y lucha en la izquierda uruguaya."

2) Estudio de Catalejo y Ciencias Sociales señala que, a pesar de que los varones perciben el acoso callejero como un problema, no se identifican como acosadores

3) Los conflictos de interés y los anuncios fracasados en la búsqueda de petróleo en Uruguay

4) Marcha contra la OMC en el inicio de la reunión en Buenos Aires


COMCOSUR ESPECIAL / MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017

1) Sebastian Valdomir: "Cualquier replanteo ante el agotamiento y la desilusión tiene que partir de lo que hoy habita, vive y lucha en la izquierda uruguaya."
(Hemisferio izquierdo)

Hemisferio Izquierdo (HI): En este número de HI, la izquierda al diván, queremos repensarnos como sujetos políticos. Nos interesa hacer un recorrido por el mundo de las izquierdas y que no se salve nadie de la crítica y la autocrítica. ¿Qué crítica/autocrítica se puede hacer sobre las diferentes tradiciones/espacios de izquierda que existen en Uruguay?

Sebastián Valdomir (SV): Tomando un marco temporal arbitrario, ubicado en el entorno de la última década y media, entiendo que una autocrítica posible es que las tradiciones y corrientes de la izquierda uruguaya han discutido relativamente poco entre ellas, acerca de temas no estrictamente coyunturales. Sin duda que existen pujas y debates, procesos de discusión en espacios políticos, sindicales, estudiantiles, territoriales y culturales, pero no me estoy refiriendo a este tipo de discusiones. Apunto más a ese tipo de discusión ideológica y estratégica que se enriquece necesariamente a partir de las diferentes perspectivas que se definen de izquierda. Y esa ausencia de discusión entre las corrientes de las izquierdas de este período, lo veo en relación a etapas anteriores, en las cuales creo que esto existía más nítidamente. Un período rico en ese sentido fue el previo a la Dictadura, y más hacia acá en el tiempo, también la década de los ´90 supo tener momentos de discusión ideológica muy importantes.

Tener menos discusión entre las perspectivas y corrientes dentro de la izquierda me parece que afecta no solo a las diferentes “tribus” sino fundamentalmente al conjunto del movimiento popular uruguayo y sus posibilidades de liberación. El nivel se achata porque se termina discutiendo dentro del micro-clima de cada espacio, y ello en definitiva afecta la profundidad y solidez de los enfoques. Se pierde filo por ausencia de fricción. La pregunta hacía referencia a pensar desde la idea de sujetos políticos, y esto creo que remite a ámbitos y procesos de socialización política, donde van madurándose los planteos para cada etapa. En Uruguay tuvimos esos espacios de socialización política, de durísimas discusiones pero con códigos. Hoy creo que esos espacios ni abundan ni funcionan, tal vez por desinterés o quizás porque se están priorizando otras formas y otros mecanismos. Me estoy refiriendo a los debates que históricamente se procesaron en diferentes contextos políticos e históricos en la región y Europa, y que en nuestro país colaboraron en el trabajo de parto de muchos avances y muchas resistencias; libertarios, comunistas, maoístas, social-cristianos, corrientes de izquierda nacional, socialistas, anarquistas, troskos, etc.

HI: Parece que actualmente la izquierda uruguaya en sus orgánicas políticas, o bien es la pata subalterna de una alianza policlasista (el Frente Amplio) que empieza a tensionarse con el fin de la bonanza económica de la última década, o bien ocupa un espacio marginal del tablero político (la llamada “izquierda radical”), configurando un escenario nada prometedor. ¿Comparte este diagnóstico? ¿De qué forma se puede destrabar esta situación?

SV: El repliegue de la acción de masas por parte del campo popular no es algo que solo se viva aquí en Uruguay sino que es algo más general. Esto tiene que ver tanto para lo que en la pregunta se plantea como el Frente Amplio por un lado y la “izquierda radical” por otro. Asumiendo como válido ese enfoque por un momento, díria entonces que la “subalternidad” del primero como la “marginalidad” de la segunda tienen un rasgo común que es el reflujo político de la acción de masas.

Pero la crisis de representación política no abarca solo a la izquierda. La lectura del momento histórico que estamos viviendo aquí no tendría que cerrarse a observar lo que está sucediendo en la región. Ahora, dicho esto, el pueblo uruguayo, la clase trabajadora, necesita construir un nuevo proyecto político para disputar la hegemonía en la sociedad. Decir esto no va en la línea de que el Frente Amplio ya no sirve para nada o que se agotó lo que podría provocar en términos de transformaciones sociales. Y decir esto tampoco equivale a decir que un nuevo proyecto político va a instalar necesariamente una sociedad socialista.

Una situación como la actual no se destraba teniendo dirigentes más o menos audaces, élites más o menos inteligentes, un ministro de aquellos por acá, un subsecretario allá o dos intendentes más allá. El tema no creo que pase por ahí. Para lo máximo que el proyecto político de izquierda actual alcanzó fue para tener a Pepe Mujica de presidente, y cuando hablo de “proyecto político” lo digo en un sentido amplio, que no solo incluye a aquellas sensibilidades de izquierda que se identifican dentro del Frente Amplio sino también aquellas que no están dentro de ese marco. Mujica es resultado histórico de ambas patas.

Y creo que fue lo más avanzado que pudo generar por la roncha que despertó, -no ya dentro de la derecha o los sectores conservadores- sino dentro mismo del Frente Amplio. De las ideas o proyectos más desarrollistas de Pepe, en la “intelligentsia” gubernativa o política no se quiere hablar mucho. Esto me parece llamativo porque en vez de enterrar una determinada propuesta o conjunto de ideas, lo que queda más en evidencia es la característica de pensamiento único con la cual se intenta conducir la economía.

Independientemente de los aditamentos con los que se suele acompañar la política económica de los gobiernos del Frente Amplio (referidos a aspectos como la gestión responsable e informada, que procura evitar voluntarismos, sostenerse en la solidez de los diagnósticos técnicos, visiones y aplicar mecanismos de política derivados de todo lo anterior), no se puede hacer como que no existe una lógica de “coto privado” que determinadas visiones dentro del FA tienen sobre la economía. En primer lugar, aquellos aditamentos antes mencionados, son aspectos de forma más que de contenido.

Lo que se ha logrado por parte de la conducción económica es hacer pasar estos elementos de forma como parte del contenido y de los objetivos de la orientación económica, y esa es una primera discusión ideológica y política sobre la cual estas visiones hegemónicas anotan un primer poroto. Luego viene el resto, las decisiones concretas que se adoptan; ahí se van el resto de los porotos y el juego se acabó. En segundo lugar, es bravo no problematizarse aunque sea un poquito el hecho de que se dejan otras visiones de la economía totalmente por fuera, excluyendo y marginando visiones alternativas, y cerrando el debate. Por ese barrio no pasó la autocrítica de la cual hablábamos en la pregunta anterior. Esto me parece que dice más de la lógica con la cual se conducen las visiones hegemónicas que de las excluídas, porque las excluyentes son las primeras.

Por otro lado, los atisbos de un debate sobre “post-frentismo” como proyecto político no son representativos ni maduros, tanto dentro del Frente como fuera de el, así que para eso parece que todavía falta bastante.

HI: ¿Visualiza un proceso de agotamiento en la actual configuración política en las izquierdas? De la mano de esto, ¿comienzan a haber actores emergentes y nuevos espacios de politización?

SV: Bueno, pero si partís de conceptualizar a la izquierda en torno a la noción de fragilidad y del esfuerzo permanente por la amenaza de la derrota de los sectores subalternos, en realidad siempre estas enfrentando al agotamiento y con la necesidad de repensarte. Porque el poder lo tienen otros.

No veo actores emergentes ni tampoco espacios nuevos de politización. Esto es parte del problema, pero no todo el problema. Por suerte muchos en la izquierda saben que una cosa es acertar en el diagnóstico y otra distinta formular la táctica adecuada para el momento que te toca vivir. Son menos los que reparan que tener el diagnóstico acertado no significa que la táctica que se está aplicando también lo sea. Y por eso cualquier replanteo ante el agotamiento y la desilusión tiene que partir de lo que hoy habita, vive y lucha en la izquierda uruguaya.

El análisis concreto de la realidad concreta que nos toca es este marco histórico y político de avances, tropezones, caídas y vuelta a levantarse del pueblo uruguayo y particularmente de las organizaciones de izquierda. Por esto a veces me parece simpático y bien intencionado el análisis que se hacen de otras experiencias de movilización y radicalidad política en marcos históricos y territoriales distintos al nuestro, pero que en definitiva no aplican para enfrentar a los sectores dominantes de aquí y ahora.

Pero en los términos planteados en la pregunta, hay una rutinización bastante evidente en las izquierdas. Más o menos se siguen haciendo las mismas cosas siguiendo los mismos procesos y llegando a lugares básicamente ya conocidos. Por ejemplo, uniendo esto con la otra cuestión relacionada a actores emergentes o nuevos espacios, no creo que la manifestación social y política del No a la Baja haya sido una novedad absoluta respecto a otras grandes manifestaciones juveniles anteriores. Por ejemplo, la movilización estudiantil de los años 96 a 98 contra la Reforma Educativa del segundo gobierno de Sanguinetti. Obviamente que en el No a la Baja jugaron elementos propios de la época política y de comunicación de masas que 15 o 20 años atrás no existían. Además un proceso se dio en el marco de un gobierno neoliberal de derecha y el otro en el marco de un gobierno del Frente Amplio. Pero los fundamentos de ambas movilizaciones me parecen bastante próximos uno del otro.

Así que, rutinización por un lado, y permanencia de actores sociales y políticos por otro. El desgaste viene de dentro, y puede llegar a ser estimulado desde fuera; es decir, el desgaste se manifiesta dentro de la propia izquierda, y en segundo término, puede ser agudizado por la reacción de la derecha.

En el primer punto, entiendo que todavía no se ha hecho un análisis profundo de los cambios en la sociedad que provocó el proceso del Frente Amplio en el gobierno. Las condiciones de reproducción social se modificaron, al igual que las expectativas de consumo, las demandas sociales, las luchas por derechos. Hasta tanto este análisis no sea realizado en términos ideológicos y estratégicos, vamos a seguir interactuando con un pueblo que cambió, en algunas cosas para bien, en otras para peor, pero que cambió. Por ende, tiene que cambiar también nuestra estrategia de acumulación, para disputar la hegemonía en la sociedad.

En relación al segundo tema, las expresiones políticas de los sectores conservadores, los partidos de derecha, pueden aprovechar que la izquierda se continue dividiendo, que esta se descanse en supuestos mejores estándares alcanzados, y de repente ganen una elección. Un contexto así provoca mayor desgaste, necesariamente, porque la realidad te golpea la puerta. Un ejemplo de ello fue la elección presidencial argentina en la que ganó Macri.

Para terminar, creo que a veces se reitera un tipo de análisis que subraya que el poder te desgasta: “al Frente lo desgastó tener el gobierno”. Pienso que no es así, para nada. Lo que te desgasta es no tener el poder. Y la izquierda uruguaya, una parte importante de ella, gobierna, pero no tiene el poder. Así que el desgaste es compañero permanente del camino.

COMCOSUR ESPECIAL / MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017

2) Estudio de Catalejo y Ciencias Sociales señala que, a pesar de que los varones perciben el acoso callejero como un problema, no se identifican como acosadores
(La Diaria)

El colectivo Catalejo y el Espacio de Formación Integral (EFI), de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, presentaron ayer los resultados preliminares de un estudio sobre el acoso callejero en Uruguay. Fernanda Berrueta, integrante de Catalejo, dijo a la diaria que, en los cuatro focus group en los que se trabajó (mujeres jóvenes, hasta 26 años; mujeres adultas, de 27 años en adelante; hombres jóvenes, hasta 25 años; y hombres adultos, de 26 años en adelante), apareció el acoso callejero como un problema “que tiene distintas manifestaciones”, aunque se vieron matices entre los grupos. “En el caso de las mujeres más jóvenes la problemática está más trabajada y pensada, mientras que en el grupo de los varones adultos se cuestionó la línea entre el acoso y el piropo”. Berrueta aclaró que uno de los puntos en los que Catalejo hace énfasis es la desnaturalización del concepto de piropo: “Creemos que es algo que legitima el acoso como expresión de la violencia machista; para nosotros es claro que el piropo es acoso”.

Otro aspecto que surgió del estudio es la existencia de un código intragénero: “La presencia de un varón con una mujer en la vía pública disminuye la posibilidad de que esa mujer sea acosada”. El código intragénero refleja la cosificación del cuerpo femenino, porque “se muestra respeto hacia el otro varón y no hacia la mujer, lo que reafirma la idea de que el espacio público es del varón y el privado, de la mujer”. Berrueta destacó la importancia del espacio público como el lugar en el que “habitamos y donde se expresa la ciudadanía”.

Una estrategia contra el acoso que surgió en el grupo de hombres jóvenes fue “cortar el chiste y no seguir la joda a los amigos”; no obstante, “no es un discurso que esté muy incorporado”. En tanto, las mujeres manifestaron sentimientos de impotencia, malestar y miedo ante el acoso, dijeron tener falta de información para enfrentar las situaciones, destacaron “la apatía y pasividad de los testigos” y “la falta de herramientas institucionales”. A pesar de que los hombres ven el acoso como un problema, no se reconocen a sí mismos ni a los varones de su entorno como acosadores: “Es una cuestión lejana; el acosador siempre es otro”.

El colectivo Catalejo está trabajando en el proyecto Libre de Acoso, una iniciativa que tiene tres ejes: información y conceptualización del acoso callejero; estrategias de acción contra el acoso; e investigación. “La idea es que, además de generar acciones e intervenciones en el espacio público, se pueden formar alianzas con la academia”, sostienen. Para los primeros dos ejes se está haciendo una campaña gráfica y audiovisual enfocada en “la desnaturalización del piropo con estrategias posibles de intervención”.

En pocas palabras
Belén Riguetti

–El Observatorio contra el Acoso Callejero (OCAC) promovió en Chile una ley contra el acoso callejero. En la actualidad, ¿en qué instancia parlamentaria está?
–Pasó el primer trámite, fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados y Diputadas, pero en el Senado se estancó. Actualmente lleva más de dos años en la Comisión de Derechos Humanos; fue bien complicado hacerla avanzar.

–¿Cuáles son las mayores dificultades al momento de legislar sobre el acoso callejero?
–La falta de antecedentes y de problematización. Se trata de un problema social que empezó a visibilizarse hace poco en América Latina; sólo hace cuatro años que se empezó a abrir un poco más el debate y la discusión partiendo del acoso callejero. En los últimos años se abrió el tema, por ejemplo, al acoso en las instituciones educativas. Tampoco hay estadísticas ni investigación, falta conceptualización. Tenemos una tradición y una cultura súper machista instalada en la política, por lo que cuesta mucho posicionar los temas de igualdad de género sin un debate constante. Cuando abordamos estas cuestiones estamos frente a una cultura machista muy hegemónica, por lo que la pelea y la reflexión hay que hacerlas con cuidado, para tener una buena legislación. Muchas de las leyes que se sacan en pos de las mujeres no son las mejores.

–¿Le parece que las nuevas generaciones son menos machistas?
–El machismo es transversal a todas las generaciones. No hay que pensar que las nuevas generaciones, por ser nuevas, no son machistas: lo son. Sin embargo, hay grupos que están más sensibilizados a problematizar las desigualdades, y a verlas. En general, tienden a ser grupos universitarios muy elitizados. Sí se está dando una reflexión en la que están participando más jóvenes, pero eso no significa que todo el resto sea no machista, incluso las personas que están involucradas en estos temas. Hay que entender que el machismo es una pandemia mundial.

COMCOSUR ESPECIAL / MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017

3) Los conflictos de interés y los anuncios fracasados en la búsqueda de petróleo en Uruguay
Sthepanie Galliazzi (SdR)

Pionero en llevar al país hacia la incansable búsqueda de petróleo, Héctor de Santa Ana trabaja hace 38 años en Ancap y hace diez que ejerce como gerente de Exploración y Explotación de la empresa pública. El jerarca es reconocido por su amplio conocimiento en el área de la geología, así como por las fuertes críticas que despierta su labor en el ente.

Según un geólogo y exfuncionario de Ancap, que prefirió el anonimato, cuando De Santa Ana asumió la gerencia del área de petróleo se produjo un cambio radical en el sistema de trabajo. Como ejemplo, mencionó que antes de su llegada el ente contaba con maquinaria propia para realizar las perforaciones y solo se llamaba a licitación para hacer estudios sísmicos. Con De Santa Ana al mando, toda esa maquinaria se vendió y Ancap comenzó a abrir licitaciones para llevar adelante esas tareas y a realizar parcelas para venderlas hacia el exterior.

“En el primer gobierno de Tabaré Vázquez estaban contentísimos con él porque se decía que Uruguay era un país potencialmente petrolero. Esto es porque De Santa Ana tiene una capacidad de convencer muy grande que hace que todo pareciera más de lo que es”, argumentó la fuente.

Los cuestionamientos a su labor también alcanzan un conflicto de interés público y privado. De Santa Ana “está asociado a la empresa perforadora de Mario Torterolo (ver “Viejos conocidos”), que es la que le ha dado problemas a Ancap, y es el tío de Gerardo Veroslavsky, quien figura como asesor técnico de Schuepbach Energy (empresa encargada de la exploración de hidrocarburos). Entonces, ahí hay un negocio donde se mezcla la función pública con la privada para obtener dinero”, explicó a SdR Víctor Bacchetta, periodista especializado en medioambiente e integrante de la organización Uruguay Libre.

Una situación que ejemplifica esta extraña relación se dio en el año 2013 cuando Ancap contrató a Ermal SA, una empresa de Torterolo, por 450.000 dólares para realizar perforaciones en Salto. Además, como dicha empresa no contaba con el equipo adecuado para llevar adelante dicha tarea, la empresa estatal terminó financiando una máquina perforadora por 650.000 dólares.

Este vínculo también fue confirmado por Bacchetta. El periodista recordó la solidaria actitud de Torterolo al asumir la total responsabilidad en la denuncia penal por plagio del trabajo científico de la geóloga Leda Sánchez donde él, De Santa Ana y Veroslavsky, eran acusados. Casualmente, Torterolo era el único de los inculpados que no ocupaba un cargo público. Esta valiosa actitud fue recompensada posteriormente por De Santa Ana con el otorgamiento de varias licitaciones abiertas por Ancap, a pesar de que recayera sobre Torterolo una causal penal con procesamiento.

La lista de irregularidades cometidas por el jerarca se amplía con la creación de la empresa Explotaciones Mineras SRL, en 1987, mientras ocupaba un cargo público en la División de Planificación y Desarrollo de Ancap, pese a que está prohibido por el artículo N°20 de la Ley 15.242 del Código de Minería, que establece que “los funcionarios públicos pertenecientes a organismos o servicios que tengan participación en la actividad minera no podrán ser titulares de derechos ni ejercer actividad referida a dicha materia”.

Al repertorio se le agrega un fuerte rumor de miedo a las represalias por contradecir las políticas del gerente. “Entre De Santa Ana y Veroslavsky tienen el feudo de la geología. Es un manejo mafioso, la gente tiene terror a pronunciarse públicamente en contra porque sencillamente les serruchan las patas”, afirmó Bacchetta.

Este rumor se materializó, por ejemplo, cuando una investigación en su contra, pedida por quien era presidente de Ancap, José Coya, a raíz de denuncias difundidas por el periodista Carlos Peláez en la radio El Espectador, fue archivada por falta de un técnico especializado que pudiera opinar en la materia. Es decir, nadie del ámbito de la geología quiso meterse en el asunto.

Recapitulando

Los anuncios de hallazgo de petróleo en suelo nacional tienen larga data, así como los resultados negativos que los acompañan. Se puede llegar hasta el año 2005 para encontrar la noticia de presencia de hidratos de gas en la plataforma continental uruguaya, novedad que luego de su fracaso se repitió en 2008 con las mismas consecuencias.

Avanzando en el tiempo, en 2010 se gestó la primera ilusión de encontrar esquistos bituminosos (rocas que en sus poros pueden llegar a producir gas o petróleo) en Cerro Largo, pero las “buenas noticias” no prosperaron. Un año después, la promesa de oro negro, que estaba puesta en el pozo Achar en Tacuarembó, no tuvo grandes resultados.

Más adelante, en 2013, cuando ya estaba la empresa Schuepbach Energy invirtiendo en Uruguay, se anunciaron yacimientos de petróleo en la localidad de Pepe Núñez, Salto. Dos años más tarde, las exploraciones finalizaron ante la falta de avances.

El presidente Tabaré Vázquez reunió en 2016 a los exmandatarios Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y José Mujica con el fin de acercar posturas en cuanto a políticas de Estado para la explotación del hidrocarburo. Durante ese año la petrolera francesa Total se encargó de la búsqueda, y las expectativas de encontrar rastros del oro negro incrementaron pero sin dar los resultados esperados.

Entre manifestaciones, reclamos por falta de control desde la Dirección Nacional de Minería y Geología y reparos por la contaminación ambiental que la extracción generaría, se llegó a perforar en junio de este año el primero de cuatro pozos en la Cuenca Norte del país, producto de los contratos entre Ancap y Schuepbach Energy Uruguay.

Con estos frustrados anuncios a cuestas, Presidencia informó el 20 de octubre que se había descubierto la presencia de hidrocarburos, pero la novedad fue rápidamente difuminada por geólogos calificados que restaron importancia al hallazgo. “Se trata de una estrategia de propaganda y desinformación, y no tiene que ver con la realidad de lo que pasa. A la exploración petrolífera en Uruguay esto le hace mucho mal, porque se pierde totalmente la credibilidad”, dijo a SdR el presidente de la Sociedad Uruguaya de Geología, Claudio Gaucher.

COMCOSUR ESPECIAL / MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017

4) Marcha contra la OMC en el inicio de la reunión en Buenos Aires
(Prensa CTA A)

Este domingo 10 desde las 16 hs, organizaciones sindicales, sociales y políticas manifestaron su repudio a la llegada de la OMC en el inicio de la reunión ministerial en la ciudad de Buenos Aires. La CTA Autónoma, junto a la organización miembro de la CLATE, la ATE de Argentina, y otras organizaciones sociales se congregaron en el Obelisco de la ciudad y marcharon hacia el lugar donde se realizaba la reunión de apertura de la OMC, bajo un impresionante operativo de seguridad. Julio Fuentes, presidente de la CLATE, estuvo presente en la marcha junto a una delegación de uruguayos y brasileros, encabezadas por Martín Pereira de la COFE y Sergio Arnoud de la CSPB. Mientras tanto, en la Plaza del Congreso de la Nación, se realizó un festival “Fuera OMC” que reunió a artistas populares, entre ellos Daniel Devita, quien cantó el tema oficial de la campaña CLATE No OMC.

La multitud marchó bajo 35 grados de calor por una de las avenidas principales de la ciudad de Buenos Aires, la 9 de Julio. Un dato destacado y que concuerda con el clima de militarización que se vive en la Ciudad de Buenos Aires es que la marcha fue escoltada por un desproporcionado operativo de seguridad, con policías y Gendarmería con armas largas, perros y equipo antimotines en clara actitud amenazante y provocadora. Horas previas a la apertura se dieron a conocer denuncias de periodistas y militantes internacionalistas, a quienes se les impidió el ingresó al país, llegando incluso a su deportación.

El secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma, y Vicepresidente de la CSA, Fito Aguirre abrió el acto presentando la actividad y a las organizaciones presentes. Tomaron la palabra entre otros, el Secretario General Adjunto de CTA-A Nacional, Ricardo Peidro, y expresó: “estamos en la calle como se está haciendo en toda la región para resistir a las supuestas “reformas” laborales, de salud, educación y previsional, que no son más que adaptar la legislación a los intereses de los poderosos a nivel global. La OMC está reunida para intentar decidir cuál va a ser el futuro de nuestros pueblos. Nosotros venimos a plantear que el futuro lo decide nuestro pueblo, lo decide los trabajadores”. Peidró convocó a la unidad e hizo un llamamiento a redoblar los esfuerzos: “tenemos que construir la fuerza ofensiva que los derrote e imponer las leyes que defiendan a toda la clase”.

En representación de la CLATE, hablaron Julio Fuentes y Martín Pereira, presidente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE). Fuentes rescató a través del ejemplo de la Batalla de la Vuelta de Obligado, la resistencia histórica a la prepotencia imperialista: “aquel hecho tiene mucho que ver con lo que está sucediendo hoy. Entonces querían imponernos el destino maldito de ser sólo proveedores de materias primas y ellos manufacturar los productos. De eso se trata hoy otra vez esta cumbre de la OMC. Quieren sacrificar todo, cueste lo que cueste, en nuestro territorio, con la megaminería, con la soja transgénica, el glifosato y mano de obra barata. Hace 150 años vinieron con buques de guerra para que elimináramos nuestras aduanas y hoy vienen estos funcionarios. La gran diferencia es que entonces teníamos a Juan Manuel de Rosas gobernando y hoy tenemos a éstos que entregan todo”. Pereira por su parte, saludó a la marcha y habló de la importancia de la lucha y de la unidad que se requiere para enfrentar a este gran enemigo común.

“Es bueno ver marchar banderas de todos los colores en unidad”. Y agregó que “no vengan los yanquis a decirnos qué tenemos que hacer”. En la delegación de CLATE estuvieron presentes los secretarios de Organización Alterna, Terezinha Castro; de Administrativa y Finanzas, Matilde Abin; de Investigación, Estadísticas y Estadios, Horacio Fernández; y de Formación Alterna, María Teresa Romero. Y un importante número de compañeros y compañeras de la COFE uruguaya.

Entre otro de los oradores, Myriam Liempe, Secretaria de Relación con los Pueblos Originarios de CTA-A, aseguró: “Venimos a decir que este territorio que hoy se llama Argentina tiene mucho de sacrificio y mucho de poner el cuerpo y la sangre de los pueblos originarios y más recientemente de los 30 mil desaparecidos. Parece que al capitalismo le encanta chorrear sangre, ya que últimamente una vez más hemos tenido muertos en nuestros territorios. Tenemos que responder a este paradigma de hambre y muerte con organización y continuar la lucha con un nuevo paradigma de respeto a la vida”.

Por último, Aguirre expresó el repudio al nuevo ataque al pueblo palestino por parte de EEUU e Israel en el marco de la provocación llevada adelante por el presidente Trump de trasladar la embajada norteamericana a la ciudad de Jerusalem en abierto desafío a acuerdos internacionales. “Queremos una Palestina Libre y vamos a seguir luchando”, afirmó Aguirre. Además contó que se hizo llegar a la reunión de la OMC una declaración que resume los planteamientos de la movilización.

La ministerial

Para la XI Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), llegaron a Buenos Aires altos funcionarios de las 164 naciones miembros de la organización. El intento de la cumbre es cerrar acuerdos para llevar a un mayor nivel de liberalización las políticas arancelarias y aduaneras. Se buscarán compromisos para anular la capacidad de los Estados de regular la economía e imponer así un orden de prelación en donde los intereses de las corporaciones estén por encima de cualquier nación.

En relación a la Argentina, el gobierno a mostrado interés en lograr un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Esto ha generado tensiones y abierta oposición de algunos países ya que afirman que ésto contradice los acuerdos regionales. El contexto internacional complejiza la discusión dado el evidente intento de Donald Trump de romper todas las instancias multilaterales de acuerdos. Además, la economía mundial en baja ha determinado que el comercio global ha perdido su dinámica de crecimiento.

Un tema destacado en la agenda de la reunión es el comercio electrónico en donde empresas transnacionales como Amazon, Google, Microsoft y las locales OLX, Mercadolibre, entre otras, pretenden asegurarse bajas cargas arancelarias y libertad de acceso a la información de los usuarios que navegan por Internet.

COMCOSUR ESPECIAL / MARTES 12 DE DICIEMBRE DE 2017

COMCOSUR ESPECIAL ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org / contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
—-

powered by phpList

ENTRE LAS LUCHAS FEMINISTAS Y LAS RESPUESTAS CONSERVADORAS

MUJER544

1) Argentina: Las mujeres: insertas, pero en la precariedad laboral

2) Chile: Cuatro universidades chilenas reconocen nombre social de estudiantes trans

3) España: El otro lado de la cadena de cuidados

4) Violencia simbólica: cinco ejemplos

5) Entre las luchas feministas y las respuestas conservadoras

COMCOSUR MUJER / Fundado por Yessie Macchi / AÑO 13 / No. 544 / Lunes 11 de diciembre de 2017 / Producción: Beatriz Alonso

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres” ― Rosa Luxemburgo

1) Argentina: Las mujeres: insertas, pero en la precariedad laboral
Latfem

"Toda la precarización de la vida se sostiene gracias a un mayor trabajo de cuidados no remunerado que realizan las mujeres" aseguran Corina Rodríguez Enríquez , Patricia Laterra y Flora Partenio. En esta nota analizan la reforma laboral que el gobierno argentino pretenden llevar adelante y aportan los datos duros de la desigualdad: empleos peor pagados, menor nivel de protección social y menos horas que los varones en trabajos remunerados.

La flexibilización laboral es un tema sensible, de gran impacto en nuestras sociedades y contraproducente si deseamos achicar las brechas de género. La anunciada reforma laboral esconde y contiene un peligroso sesgo de género que amplifica las asimetrías que venimos arrastrando de un sistema ya desigual.

¿Por qué la experiencia de veinte años de tratados de “libre” comercio en Latinoamérica es nefasta? A grandes rasgos: en la balanza pesan más los privilegios corporativos que los derechos de los pueblos y territorios. Visto con mayor atención: el fortalecimiento de la economía del mercado compite con el desarrollo de una economía del cuidado. Entonces, es necesario que el reconocimiento de los impactos negativos no solo se fije en la dimensión mercantil sino en los efectos sobre los trabajos no remunerados: toda la precarización de la vida se sostiene gracias a un mayor trabajo de cuidados no remunerado que realizan las mujeres.

Una reforma laboral como la que se propone en la Argentina, que desregula el empleo para incrementar las variables de ganancia de las empresas, debilita los mecanismos de protección de los derechos laborales y aqueja más a quienes están en condición de vulnerabilidad. Lo que la evidencia nos muestra es que la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo es más precaria, ya que ocupan puestos más informales, menos protegidos y peor remunerados, por lo cual la reforma laboral les afecta más a pesar de todo el avance que ha habido en materia de participación laboral desde la década del ´90 a esta parte.

Si bien las mujeres aumentaron su participación en el mercado laboral –hoy en un 48,1%–, la misma tasa de actividad para los varones es de un 72,4% para el primer trimestre de 2017 a nivel nacional según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC). Al mismo tiempo, las mujeres aumentaron sistemáticamente su nivel educativo, tienen capacidad para ocupar mejores empleos y suelen estar sobrecalificadas para los puestos que ocupan. Este progreso notable, sin embargo, no redundó en achicar las brechas de género.

Los fenómenos de segregación vertical mantienen a las mujeres concentradas en puestos de menor jerarquía, donde les cuesta llegar a cargos de mayor poder de decisión (también conocido como piso pegajoso y techo de cristal), y de segregación horizontal, donde se amontonan en tareas que se estereotipan como feminizadas y, por ende, son menos jerarquizadas y valoradas.

La brecha salarial en promedio según el Sistema Previsional Argentina (SIPA) para el cuarto cuatrimestre de 2016 es del 23,5%, aunque las mediciones internacionales la ubican en un 27% en el mercado formal. Para el mercado informal, donde se encuentra más de un tercio del total de las trabajadoras, la brecha trepa a un 35%.

Las tasas de desempleo son mayores para las mujeres y alcanza un 10,2% para el segundo trimestre de 2017 (EPH-INDEC). En las grandes ciudades como La Plata, Mar del Plata y Rosario se encuentran picos de 14,1%, 13,9%, 10,9%, respectivamente. El dato más alarmante son las jóvenes menores a 29 años, con una tasa del 20,1% (esto significa que 1 de cada 5 mujeres en la población económicamente activa quiere trabajar y no puede conseguir hacerlo) cuando el promedio nacional de la tasa de desempleo es del 9.2%.

Esta realidad acuciante para las más jóvenes en algunas provincias como Catamarca asciende al 28%, en Tucumán al 24%, en Gran Buenos Aires al 21% y en La Plata se encuentra el pico más alto, un 31,4% en una vasta diferencia con los varones de su misma edad que toca el 15,6%. El embarazo adolescente y las mayores cargas de cuidado que impiden que las más jóvenes puedan continuar con estudios son uno de los principales factores que limitan la posibilidad de ingreso, por eso políticas como la Ley de Educación Sexual Integral, el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, mayores causales y garantías de cumplimiento de la interrupción legal del embarazo, entre otras propuestas integrales de políticas de cuidados, son centrales para no perpetuar estas desigualdades.

A pesar de haber progresado en los niveles de actividad en el mercado laboral, las mujeres se encuentran en empleos peor pagados, con menor nivel de protección social y trabajando en promedio menos horas que los varones en trabajos remunerados. Este escenario responde a que la mayor participación en el mercado laboral no se ve compensada con la mayor participación de los varones en las tareas de cuidado. Esta dinámica entonces limita de manera sustantiva su participación y el acceso a mejores opciones. La última Encuesta sobre Trabajo no Remunerado y Uso del Tiempo para el total nacional urbano en el año 2013 según EPH-INDEC muestra que las mujeres se involucran en un 88,9% en las tareas no remuneradas mientras que los varones se involucran en un 57,9%. Ahora bien, estos porcentajes significan diferencias en el uso del tiempo: las mujeres destinan en promedio 6,4 horas a los trabajos domésticos y de cuidados no remunerados, mientras que los varones dedican casi la mitad, 3,4 horas.

La flexibilización laboral es un tema sensible, de gran impacto en nuestras sociedades y contraproducente si deseamos achicar las brechas de género. La anunciada reforma laboral esconde y contiene un peligroso sesgo de género que amplifica las asimetrías que venimos arrastrando de un sistema ya desigual.

COMCOSUR MUJER Nº 544 – 11.12.17
_________

2) Chile: Cuatro universidades chilenas reconocen nombre social de estudiantes trans
Agencia Presentes

Frente a la falta de Ley de Identidad de Género, cuatro universidades en Chile han trabajado en políticas para reconocer el nombre social en sus establecimientos, permitiéndole a estudiantes trans desarrollar libremente sus actividades académicas. Son la Universidad de Chile, la Universidad de Santiago, la Universidad Diego Portales y la Universidad Académica de Humanismo Cristiano.

En el caso de la Universidad de Chile se creó el “Decreto Mara Rita”, nombre de una activista trans que murió mientras era Estudiante de Literatura y Pedagogía en la Facultad de Filosofía. Esto, debido a que con ella se buscaba la manera de reconocer por nombre social y no por nombre legal a estudiantes, funcionarixs y académicxs.

De acuerdo a Guillermo Sagredo, estudiante de Administración Pública e integrante de la organización Diversinap: “Quién lo solicite contaría con una cobertura intrauniversitaria de manera rápida y administrativa como hoy lo demanda la población trans en Chile.”, dijo Guillermo Sagredo, estudiante de Administración Pública e integrante de la organización Diversinap.

Que las experiencias cuenten

Stefano Buscaglia, vocal de Género y Sexualidades de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, se influenció en el Decreto Mara Rita y en las recientes medidas a través del Protocolo de Acoso Sexual y Discriminación para presentarla ante las autoridades de la institución.

“Para hacer esto, tomamos la información de iniciativas ya realizadas y se hizo una reunión con las estudiantes trans a través de sus delegadas de género. De ello nos comentaron sus historias y experiencias vividas en la universidad, y a partir de ello lo adaptamos a la realidad exigiendo el cambio a nombre social en listados, exámenes académicos, plataformas web, entre otros”. Esta iniciativa no quedó hasta ahí, puesto que la misma Vocalía solicitó iniciar un trabajo de acceso y mantención ante los programas de la institución.

Respetar los nombres al pasar lista

La Universidad Diego Portales ya adoptó la medida en tanto coloca el nombre social en 24 tipo de campos o registros que son modificados, desde el correo institucional, el expediente, datos maestros y reportes de matricula.

La Universidad Academia de Humanismo Cristiano pondrá en curso un reglamento de reconocimiento que se enmarca en la circular Nº 0768 sobre “Derechos de niños, niñas y estudiantes trans en el ámbito de la educación” de la Superintendencia de Educación.

El impulsor del proyecto y decano de la Facultad de Artes, Marcelo Nilo, dijo que esta es una más de las iniciativas impulsadas por la universidad y que “sólo faltaba formalizar estas prácticas. Actualmente, los profesores, por ejemplo, ocupan el nombre social del alumno según sea el caso, al pasar la lista o en otras actividades. Son acciones de hecho que requerían una normativa”.

COMCOSUR MUJER Nº 544 – 11.12.17
_________

3) España: El otro lado de la cadena de cuidados
Pikaramagazine

Nueve de cada diez personas que desarrollan tareas como trabajadoras del hogar en España son mujeres. La mayoría de ellas vienen de otros lugares del mundo. En muchas ocasiones no tienen papeles y eso las deja aún más indefensas. Ellas son parte de una cadena de cuidados, invisible para la mayoría, que tiene eslabones aún más ocultos al otro lado del mundo: las mujeres que se quedan. Mientras unas cuidan a las personas dependientes, los niños, las niñas y los hogares en Europa, otras cuidan a los hijos e hijas que se quedan allí. A veces es una hermana, la madre, una prima o una buena amiga.

Son vidas ‘En tránsito’ que la asociación Bidez Bide ha contado en un documental que recoge la complejidad de un fenómeno que hunde sus raíces en la desigualdad de género y de clase.

En España más de 630.000 personas están ocupadas en empleo del hogar. Un 30% de ellas trabaja en negro, según las estimaciones de la OIT. La ley exige que estén dadas de alta, pero no reconoce su derecho al paro. Desde la Asociación de Trabajadoras del Hogar-Etxeko Langileen Elkartea (ATH-ELE), una asociación que opera en el País Vasco, subrayan que la salud laboral es otro de los temas principales porque se dan casos de “agotamiento físico y mental” entre estas trabajadoras que a menudo sufren estrés y ansiedad. A todo esto se une la distancia a la que muchas de ellas viven de su gente.

Ángeles de la guarda y compañeras de viaje
Soraya Ronquillo es trabajadora social y responsable de los proyectos de sensibilización de la asociación vasca Bidez Bide, que apoya a las mujeres migrantes en la homologación de estudios, ofrece un banco de datos y les asesora en temas legales y laborales. Se esfuerzan, con pocos medios, para que las mujeres migradas tomen conciencia de su papel en la sociedad y también para que la sociedad deje esa mirada cargada de prejuicios racistas, xenófobos, machistas, etnocentristas y coloniales. Tienen mucho contacto con mujeres que trabajan en el servicio doméstico. “Conocemos sus historias y llegó un momento en el que pensamos que teníamos que poner en imágenes estas realidades que traspasan fronteras”.

En ese punto surgió el reportaje fotográfico ‘Ángeles de la guarda’, realizado por la fotógrafa peruana Rosa Villafuerte: una forma de describir el trabajo de aquellas mujeres que se quedan en los países de origen de las trabajadoras del hogar; las que cuidan de los hijos e hijas de las que se van. ‘Compañeras de viaje’ llegó después. Este documental, parido por Bidez Bide y dirigido por Oskar Tejedor, muestra a las mujeres que vienen a trabajar al País Vasco en una dimensión profunda y empática. Soraya explica que las fotografías se quedaron cortas para su trabajo de sensibilización en los talleres y aulas de trabajo: “Entendíamos que una herramienta audiovisual sería mucho más efectiva a la hora de transmitir las vivencias de estas mujeres”.

El camino a casa
En un momento dado, desde Bidez Bide quisieron contar el viaje de vuelta: el reencuentro entre madres y sus hijos e hijas tras años sin verse. Así comenzó el maratón para conseguir fondos y acompañarlas en ese viaje de vuelta. Decidieron que el rodaje sería en Nicaragua. El documental ‘En Tránsito’ recoge en imágenes reagrupaciones familiares después de años de ausencias, de mucho echar de menos, de muchos “¿dónde está mamá?”. Nos asoma a realidades tan incómodas como invisibles: después de 10 años sin verse sus hijos son desconocidos y tienen que reconstruir el vínculo.

Katya Reimberg, responsable de proyectos de asesoría a mujeres de Bidez Bide, explica que plantearon el documental como un proyecto coral. “Nuestro trabajo consiste en crear conocimientos desde lo colectivo”, dice. Por eso, este proyecto se llevó a cabo de forma interdisciplinar para que cada persona pudiera aportar su conocimiento. ‘En tránsito’ nació como una herramienta pedagógica para la formación en talleres y ya ha sido proyectado y premiado en distintos festivales. “Queríamos abarcar a un público amplio: alumnado de institutos, de FP, asociaciones y universidades”, explica Soraya.

Después de una odisea para conseguir la financiación y tras desarrollar toda la narrativa del documental, se hizo realidad con el trabajo en dirección de Oskar Tejedor. Soraya lideró el proyecto y viajó a Nicaragua para ver a las mujeres y a sus familias. De esta forma preparó tanto el recibimiento como la identificación de todo aquello que se iba a grabar. Ha sido un camino muy largo. “Hemos tardado cuatro años en terminarlo”, explica.

Allí, entre los lagos y volcanes del país centroamericano, grabaron a niños, niñas y adolescentes y a sus madres cuando iban de visita tras años de ausencia y de conversaciones por Skype. El peso de las imágenes se puso en las emociones que se generaban en esos encuentros: el reproche, la culpa, la distancia, el amor…

Katya denuncia que la sociedad no se ponga en la piel de estas mujeres ni de sus familias. “La gente cuestiona por qué vienen dejando a sus hijos pero no se para a pensar en sus razones”, apunta.

“¿Por qué vienen?”
A la pregunta que subyace en muchas conversaciones con estas mujeres hay respuestas muy diversas. “¿Por qué has venido?”. “He sentido mucho dolor, pero aún así me vine”, es la respuesta de una de las protagonistas del documental.

Las razones para marcharse de sus países de origen son muchas. “Se van porque no existen leyes ni políticas que protejan a las familias en sus países y las mujeres son las únicas proveedoras de cuidado, de economía, y muchas veces también de afecto en las familias”, expone Soraya.

Katya apunta que detrás del discurso hegemónico de lo económico hay otras razones que les empujan a dejar atrás sus países: “Huyen de relaciones de violencia de género, buscan un mejor futuro para sus hijos e hijas y una mejor vida también como mujeres… Esta realidad es perversa y atrapa las emociones y afectos de muchas mujeres”, reflexiona.

Desde Bidez Bide quieren terminar con la visión equivocada y culpabilizadora que existe sobre estas mujeres: esos lugares comunes que hablan sobre malas madres y madres “desnaturalizadas”. Soraya insiste en la idea de que las mujeres tienen derecho a venir y derecho a no hacerlo. “Para eso hacen falta gobiernos que hagan políticas pensando en nosotras a nivel global… Es necesario pensar cuál es el bienestar que queremos y cómo podemos cambiar las dinámicas que genera la economía capitalista”, dice.

COMCOSUR MUJER Nº 544 – 11.12.17
_____________

4) Cinco ejemplos de violencia simbólica
Afroféminas

La violencia simbólica es un concepto acuñado por Pierre Bourdieu en la década de 70 y se utiliza para describir una relación social donde el “dominador” ejerce un modo de violencia indirecta y no físicamente directa en contra de los “dominados”, los cuales no la evidencian y/o son inconscientes de dichas prácticas en su contra, por lo cual son “cómplices de la dominación a la que están sometidos” (Bourdieu, 1994).
Esta violencia está interiorizada y naturalizada hasta el punto de que creemos que las cosas “siempre fueron así” y por lo tanto, nuestros valores y lugares dentro de la sociedad serían no solo incuestionables, sino también inmutables.

En los medios de comunicación, es violencia simbólica todo lo que refuerza los estereotipos, pues están poniendo a cada uno “en su sitio”, todo el que es capaz de estigmatizar es responsable del pensamiento segregacionista, todos los segregados son “distintos a mi” y vistos como menos personas en el inconsciente. Cuanto menos persona se es, menos derechos y más susceptible se vuelve uno a los abusos en todas las esferas.

Pincelemos unos ejemplos de la violencia simbólica patriarcal como ejercicio de reflexión:

1) Enseñando a la mujer en situaciones de subalternancia y/o violencia

No basta que un porcentaje tan significativo de las pelis no pasen el test de sexismo, la última fue una campaña de divulgación en vallas publicitarias de la nueva película de X Men: Apocalipsis. El cartel de estas vallas, divulgado en junio de 2016 en Los Ángeles y Nueva York, circuló por las redes sociales y recibió diversas críticas feministas por promover la violencia contra la mujer. La campaña fue acusada de estar fuera de contexto al enseñar a Mística siendo estrangulada por su antagonista Apocalipsis. La frase de cartel reza: “Solo los fuertes sobrevivirán.”

La 20th Century Fox, responsable de la película se vio obligada a disculparse. Retiraron la escena de la película en que Mística era estrangulada y justificó el cartel diciendo: “En nuestro entusiasmo en enseñar la villanía del personaje Apocalipsis, no reconocimos inmediatamente la connotación perturbadora de esta imagen en la forma impresa”. Nótese que solo hubo preocupación por la imagen de Apocalipsis, nada se habló sobre la de Mística.

La 20th Century Fox, responsable de la película se vio obligada a disculparse. Retiraron la escena de la película en que Mística era estrangulada y justificó el cartel diciendo: “En nuestro entusiasmo en enseñar la villanía del personaje Apocalipsis, no reconocimos inmediatamente la connotación perturbadora de esta imagen en la forma impresa”. Nótese que solo hubo preocupación por la imagen de Apocalipsis, nada se habló sobre la de Mística.

2) Diciendo a las mujeres que sus cuerpos no son suficiente buenos y que necesitan ser moldeados/camuflados

Sujetadores push-up que nos sugieren que nuestros senos deberían ser a prueba de la gravedad. Cremas para arrugas y tintes de pelo que insinúan que la edad es algo a ser disimulado a todo coste. Tacones, porqué siempre podemos parecer más larguiruchas y elegantes. Maquillajes que borran pecas, nos cambian el tamaño de los ojos, afinan nuestros rasgos. La “operación biquini” que no significa otra cosa sino que una mujer que no parece perfecta no es digna de enseñar su cuerpo con orgullo.

La gran novedad en este campo son los dilatadores de labios por succión. Estas ventosas se llevan comercializando varios años, pero alcanzaron la popularidad este año gracias a un reto planteado en las redes sociales.

3) Restringiendo la movilidad de las mujeres

Otra manera de hacer de las mujeres prisioneras de sus propios cuerpos (y de la propia condición de mujer) es limitando sus movimientos. El burka es el ejemplo gráfico más sencillo, entretanto, la ropa femenina occidental está creada y sirve más bien para realzar nuestra figura, e identificar quienes somos dentro de nuestra sociedad, que para vestirnos.

Así, se habla nuevamente de los tacones, de la ropa ajustada, de las faldas desproporcionadas que se les ponen a la niñas diciendo “estate al caso, cierra las piernas, pórtate como niña”. Las bragas hechas de material pobre y desechable, que en conjunto con los pantalones ajustados contribuyen a una mala salud vaginal porque no están pensadas para nuestro bien estar, y si, para que seamos deseables para ellos.

Otra manera de restringir la movilidad de las mujeres es determinando qué sitios deberían ocupar y “sugiriéndolas” a cuales pertenecer, y como dice Irantzu Varela, “nosotras queremos la mitad de todo. Siempre que no seamos la mitad, se debería preguntar el por qué”.

La mujer también tiene su movilidad restringida cuando se cuestiona si va a viajar sola, cuando las jóvenes son advertidas de lo que hacer y no hacer para no “ganarse” mala fama, cuando en la denuncia de una violación, se pregunta a la víctima que ropa llevaba, y así en tantos otros ejemplos.

4) Por un lenguaje tradicionalmente machista y racista

Doy por hecho que vosotras que leéis Afroféminas conocéis la fuerte representación del patriarcado través del lenguaje castellano. ¿Pero, ya os fijáis en las palabrotas?

Hablando de palabrotas, os invito a pensar como la palabra “coño” tiene su significado degenerado cuando es utilizada como expresión de insatisfacción cotidiana, y cuanto exprime una violencia simbólica hacia las mujeres, naturalizando el “coño” como una cosa vulgar, banal y despreciativa. Las palabrotas y tacos que descalifican a las mujeres con connotaciones sexuales tienen una gran representación, vale la pena cuestionar por qué las seguimos repitiendo si comprendemos ya su origen ideológico.

Las bromas que utilizan los estereotipos como muleta para hacer reír, sin considerar que estos chistes están anclados en determinados valores y prejuicios solidificados en la sociedad, son tan desagradables como las expresiones racistas estilo “moro”, “sudaca”, “negrata”, “trabajar como un negro”, “trabajo de chinos”, “ir hecho un gitano”, “feliz como un enano”, etc. que aunque no sea la intención de quien las usa, exprime igualmente un discurso ideológico. Hacerse consciente de lo que se dice también es empoderamiento.

5) Por la manipulación de la historia e invisibilidad de las minorías

La hegemonía patriarcal blanca desde siempre necesita reafirmarse. Nuestra sociedad se sustenta tal y como la conocemos también por enseñar al hombre blanco como el gran pionero, así como a sus elementos biológicos, culturales e incluso morales, justificando de esa manera no solo su posición y privilegios, sino también el dominio social y político.

Ejemplos clásicos serian la representación de un Jesús rubio de ojos azules y también la representación cinematográfica de los egipcios como a una cultura blanca en medio del desierto africano. En el propio sentido ideológico de lo que es civilización y en lo que entendemos como salvajismo, donde queda implícito quienes son los “buenos” y quiénes son los “malos”.

Así, el patriarcado blanco determina lo que es deseable dentro de una cadena de valores y todas las demás personas ajenas a él, se vuelven un poco menos personas, ya que son recreadas a través de la mirada de éste para que asuman papeles y posiciones sociales que les son otorgados.

No ser consciente de que se vive en una sociedad que actúa con un sistema de privilegios permite que ellos sigan existiendo, ya que los privilegios siempre se obtienen a costa de los derechos de alguien.

COMCOSUR MUJER Nº 544 – 11.12.17
________________

5) Entre las luchas feministas y las respuestas conservadoras
Rebelion
Mariano Schuster
nuso.org/

Entrevista a Maxine Molyneux

La nueva oleada de movimientos feministas sacude al mundo entero. Los reclamos y las luchas de las mujeres generan, sin embargo, una respuesta retrógrada de sectores que critican lo que llaman “ideología de género”. En esta entrevista, la socióloga Maxine Molyneux explica en qué consisten las demandas del feminismo contemporáneo, repasa su relación con las corrientes políticas de izquierda, desmenuza las críticas realizadas por sectores religiosos y conservadores, y analiza el papel asumido por los varones en este momento histórico de luchas por la igualdad.
-¿Cuál es su perspectiva sobre esta nueva ola de feminismo que ha llevado a las mujeres a las calles a reclamar por sus derechos y a plantear cuestiones de género en la agenda pública tal como lo expresan movimientos como “Ni una menos” o “Million Women Rise”?.

El feminismo ha adquirido una nueva dinámica con una revitalización de los movimientos de protesta en todo el mundo. Una nueva generación de activistas sale a la calle para pedir el fin de la discriminación social y la violencia contra las mujeres. Además de las grandes manifestaciones contra la violencia de género en América Latina con la campaña Ni Una Menos, la Marcha de las Mujeres en enero de este año y la actual campaña mundial Million Women Rise (Millones de Mujeres se Ponen de Pie), hemos visto protestas callejeras similares en otros lugares, por ejemplo en la India e incluso en Afganistán, después de brutales asesinatos de mujeres. Hace muy poco estuvo la campaña viral Me Too (Yo también), notable por la fuerte reacción de los medios a las acusaciones de abuso sexual y violación contra figuras prominentes, incluidos algunos parlamentarios británicos, actores y el magnate del cine Harvey Weinstein. Sin embargo, no ha pasado inadvertido que Weinstein ha sido despojado de sus honores, mientras que Donald Trump, que se jactaba de agredir sexualmente a las mujeres, no solo ganó la presidencia de los Estados Unidos, sino que, por ahora, ha eludido la censura. Este momento es significativo por varias razones.

Marca una nueva fase en el feminismo, en el que las mujeres jóvenes se enfrentan a los límites de los diversos cambios sociales y legales de las últimas décadas que pensaron que les brindarían iguales oportunidades. Las niñas tienen a menudo un mejor rendimiento que los niños en la escuela y las mujeres se destacan en la universidad; esperan tener sus propios ingresos y ser tratadas con respeto. Pero ven que muchas de las viejas estructuras y actitudes discriminatorias todavía están vigentes, con amplias brechas salariales de género, peores perspectivas de promoción y, en sus casas, todavía realizan la mayor parte del trabajo de cuidado. En la vida cotidiana prevalece el doble estándar en las costumbres sexuales, la cultura popular todavía menosprecia la igualdad femenina, los hombres ocupan los puestos clave de poder y autoridad y sufren pocas sanciones por acoso sexual, incluso por abuso sexual y violencia. No es para sorprenderse que las mujeres estén enojadas. Para las jóvenes feministas, estas protestas son significativas como expresiones de una nueva solidaridad que colectiviza las experiencias negativas que frecuentemente soportan solas y en silencio: una vez que estas cuestiones se identifican como problemas sociales, requieren atención y acción.

-En el marco de estas manifestaciones, también se han conseguido nuevos derechos para el movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Queer e Intersexuales (LGBTQI) cuya presencia en las calles ha sido importante. ¿Existe una relación directa entre el feminismo y este movimiento?

Se trata, claramente, de dos movimientos separados, pero desde el comienzo del feminismo de la segunda ola, ha habido algunos puntos de conexión y solidaridad entre feministas y homosexuales, luego activismo LGBTQI. Comparten una oposición común a las normas, leyes y prácticas prescriptivas que derivan de una concepción inmutable de la sexualidad y los roles / relaciones de género a menudo vistos como ordenados por la biología y / o la religión. En cambio, las y los activistas LGBTQI y feministas tienden a ver estas relaciones como influidas poderosamente por las instituciones, las normas y las prácticas sociales, a través, por ejemplo, de las políticas estatales, las leyes, la cultura y la religión. Comparten una crítica de los aspectos discriminatorios y perjudiciales de estas normas, y apoyan las luchas por reformas legales que extienden los principios de los derechos humanos de igualdad y respeto por la diferencia. Esto ha implicado luchas compartidas por el cambio cultural, así como por el cambio legal para eliminar leyes discriminatorias y opresivas, y para proporcionar protecciones adecuadas a quienes las necesitan.

-Frente a la nueva ola de batallas feministas, ha aparecido un sector muy crítico que ha condenado lo que denomina como “ideología de género”.

Se trata de sectores de derecha, muchos de ellos vinculados a los elementos más reaccionarios de la Iglesia Católica y a otros credos, que afirma que el feminismo intenta borrar lo que ellos denominan “características naturales y biológicas” de los seres humanos. ¿Cómo puede el movimiento feminista enfrentar estas reacciones de la derecha que avanza cada vez más en algunos países? No hay una entidad coherente que se describa como “ideología de género”. El término es una amalgama de lo que los opositores a las ideas feministas no aprueban, que abarca los derechos LGBTI (especialmente el matrimonio entre personas del mismo sexo), la igualdad y la autonomía de las mujeres (especialmente sobre sus propios cuerpos / sexualidad). La oposición al término “género” fue inicialmente propagada por el Vaticano, y desplegada como parte de su rechazo a los grandes avances logrados por el feminismo de la segunda ola y el movimiento global de mujeres en el derecho internacional. La aprobación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer en 1979 y la Plataforma de Beijing después de la Conferencia de Mujeres de Beijing de 1995 fueron hitos en la legislación de la igualdad de la mujer y muchos países de América Latina incorporaron estos marcos en su legislación nacional.

Aquellos que hacen campaña contra la llamada “ideología de género” recurren al pensamiento fundamentalista, evocando a menudo la autoridad de las Escrituras para apoyar sus campañas, y buscando promover pánicos morales sobre los supuestos efectos de la igualdad y autonomía de las mujeres, alegando que trae nada menos que descomposición social y decadencia moral. Esta extraña visión del poder destructivo femenino está acompañada por los reclamos de los fundamentalistas de ser los guardianes de la estabilidad social, expresada a través de su apoyo a la familia patriarcal, firmemente basada en el lugar de las mujeres en el hogar como cuidadoras de hombres y niños. Pero esto no es solo una cuestión de puntos de vista opuestos.

El campo de batalla es bien concreto: es el dominio de los derechos humanos. Usted pregunta cuál es la forma de lidiar con esta reacción negativa: mi respuesta es defender los derechos humanos que ya están codificados en la legislación nacional, o hacer campaña para que se instalen y observen. Cuando los evangélicos en Brasil piden que se sancionen leyes para que los psicólogos “traten” a los homosexuales o los gobiernos nieguen la anticoncepción y el aborto a las mujeres, deben ser desafiados como violadores de los principios de los derechos humanos. No digo que la ley sea el único instrumento que se use para resistir estos ataques contra los derechos de las mujeres y de otras personas, pero puede ser muy poderoso. Recuerde que la Corte Suprema de Colombia anuló en 2006 sus severas penas por aborto con el argumento de que violaban los derechos humanos de las mujeres. Este fue el resultado de una exitosa campaña de los defensores de los derechos de las mujeres y sus aliados.

-Más allá de estos sectores que combaten las luchas feministas, también hay varones que se posicionan en favor. ¿Qué lugar tienen estos varones en el feminismo contemporáneo y que rol juegan las llamadas “nuevas masculinidades”?

Hay una imagen mixta que debe ser reconocida. Por un lado, vemos a hombres jóvenes en manifestaciones que apoyan activamente las demandas de las mujeres y que son bienvenidos por hacerlo. Hoy hay más hombres que entienden que existen formas de masculinidad, así como de feminidad, que son autolimitantes, incluso dañinas y disfuncionales, también las formas de hiper-masculinidad brutal asociadas con las pandillas de narcotraficantes, que son una reinscripción de algunas manifestaciones particularmente negativas de la masculinidad.

Durante unas cuatro décadas ha habido grupos de hombres aquí y allá que se han reunido y han debatido las características opresivas y los efectos de los privilegios patriarcales o masculinos: una recuerda el brillante tratamiento que hace Hegel de la relación Maestro-Esclavo, en la que el opresor también es de alguna manera dañado por el poder que ejerce sobre el oprimido. Este cuestionamiento de la masculinidad por parte de los hombres es completamente positivo porque el género es relacional, tratarlo solo como un problema de mujeres es como aplaudir con una mano. Sin embargo, aunque algunos hombres pueden estar más conscientes de esto y están cambiando de manera positiva, otros lo ven solo como un viaje personal en la autorrealización en lugar de un problema social que los obliga a intentar cambiar las estructuras y los comportamientos y las actitudes que oprimen tanto a hombres como a mujeres y perpetúan el privilegio masculino.

Como colectivo, los hombres han sido notoriamente pasivos en este aspecto: han dejado solas a las mujeres en sus luchas. Siempre me sorprende la falta de hombres en las reuniones que discuten los derechos de las mujeres, y como académica veo que pocos hombres leen el trabajo de académicos feministas o los citan, están interesados en la historia feminista o se comprometen seriamente con ideas feministas. Sus lectores pueden pensar que es duro y todos conocemos y apreciamos las muchas excepciones loables, los verdaderos aliados indispensables de las luchas de las mujeres, pero los hombres podrían hacer mucho más de lo que hacen cambiando comportamientos cotidianos como el acoso sexual y la discriminación, impulsando la igualdad de género en sus lugares de trabajo, compartiendo el trabajo doméstico y los cuidados y desafiando la “charla de vestuario”.

-Otros grupos, no necesariamente vinculados a sectores religiosos, manifiestan que el nuevo feminismo tiene características que denominan “fundamentalistas”.

Sus posturas se fundamentan en el supuesto de que el feminismo no llega para concretar mayores niveles de igualdad sino para ampliar las “diferencias culturales”. ¿De dónde provienen este tipo de ideas? ¿Cómo pueden los mismos sectores del feminismo para trabajar en la modificación de los patrones culturales que llevan a ellas? Ningún movimiento social, cualquiera sea su gravitación, es una entidad unificada y homogénea; en su mayoría están formados por diferentes tendencias que acuerdan un conjunto de demandas o principios comunes; más allá de eso, cada uno tendrá sus propias prioridades y formas de activismo. No sé exactamente a qué tendencia te refieres con “fundamentalista”, pero si te refieres a movimientos separatistas que celebran las virtudes de la feminidad y la diferencia sobre la igualdad, entonces sí, hay algunas corrientes feministas radicales que son críticas de otros feminismos por trabajar con hombres en algunos temas, y prefieren trabajar y vivir solo en espacios de mujeres.

Estas son elecciones que los individuos hacen por varias razones y una diversidad de puntos de vista y prioridades puede ser positiva, pero si se convierte en una fuente de fricción y división donde una tendencia busca imponer sus creencias y denigra a otra, eso no es útil para ningún movimiento de base amplia. Dentro de un movimiento debe haber respeto por las diferentes tendencias dentro de un conjunto de principios acordados, y una discusión guiada por la razón, no dogma y división. Usted está trabajando sobre los diversos feminismos que se desarrollan en América Latina, en particular los casos de Uruguay, Chile y Argentina, teniendo en cuenta las diversas luchas encaradas por las mujeres desde fines del siglo XIX y enroladas en movimientos de izquierda como el anarquismo, el socialismo y el comunismo. ¿Qué diferencias y que puntos convergentes encuentra en las trayectorias feministas de estos países en los que hoy también se vive un nuevo marco de luchas?.

Estamos viendo estos tres países primero porque fueron los casos pioneros de América Latina en lo que respecta a los derechos de las mujeres y el activismo, ya que todos ellos tenían movimientos feministas desde fines del siglo XIX. Sus historias, divergentes a partir de la década de 1930, tuvieron consecuencias para los derechos de las mujeres y el activismo que actuó como un legado. En Chile y Uruguay, el feminismo se alió más estrechamente con el socialismo, mientras que en la Argentina, el peronismo tomó un camino diferente, con una relación forjada entre un llamamiento populista a las “virtudes femeninas” y el feminismo socialista / liberal.

Nuestra investigación se centra en algunas campañas específicas que continuaron en el ciclo del feminismo de la segunda ola, aproximadamente desde finales de la década de 1960 y principios de la de 1970, para ver qué condiciones, factores institucionales y políticos, qué aliados y formas de activismo pueden explicar las diferencias en los resultados. Uruguay se destaca por haber logrado avances notables en algunos aspectos, en parte debido a la naturaleza del sistema de partidos, el carácter de la coalición gobernante y las alianzas que se forjaron entre un movimiento feminista muy activo y los legisladores. La ausencia de una fuerte influencia institucional religiosa también fue significativa.

Los casos argentino y chileno, con sus relaciones más cercanas con la iglesia católica, han visto un progreso lento en los derechos reproductivos, pero han extendido algunos derechos LGBT. Argentina logró movilizar a las mujeres en torno a ciertos derechos sociales y políticos, y el ’feminismo institucional’ de Chile logró avanzar bajo la administración de la Concertación, particularmente bajo el gobierno de Bachelet, en temas clave tales como permitir una amplia difusión de la píldora del día después y hacer más laxa la ley sobre el aborto.

-En muchos países de América Latina, todavía no se ha conseguido la despenalización del aborto a pesar de que diversas fuerzas progresistas gobernaron en la región durante los últimos años. ¿A qué se puede atribuir esa situación?

Un aborto es un tema sensible, y lo es aún más en contextos donde ha sido politizado por movimientos y gobiernos de derecha y donde los valores religiosos conservadores y las instituciones son influyentes. Hoy en día, algunas de las leyes más duras persisten en América Latina, por ejemplo en El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua, a pesar de la evidencia de que tales leyes hacen poco para disminuir la incidencia del aborto; de hecho, al hacerlo ilegal e inseguro aumentan en gran medida la mortalidad y la morbilidad maternas y pueden dar lugar a grandes injusticias, como en los casos de violación infantil, que conduce al embarazo no deseado de la víctima, sin que se ofrezca ningún remedio; y el encarcelamiento de mujeres jóvenes simplemente por sospechas de haberse practicado un aborto cuando pueden haber sufrido un aborto espontáneo, como en El Salvador.

Sin embargo, hay algunas razones para abrigar esperanzas: la despenalización ha avanzado en la agenda internacional, en parte debido a un cambio de actitud, y en América Latina ha habido una publicidad bastante generalizada por algunos casos graves de abuso de estas leyes. La disponibilidad de la píldora de emergencia segura y autoadministrada es un avance, pero también debemos enfocarnos en la prevención de embarazos no deseados, por lo que poner anticonceptivos a disposición de los jóvenes por pedido, como recomienda UNICEF, es un paso importante que están dando algunos países.

Ahora hay una mayor aceptación de la necesidad de una educación sexual de buena calidad, eso significa no solo ayudar a los jóvenes a desarrollar una comprensión de la sexualidad sino también de las relaciones basadas en el respeto mutuo. América Latina ha progresado en educación sexual, pero la implementación sigue siendo un problema donde los lobbies conservadores promueven la idea de que la educación sexual fomenta el sexo irresponsable cuando, de hecho, los buenos programas educativos indican lo contrario.

* Maxine Molyneux es catedrática de sociología en el University College London (UCL). Fue directora del Instituto de las Américas de la Escuela de Estudios Avanzados de la Universidad de Londres desde 2008. En 2012 fundó el Instituto de las Américas en UCL.

COMCOSUR MUJER Nº 544 – 11.12.17
________________

“El perdón no se puede lanzar al aire, a ver si cae en la cabeza de quien corresponde” – Luis Pérez Aguirre
_____________
COMCOSUR MUJER ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org/ contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora se puede seguir a Comcosur también en Facebook

powered by phpList

NADIE TOCA AL OLIGOPOLIO DE LOS MEDIOS

ALDIA2155

1) Revelan espionaje en plebiscito de 1989

2) Ex jefe de inteligencia de la Policía confirmó que en 2005 José Díaz ordenó cesar el espionaje

3) UPM comprará y manejará sus propios ferrocarriles

4) El 18 de diciembre se lanzará la campaña de recolección de firmas contra la ley de riego

5) Informe sobre concentración en Uruguay detalla otras actividades empresariales de grandes grupos mediáticos


COMCOSUR AL DÍA / AÑO 18 / Nº 2155 / NOTICIAS Y PENSAMIENTOS / Viernes 8 de diciembre de 2017 / Producción: Andrés Capelán

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca.
Eso lo hacen quienes tienen el monopolio de la palabra. Y el combatir ese monopolio es una tarea central.” — Emir Sader
_______

1) Revelan espionaje en plebiscito de 1989
Oficial de Inteligencia policial dijo haber recibido órdenes.
(El País)

Un oficial de inteligencia policial que actuó en el primer gobierno del expresidente Julio María Sanguinetti (1985-1990) confirmó que recibió órdenes superiores de practicar actos de inteligencia sobre los partidos políticos y organizaciones sociales que tomaron parte de la campaña para el plebiscito del 16 de abril de 1989, cuando se sometió a consulta popular por primera vez la ley de Caducidad.

Así lo reveló el diputado frenteamplista Gerardo Núñez, presidente de la comisión investigadora del Parlamento sobre el espionaje militar y policial en los años de democracia. Entre 1986 y 1989 el ministro del Interior, del cual depende la Policía, fue Antonio Marchesano, quien fue uno de los primeros en comparecer ante esta comisión legislativa de investigación.

A mediados de mayo de este año, Marchesano compareció ante la comisión y negó que existieran posibilidades tecnológicas en la cartera para hacer espionaje o seguimiento a partidos o personas. Marchesano confirmó, de todos modos, que el departamento de Investigación e Inteligencia policial funcionaba en esos años. Pero advirtió que el equipamiento era "flojo", según dijo entonces al salir de la comisión a los periodistas. "El régimen cívico militar no se había empeñado en dar equipamientos especiales para la Policía, y por esa razón no había manera de hacer esas cosas", precisó.

Sin embargo, su director de Inteligencia reveló lo contrario en la comisión. "Se reconoció una orden específica del gobierno de turno de cara al plebiscito del voto verde", subrayó el diputado Núñez, que agregó que "este dato figura en documentos que tiene la comisión y que una vez que fue puesto sobre la mesa para confrontar, el jerarca lo admitió".

El espionaje se hizo "porque aparentemente era de interés para el gobierno, según los documentos que tiene la comisión", añadió Núñez. Esta situación hizo que los legisladores ya estén pensando en convocar a la comisión al entonces presidente Julio María Sanguinetti, adelantó el diputado oficialista.

Además, los invitados, que eran todos oficiales jerarcas de Inteligencia policial en retiro, dijeron que había "rumores" en el departamento de Inteligencia, que aseguraban que hubo épocas en que la embajada de Estados Unidos entregaba dinero a personas que trabajaban en la oficina para que dieran datos al gobierno de ese país.

Otros jerarcas de Inteligencia policial que actuaron en otros gobiernos dijeron desconocer que ocurrieran hechos de este tipo. La mayor cantidad de documentos oficiales que maneja la comisión es de entre 1985 y 2003.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 8 DE DICIEMBRE DE 2017
_______

2) Ex jefe de inteligencia de la Policía confirmó que en 2005 José Díaz ordenó cesar el espionaje
(La Diaria)

Uno de los ex jefes de la Dirección General de Información e Inteligencia del Ministerio del Interior confirmó ayer que cuando José Díaz asumió como ministro del Interior, en marzo de 2005, dio expresa orden de que se terminara con los seguimientos a los partidos políticos, los sindicatos y las personalidades. El diputado del Frente Amplio Gerardo Núñez dijo que “si la orden fue expresada de esta manera, es porque se tenía la convicción de que previo a estos años se habían hecho estas tareas”. “Estaba planteado el rumor en inteligencia policial de que estas prácticas se hacían previo a 2005 y que se recibían pagos para informantes por parte de la embajada de Estados Unidos”, aseguró.

Los ex jerarcas que aún están vivos son Sidney Ribeiro, Altamir Hoyo, José Enrique Chavat, Humberto Fraga Pintos y Máximo Costa Rocha. Ayer comparecieron todos ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados sobre los posibles actos de inteligencia de Estado, violatorios de la normativa legal y constitucional, llevados a cabo por personal policial o militar de 1985 a la fecha.

Costa Rocha, por su parte, confirmó que durante el primer período de gobierno de Julio María Sanguinetti (1985-1990) la Policía recolectó información sobre el plebiscito de 1989 en el que se puso a consideración de la ciudadanía una reforma jubilatoria, información que salió a la luz cuando se encontró el “archivo Berrutti”. “Este es un hecho grave; si el gobierno mandó investigar una instancia democrática por la Policía, habría que preguntarles a los responsables del gobierno de ese momento por qué era un aspecto de interés conocer cómo se estaba desarrollando el proceso de recolección de firmas de quienes estaban organizando la consulta popular”, dijo Núñez.

Cabe recordar que esta comisión investigadora comenzó a funcionar el 20 de febrero, y que recientemente solicitó extender su trabajo seis meses más, debido a las dificultades que enfrentan para analizar los casi tres millones de documentos que integran el archivo. La extensión fue votada favorablemente por la cámara, por lo que seguirán trabajando hasta el 30 de junio de 2018.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 8 DE DICIEMBRE DE 2017
_______

3) UPM comprará y manejará sus propios ferrocarriles
Ministerio de Transporte lanzó ayer los pliegos de la licitación internacional
Pablo S. Fernández (El País)

Las rutas nacionales eran el gran desafío para el Ministerio de Transporte en el actual gobierno. El mal estado hacía intransitable varios de los grandes ramales nacionales. La refacción de gran parte de los tramos fue planeada en la campaña electoral. Pero el tren para UPM no. Este desafío para el gobierno de Tabaré Vázquez apareció en 2016 cuando se confirmó el real interés de UPM de instalar una segunda planta de celulosa. Por eso la gestión del Ministerio de Transporte pasó a ser clave: si no se reconstruye el ferrocarril central que une Paso de los Toros con el Puerto de Montevideo, no hay inversión de los finlandeses.

Ayer el ministro de Transporte, Víctor Rossi, informó que ambos desafíos están bien encaminados. La inversión vial alcanzará récords históricos; por otro lado, los pliegos de la licitación para el tren que utilizará UPM fueron presentados en la tarde. El jerarca explicó a El País que hay una larga lista de empresas extranjeras que oficializaron su interés de participar. El plan del ministerio es adjudicar la reconstrucción del ramal antes del 1° de noviembre de 2018. A partir de allí la empresa adjudicataria tendrá 40 meses para realizar las obras.

Luego UPM, si termina de confirmar su inversión como se espera que ocurra, comprará sus locomotoras y vagones para transportar la producción de celulosa. Ese ferrocarril será operado por una empresa privada contratada por la multinacional finlandesa. No estará a cargo de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE). El ministro Rossi volvió a insistir que la obra se hará "con o sin UPM", una frase que ya se convirtió en casi un eslogan del oficialismo. Sin embargo ninguno de los integrantes del gobierno frenteamplista tiene dudas de que UPM confirme la construcción de la segunda planta de celulosa antes de febrero de 2020.

"Es un proceso que está en marcha, que va a ser un camino de permanentes dificultades, no es un camino sencillo. Pero que nada indica que no se vaya a concretar al contrario. Hay muchas cosas que indican que la opción que tomó la empresa está sostenida en factores claros", dijo el ministro de Transporte ayer en un desayuno de trabajo con medios de comunicación.

Para utilizar la nueva vía ferroviaria la empresa UPM pagará un canon al Estado por concepto de peaje. Pero a su vez antes de poder operar sus propios trenes deberá someterse a un estudio y autorización de la Dirección de Transporte Ferroviario. Algo parecido con lo que ocurre en la aviación comercial, cuando llega una nueva aerolínea y requiere su aprobación para poder utilizar el Aeropuerto Internacional de Carrasco. En el nuevo ramal también podrán operar otras empresas, incluso Rossi no descartó que algunas de las máquinas de AFE puedan utilizar el nuevo sistema.

Uno de los puntos clave en la inversión del ferrocarril está en la garantía que los empresarios demandan al Estado. Para esto, el ministro de Economía, Danilo Astori, se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con quien analizó una línea de crédito como forma de garantía para el inversor. A su vez la CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, transmitió a las empresas chinas interesadas en la licitación que financiarán parte del proyecto, si así lo requieren.

El nuevo trazado del ferrocarril abarca 273 kilómetros, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una decena de carriles secundarios para cruces de trenes, un tramo para acceso industrial y algo más de 40 puentes. Este proyecto será realizado bajo la modalidad de Participación Público-Privada (PPP). Una encuesta de opinión de la consultora Cifra determinó que 97% de los habitantes de la zona que comprende el proyecto ferroviario entendió que será positivo para el país.

El nuevo sistema ferroviario permitirá aumentar la velocidad en que transitan los trenes a un promedio de 80 kilómetros por hora. Actualmente la velocidad de los mismos en el país no supera los 30 kilómetros por hora. Incluso para facilitar el recorrido y reducir las curvas del entramado, está previsto expropiar una serie de terrenos: alrededor de 200 padrones.

Rossi dijo en la reunión con los periodistas que se viene trabajando "muy fuerte" en su ministerio para hacer posible este proyecto. Incluso explicó que se ha analizado todo el mapa del país para estudiar el impacto del nuevo sistema ferroviario en la producción local. Es que una vez puesto en marcha el ferrocarril central permitirá bajar los costos de transporte para producciones significantes, como los cereales, granos, madera en general y ganado. Además de evitar afectar las carreteras nacionales por el paso de los habituales camiones.

Durante la charla Rossi dijo que otro de los trabajos que planean para el próximo año está vinculado al Puerto de Montevideo. Allí conformarán un nuevo Plan Maestro para el principal puerto del Uruguay. Entonces se deberá definir una terminal especializada en celulosa por la gran demanda que implicará el desembarco de UPM en el puerto. Además deberán reorganizar la terminal pesquera y trabajan en conformar una terminal de pasajeros para los cruceros que llegan al país.

El objetivo es ofrecer un espacio para destinarlo a comercios destinados a los turistas que llegan al país. A su vez el Ministerio de Turismo, instalado en el Puerto de Montevideo, frente al Mercado, cambiará su sede, permitiendo que esa locación sea reutilizada. Por otro lado Rossi informó que en abril citarán a todos los actores involucrados en la aviación civil y comercial con el fin de buscar potenciar la aviación a nivel nacional. El jerarca había adelantado que el país tiene varios aeropuertos que no están pudiendo ser utilizados en su plenitud por carencias en infraestructura y de operarios.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 8 DE DICIEMBRE DE 2017
_______

4) El 18 de diciembre se lanzará la campaña de recolección de firmas contra la ley de riego
Natalia Uval (La Diaria)

Sindicatos y organizaciones estudiantiles y ambientales iniciarán formalmente el lunes 18 de diciembre la campaña de recolección de 750.000 firmas para habilitar un referéndum que permita derogar la ley de riego, aprobada en octubre por el Parlamento y aún pendiente de reglamentación. Impulsan la convocatoria la Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE), la Mesa Sindical Coordinadora de Entes, la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Montevideo, la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), la Comisión Nacional en Defensa del Agua y de la Vida y Redes-Amigos de la Tierra, aunque en los próximos días pueden sumarse más organizaciones y sindicatos. “La idea es invitar a todos los que se hayan expresado públicamente contra la ley”, explicó a la diaria Gustavo Ricci, presidente de FFOSE.

La semana pasada, la FFOSE planteó en la Mesa Representativa del PIT-CNT la posibilidad de que la central sindical se sume a la campaña. El tema se está discutiendo en todos los gremios, y la semana próxima se definirá si todo el PIT-CNT impulsa la recolección de firmas. En el encuentro de la semana pasada, se evaluó la conveniencia de esta opción en términos estratégicos. Algunos dirigentes sindicales valoraron que es “una meta complicada conseguir esa cantidad de firmas” antes del 27 de octubre de 2018, dijo Ricci. “La discusión que mantuvimos era si es factible o no conseguir 750.000 firmas, pero no sobre el fondo de la cuestión. Yo creo que a medida que se instale el tema la posición va a ser favorable [a impulsar el referéndum]”, agregó.

El 21 de noviembre, un grupo de legisladores frenteamplistas encabezado por la vicepresidenta Lucía Topolansky se reunió con representantes del secretariado ejecutivo del PIT-CNT y de la FFOSE. En el encuentro, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, propuso crear un grupo de trabajo entre legisladores oficialistas y sindicalistas para intercambiar visiones sobre la ley de riego. El 24 de noviembre, la FFOSE decidió en asamblea participar en ese grupo y así se lo transmitió a Pereira. “Pero dejamos en claro que nosotros seguíamos con la iniciativa del referéndum, que eso no era negociable. No nos negamos a hablar con nadie, pero no es negociable lo del referéndum”, remarcó Ricci. Hasta ahora, el grupo no se ha reunido.

Por su parte, la FEUU emitió el 14 de noviembre un comunicado en rechazo a la ley de riego. Considera que la norma es inconstitucional porque viola el artículo 47 de la Constitución, incorporado tras la reforma del agua de 2004. “Con esta reforma de la ley de riego se impulsa y dinamiza la privatización del agua, alentando la inversión privada mediante exoneraciones para crear mercados de aguas a partir del represamiento y embalse”, advierten los estudiantes. Agregan que se trata de una medida “ecológicamente irresponsable” que fomenta las floraciones de cianobacterias. Sostienen que no hay información como para definir los caudales mínimos a preservar para otros usos del agua, que la posición de los científicos de la Universidad de la República fue “desoída” y que en algunos casos se les respondió “de muy irrespetuoso modo desde actores del gobierno”. Concluyen que la ley está “al servicio de los grandes actores del agro [e inversores externos convidados] que podrán acaparar y comercializar las aguas”.

Apoyos políticos

La campaña para impulsar un referéndum contra la ley de riego tendrá también respaldo político-partidario. El diputado Eduardo Rubio, de Unidad Popular (UP), dijo a la diaria que no hay una resolución formal del partido, pero remarcó que “sin dudas” la UP “va a acompañar todo esfuerzo para derogar esa ley”. “Estamos en contra, y por eso vamos a respaldar la iniciativa” del referéndum, remarcó Rubio.

Además, este fin de semana el Espacio 567, integrado por el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), el grupo Arerunguá de Salto e independientes, resolvió apoyar la convocatoria al referéndum. En su declaración, el espacio plantea que es “favorable a la participación de la sociedad en las decisiones” y que este referéndum contra la ley de riego es “un proceso más democrático de decisión”. “Asimismo esta ley tiene la particularidad de tener relación con el plebiscito del agua, que contó con el respaldo de una amplia mayoría de la población en 2004, cuando se aprobó que el agua es un derecho humano y un bien público”, señala la declaración, y agrega que el Espacio 567 “definió seguir profundizando en el estudio de la ley, para lograr una definición sobre el tema de fondo debidamente fundamentada y acordada colectivamente”. En la Cámara de Diputados, el PVP argumentó en contra de la ley, pero votó a favor.

Jannet Suárez, del Espacio 567 en Canelones, dijo a la diaria que en el encuentro del fin de semana quedó de manifiesto “el desconocimiento casi en forma masiva de nuestra militancia” respecto de la ley, por lo que se acordó la necesidad de profundizar su estudio. Además, se estuvo comentando el reciente pronunciamiento de la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH), que advirtió que la aplicación de la nueva ley de riego “podría generar vulneraciones en derechos humanos fundamentales, como son el derecho a un ambiente sano, al acceso al agua potable y a la participación social”. En su informe, la INDDHH advierte que “las precauciones ambientales para el otorgamiento de concesiones para el uso de agua con fines de riego resultan insuficientemente definidas en la nueva ley, dada la magnitud de los proyectos que se pretenden impulsar”, y que “es necesario asegurar un sistema de evaluación ambiental y de monitoreo en base al principio precautorio”. “En la medida en que el agua utilizada para riego se trata de agua dulce, al igual que el agua para consumo humano, si no se realizan restricciones en cuanto a reservas de agua potable y protección de los recursos hídricos, se podría estar incumpliendo a mediano plazo el carácter prioritario del abastecimiento de agua potable a la población, establecido por la normativa internacional y plasmado en el Art. 47 de la Constitución de la República”, advierte la institución.

En tanto, el sector frenteamplista Casa Grande no tiene todavía una postura, pero no descarta apoyar el referéndum. “Vamos a escuchar con muchísima atención lo que tengan que decir las organizaciones sociales y sindicales, y a evaluar sus argumentos”, explicó a la diaria Andrés Carbajales, del Círculo Verde del sector. Consideró que los últimos pronunciamientos contrarios a la ley dejan de manifiesto que el proceso de discusión de la norma “no fue de calidad”. El Círculo Verde formuló el 24 de noviembre recomendaciones para la reglamentación de la ley, que está siendo elaborada por los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca y de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Proponen, entre otras cosas, que la reglamentación incluya una cláusula por la que se exija que los proyectos de riego sean presentados ante la comisión de cuenca correspondiente, de modo que la sociedad civil pueda participar “en las instancias de planificación, gestión y control” de estas iniciativas.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 8 DE DICIEMBRE DE 2017
_______

5) Informe sobre concentración en Uruguay detalla otras actividades empresariales de grandes grupos mediáticos
(La Diaria)

Que el mercado de los medios de comunicación en Uruguay está concentrado no es una novedad. Estudios anteriores, como el realizado por Edison Lanza y Gustavo Buquet en 2011, daban cuenta de esta circunstancia. La novedad del informe elaborado recientemente por Gustavo Gómez, Facundo Franco, Fernando Gelves y Nicolás Thevenet, y publicado por la fundación alemana Friedrich Ebert, es que da cuenta de los cambios más recientes en la titularidad de los tres grandes grupos mediáticos, así como de sus vínculos con otros sectores empresariales.

El libro, denominado En pocas manos, contiene información que fue parcialmente publicada por el semanario Brecha. Se centra en los tres principales grupos mediáticos: los grupos Villar-De Feo, Romay-Salvo y Cardoso -Scheck.

En cuanto al primero, el informe indica que este multimedio presenta nuevos rasgos: “venta de los medios menos rentables, dispersión de la propiedad entre numerosos accionistas, apuesta a la tevé paga y abandono del tradicional liderazgo patriarcal”. Jorge de Feo ya no es la cabeza del grupo empresarial, según el informe, y acciones en distintos medios fueron vendidas al hijo del ex gerente general de Canal 10, el empresario Martín Villar. “La tradición familiar ha continuado parcialmente en manos de alguien considerado por allegados a los De Feo como ‘de la casa’ y como la persona con la capacidad suficiente para una conducción en tiempos de tantos desafíos para el sector audiovisual”, indica el informe. Villar compró 32,5% de las acciones de Canal 10 a las tres hijas de De Feo. “Si bien la cantidad de acciones no le otorga a Villar, por sí solo, el control de la televisora, un acuerdo con ellas le permite superar la cantidad de acciones de la minoría mayor formada por Pablo Fontaina Minelli y los Fontaina Ballantyne (casi el 40 por ciento del total) y tomar las decisiones para conducir la emisora”, señala el documento.

Los Fontaina-De Feo se desprendieron de las radios Carve y Nuevo Tiempo y vendieron los canales de televisión abierta del interior (Canal 7 de Pan de Azúcar y Canal 9 de Rocha), así como la Red Televisora Color (Rutsa), en la que eran socios. Las acciones de Canal 7 de Pan de Azúcar y Canal 9 de Rocha fueron compradas por David Daniel, un empresario vinculado a la venta de hierro y socio en Punta Shopping, y Francis Cecilia Bobre.

En tanto, las radios Carve y Nuevo Tiempo están en proceso de transferencia, y las fuentes consultadas para el informe indican que Martín Villar “está actualmente relacionado directa o indirectamente con ambas emisoras”. Rutsa fue vendida a principios del año pasado a Bernardo Juanicó.

Concentradísimos

El grupo Romay-Salvo es, de los tres mencionados, el que tiene mayor cantidad de licencias y supera el límite de tres licencias establecido en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Tiene cinco televisoras y cuatro radios –entre ellas, Canal 4, radio Monte Carlo y Radiocero–, así como acciones en cuatro empresas de televisión para abonados, ubicadas en Montevideo, Colonia, Maldonado y Soriano. Controla también la red de cables de Equital, en alianza con los otros dos grandes grupos. “Una rama familiar vinculada con el grupo (los Romay Eccher y Romay Buero, descendientes del tempranamente fallecido Carlos Romay Salvo) posee un canal de televisión abierta y dos de cable en Río Negro y Canelones”, agrega el documento.

El grupo Romay deberá desprenderse de licencias para cumplir con la ley de medios. Para ello tiene plazo hasta enero de 2019, y según informaron a la diaria desde la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaciones, ya inició procedimientos a tales efectos. “Además de colorados, conservadores y católicos, los Romay-Salvo siempre fueron muy ricos y siempre tuvieron intereses en otros sectores de la economía, más allá de su fuerte presencia en los medios de comunicación. Se trata de un grupo económico diversificado. Sus inversiones agropecuarias son de las más importantes (las estancias Nueva Melhem en Río Negro son un ejemplo), pero también son propietarios de algunas otras empresas de menor envergadura, particularmente en el sector comercial importador”, señala el informe.

Grandes cadenas

El grupo Cardoso-Scheck, al igual que el Fontaina-De Feo, ha experimentado cambios importantes en los últimos años. El informe indica que los tres medios que actualmente son de exclusiva propiedad del grupo son Canal 12 de Montevideo (y su repetidora de televisión digital en el canal 28), la empresa de televisión para abonados Nuevo Siglo, de Montevideo, y el semanario Búsqueda. En alianza con los otros dos grandes grupos también tienen la propiedad del servicio de televisión paga PuntaCable, en Punta del Este y Maldonado, y Multiseñal, en Montevideo, así como la de la empresa Equital, “lo cual les permite ampliar su dominio en programación, audiencia e ingresos en todo el país, a través de cables asociados o propios”, advierte el documento.

El grupo Cardoso, por intermedio de Adolfo Cardoso, ex ministro de Industria y Energía de la dictadura, en 2006 tenía 38% de las acciones de Canal 12. En 2010, Adolfo Cardoso falleció y asumieron el control del grupo dos de sus hijos. Uno de ellos, Adolfo, concentra su actividad en Canal 12, y el otro, Luis Eduardo, en el semanario Búsqueda. Los Cardoso controlan Búsqueda por medio de la editorial Ágora SA, junto con la familia Pombo. Luis Eduardo Cardoso y Cecilia Pombo de Arrillaga integran el consejo editorial del semanario junto con Atanasio Aguirre, socio de los Scheck en el diario El País. Los Scheck mantienen la propiedad de ese diario y tienen la mayoría accionaria de Nuevo Siglo.

El grupo Cardoso es también propietario de Grupo Disco Uruguay, que controla la cadena de supermercados Disco, Devoto y Géant. En tanto, Nuevo Siglo es propiedad de Riselco SA, controlada por varios integrantes de las familias Cardoso y Scheck, pero también de las familias Pombo, Vivo, Beltrán, Aguirre, Lalanne, Restano y Campomar, entre otras. “Algunos de estos apellidos también aparecen en la conformación societaria de la mencionada cadena de supermercados”, agrega el informe.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 8 DE DICIEMBRE DE 2017
_______
“Las ideas dominantes de la clase dominante son en cada época las ideas dominantes, es decir, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad resulta ser al mismo tiempo la fuerza espiritual dominante, la clase que controla los medios de producción intelectual, de tal manera que en general las ideas de los que no disponen de medios de producción intelectual son sometidos a las ideas de la clase dominante”. — Carlos Marx
_______
COMCOSUR AL DÍA ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org/ contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
_______________

powered by phpList

LA DESAPARICIÓN DE LUIS ALMAGRO

ESPECIAL2
1) La desaparición de Almagro

2) La creación de fiscalía especializada en delitos de lesa humanidad y la prolongación de los procesos

3) Amnistía pide que se investigue a Shell como supuesto cómplice de asesinatos y torturas en Nigeria

4) Seis razones por las cuales la protesta es tan importante para la democracia
—-
1) La desaparición de Almagro
Enrique Ortega Salinas (Caras y Caretas)

La no aparición de Almagro desde el día de las elecciones en Honduras preocupa tanto como la desaparición del ARA San Juan no se descarta que Maduro esté detrás de este misterio.

La no aparición del Secretario General de la OEA preocupa tanto como la no aparición del submarino argentino, al cual ya se ha dejado de buscar. La posibilidad de que al mercenario uruguayo le haya sucedido algo en perjuicio de su integridad física no nos deja conciliar el sueño desde el 26 de noviembre, día en que se realizaron elecciones presidenciales en Honduras.

Honduras fue el país donde la derecha destituyó en 2009 al Presidente Manuel Zelaya mediante un golpe parlamentario y militar por haber convocado a una consulta popular no vinculante con respecto a la reelección, la cual es prohibida por la rígida Constitución hondureña. Sin embargo, el actual Presidente, Juan Orlando Hernández, de 49 años, líder del derechista Partido Nacional, se postuló a un segundo mandato tras una resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Supremaque lo habilitó. Nadie entiende como esto ha sido posible si la Constitución es clara al respecto… Nadie que no sepa que Hernández fue quien nombró a los magistrados que integran dicha sala. En resumen, la reelección es mala si la busca un líder de izquierda y es buena si lo hace uno de derecha afín a las directivas de Washington.

Tras las elecciones del 26 de noviembre la oposición denunció fraude a favor de Hernández y el expresidente Manuel Zelaya, actual líder de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, ha exigido al Tribunal Supremo Electoral la revisión de 5.187 actas sobre las cuales surgieron dudas tras inexplicables y sospechosas interrupciones en el sistema de transmisión de resultados del escrutinio. El TSE, siguiendo directivas del Presidente Hernández, sólo acepta la revisión de 1.006 actas con inconsistencias en el número de votos o ausencia de firmas de los delegados de las mesas de votación.

El origen de las dudas

Las mismas estaban planteadas desde meses atrás por los dirigentes de la Alianza, los cuales denunciaron al TSE de estar al servicio del Presidente. Lo mismo que la MUD critica en Venezuela con el respaldo de Luis Almagro. Con el 57 % de las actas escrutadas, Salvador Nasralla, un presentador de televisión de 64 años que lidera la Alianza Opositora, aventajaba al Presidente por cinco puntos. Marco Ramiro Lobo, suplente del TSE, advirtió entonces que dicha diferencia era “irreversible”, considerando la cantidad de actas escrutadas, pero entonces ocurrió el milagro.

La Divina Providencia vino en auxilio de la derecha hondureña y el sistema informático comenzó a detenerse una y otra vez; en uno de los casos, por más de cinco horas. ¿Y qué creen? A medida que el sistema se restablecía comenzaron a aparecer votos para el bienamado Hernández. Ya con el 94,31 % de las actas escrutadas, el Presidente va ganando con 42,92 % contra 41,42 % de Nasralla. No sé si fue fraude o no, pero hablamos de una derecha que siempre logra lo que quiere, por las buenas o por las otras.

¿Dónde estás, Luis?

Ahora Honduras está que arde y la lentitud del escrutinio aviva el fuego. El gobierno decretó el viernes un toque de queda por 10 días que obliga a los manifestantes a replegarse. Saqueos, barricadas, incendios y enfrentamientos con la Policía… Corre sangre. Fuentes oficiales hablan de siete muertos; pero al parecer serían muchos más. Una de las últimas víctimas fue Kimberly Dayana Foseca, adolescente asesinada por policías militares que atacaron sorpresivamente a un grupo de manifestantes en la colonia capitalina Villanueva. Según su padre, la joven buscaba a su tío en la zona y quedó en medio del conflicto. “Salieron de un arbusto unos de la Policía Militar disparando a lo loco y la mataron a ella de un tiro en la cabeza”, contó Luisa, hermana de Kimberly. En Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, hay centenares de detenidos y heridos.

Mientras tanto, Almagro que no aparece ni envía una carta, un twitter o un video al Presidente y al mundo. No hay que descartar que Nicolás Maduro esté detrás de esta misteriosa desaparición que impide que nuestro compatriota se exprese a favor de la democracia, en contra del fraude y la represión y reclame la liberación de los presos políticos.

Elevamos nuestras plegarias para que aparezca vivo y sano y exigimos al gobierno de Venezuela que lo libere de inmediato con las disculpas del caso.
Nicolás: Tendría que darte vergüenza

COMCOSUR ESPECIAL / JUEVES 7 DE DICIEMBRE DE 2017

2) La creación de fiscalía especializada en delitos de lesa humanidad y la prolongación de los procesos
Ariel Collazo (sDr)

La Justicia acumula más de trescientos procesos por denuncias referidas a delitos de terrorismo de Estado ocurridos entre 1969 y 1985. La primera causa judicial con registro fue iniciada en 1975, en el juzgado penal de 2º Turno de Montevideo, por la muerte de Rodolfo Fernández Cúneo, en el penal de Libertad. El conjunto no ha cesado de crecer hasta el corriente año. Una cuarta parte de las causas ha sido archivada o tiene pedido el archivo y nada menos que un 60 por ciento se encuentra en estado de presumario, es decir, apenas iniciadas, en construcción de las pruebas. Apenas nueve causas, un 3 por ciento, dieron lugar a una sentencia definitiva.

En cuanto a su distribución en el tiempo, una quinta parte se inició antes de 1990 —mayormente, antes de 1987, cuando entró en vigencia la ley de Caducidad que confinó la iniciativa procesal al Poder Ejecutivo y puso en marcha la máquina política de archivar denuncias— y tres quintas partes, a partir de denuncias originales o renovadas entre 2010 y 2011. Los datos surgen de los registros que actualiza regularmente el Observatorio Luz Ibarburu (OLI), creado por un conjunto de organizaciones de la sociedad civil en 2012 para supervisar el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Gelman, por la cual Uruguay debió reconocer los delitos de terrorismo de Estado durante la dictadura y, en particular, la desaparición forzada de María Claudia García. La sentencia disponía que el Estado uruguayo debía facilitar formación a los operadores judiciales y facilitar a la justicia los medios para la eficacia de las investigaciones.

La situación actual, a tres décadas de la ley de Caducidad, es que las causas se encuentran en virtual parálisis y que el cumplimiento de la sentencia del CIDH es, por lo menos, menguante, según el informe del OLI.

Fiscalía nueva para procesos viejos

La medida propuesta por el Poder Ejecutivo para cumplir con estos requerimientos es la creación de una fiscalía exclusiva para todas las causas relacionadas con el terrorismo de Estado durante la pasada dictadura, con competencia nacional y especialización en delitos de lesa humanidad, de manera que permita a la Fiscalía de Corte “llevar a cabo su función en esta materia con la especialidad necesaria” y “diseñar una estrategia a medida (en) estas causas para contemplar sus particularidades y complejidades”, según la fundamentación en el proyecto de ley. El 19 de octubre, un año después de su ingreso al Parlamento, se aprobó. La nueva fiscalía aguarda a que se normalice el andamiento del nuevo sistema procesal penal, vigente desde el comienzo de noviembre.

Fuentes de la Fiscalía de Corte entendieron, en diálogo con SdR, que la posibilidad de especializar una fiscalía para un conjunto de causas de alta complejidad, con jurisdicción nacional, otorgará una gran diferencia para la agilidad procesal. Si bien no se ha establecido con qué estructura profesional contará la nueva fiscalía, estiman que es razonable que opere como es habitual con un fiscal adscripto y otro adjunto al fiscal letrado.

Algunos especialistas y profesionales judiciales son escépticos respecto del efecto de esta medida para acelerar las causas abiertas. Los denunciantes se han creado expectativas, pero perciben que el destino de su vindicación ante los estrados dependerá de que los jueces asuman la naturaleza específica de los crímenes de Estado que se cometieron. Pero, mucho antes de que los magistrados se pronuncien, los denunciantes luchan contra la dificultad para establecer la prueba debido a la rotación de jueces y fiscales e, incluso, contra una dificultad superior: que los operadores judiciales reconozcan como posibles los hechos denunciados.

Mirtha Guianze, que desarrolló su carrera como fiscal y se ocupó de causas relacionadas con los delitos cometidos en dictadura, entiende que la creación de una fiscalía única “no será una solución en los términos planteados: que un fiscal concentre todos los elementos probatorios de las causas, radicadas ya en Monte­video, ya en Bella Unión”, y en cambio puede llegar a ser “un entorpecimiento, al menos si no se constituye una fiscalía superespecial, con un equipo que pueda desplegar presencia en juzgados que de por sí van a estar recargados y con la tarea de diligenciar toda la prueba de estos juicios”. Por otra parte, si bien quizás se podría, con los medios informáticos y los funcionarios capacitados suficientes, desplegar presencia del ministerio público en cada sesión judicial de cada juzgado del país donde se radique una causa, difícilmente se aceleren los procesos porque el “fiscal no asumiría las nuevas funciones (del nuevo Código del Proceso Penal) sino que continuaría con las actuales: no investiga, no diligencia la prueba, sino que le solicita a un juez que lo haga”. “El fiscal puede pedir muchas pruebas, pero que se las diligencien es una cosa diferente; es solo uno de los actores en el expediente, muy poco trascendente si no tiene un juez que lo respalde y que trabaje a la par. Y eso no se va a dar porque no habrá jueces especializados”, sostiene la ex fiscal.

Lucía Arzuaga, militante política desde muy joven, fue detenida bajo la dictadura militar a los 23 años y sufrió la mayor parte de su prisión en la cárcel de Punta de Rieles. Denunció a sus carceleros por torturas y vejaciones en 1985, recuperada la democracia, y su causa fue archivada a partir de la aplicación de la ley de Caducidad. En 2011, al cabo de un doloroso proceso de exhumación colectiva de aquellas experiencias vividas por expresas de muy diversas edades y trayectorias, denunció nuevamente, ahora junto con otras 27 mujeres, a más de cien responsables directos de la violencia sufrida, militares y civiles, impunes la mayor parte de ellos, más de un cuarto de siglo después del término de la dictadura. Las denunciantes que iniciaron así una larga peregrinación hacia la dignidad por estrados judiciales y forenses, y soportaron revisitar su cautiverio y a sus torturadores, han visto reducido su contingente por la implacable biología al cabo de los años. El juicio se encuentra todavía en etapa de presumario para la mayor parte de las denuncias. Dio lugar a un solo procesamiento.

Arzuaga integra el colectivo “Denunciantes penales por violación de los derechos humanos durante el terrorismo de Estado”, que se ha manifestado estos días en la calle y a través de un corto testimonial en televisión bajo la consigna “Justicia que tarda no es justicia”. Guarda razonable expectativa acerca de que se comiencen a instrumentar cambios en los procedimientos judiciales, pero no llega a anticipar cómo los facilitarían los jueces. Estas denunciantes conocen bien, al cabo de seis años, las dificultades para constituir la prueba, la sostenida estrategia de las defensas de los imputables, la diversidad de interpretación de la calidad de los delitos.

“La prolongación de todos los procesos es un problema. A veces no sabés si realmente te escuchan o si sirve todo lo que informás. Nosotras les llevamos información, les llevamos material, les llevamos dónde estuvo cada uno (de los indagados) en su carrera, arma por arma. Hicimos un trabajo de investigación nosotras, ¿viste?”. El trabajo de lectura y comprensión de tantos quilos de información no necesariamente se convierte en conocimiento para tomar decisiones.“Durante todo este tiempo nos cambiaron de juez y de fiscal, dos veces. ¡Otra que revictimizarte! Una cosa es que veas a un juez y el hombre te escuche, se banque tu llanto y, otra, que después venga uno nuevo, y otro, y traten de enterarse por lo que quedó escrito, cuando lo que explicás es algo complejo, que debe ser escuchado”. La circunstancia histórica de los hechos denunciados es poco conocida por los jueces y el propio método documental no es eficiente para recoger descripciones complejas, no solo por la inevitable pérdida en la transcripción a lenguaje escrito sino porque en cierta medida el registro de las declaraciones es resumido o abreviado. “‘No, mire, yo demoré treinta años en poder llegar a decir todo lo que dije. No resuma nada. Quiero que conste todo lo que dije’. Y yo, una de las pocas que me bancaba releer todo, me ponía a escribir lo que faltaba en los márgenes. ¿Te das cuenta? El juez siguiente, el nuevo que viene, a lo que tiene acceso, es a una narración abreviada”, plantea Arzuaga.

Por otra parte, las defensas de los indagados trabajan apelando a un eventual criterio de prescripción de los delitos que pueda ser adoptado por la Suprema Corte de Justicia (SCJ) ante denuncias de inconstitucionalidad, entre otros recursos. “Los abogados defensores trabajan en equipo. Y la fiscalía, muchas veces, no acude a las audiencias. Si ahora se unifica en una sola, no sé cómo pueden hacer. Debería contar con algo así como un equipo de diez fiscales. La defensa, de lo contrario, se maneja con ventaja. El fiscal debe estar sentado allí, si es necesario, dos días, en una audiencia, preguntando”, señala Guianze. La ausencia abona a que la otra parte ocupe su turno para preguntar.

Los delitos ocurridos bajo la dictadura parecen ser una complicación para los magistrados. En Uruguay no se han constituido, como en Argentina, juzgados especializados para delitos de terrorismo de Estado, y estas causas ceden prioridad a otras en apariencia más urgentes. “Estoy asombrada de la cantidad de causas detenidas, el tiempo que llevan, las audiencias suspendidas, la aceptación por los jueces de las chicanas de las defensas, los jueces que no entran a las audiencias —audiencias sin más asistente que un abogado del OLI y un receptor—. Una vergüenza. Y los abogados de los militares no fallan, siempre hay dos o tres”, sostiene Guianze. La diferente priorización también es significativa para las denunciantes, que perciben que sus denunciados rara vez comparecen en el juzgado y, en otras causas, como la de la estafa de Fonasa, se procesa en el mismo juzgado a decenas de imputados en cuestión de semanas.

Más allá de lo procesal, el mayor problema con estos delitos es su definición penal. Las defensas, desde el comienzo y antes de que se constituya el sumario, oponen recursos de variado tipo, desde cuestionamientos a la calidad de las declaraciones y los declarantes hasta certificaciones médicas para que el indagado no concurra, pero lo más reiterado son las acciones de inconstitucionalidad interpuestas ante la SCJ, laudadas por la Corte con voto dividido a lo largo de los años, en función de la composición del tribunal. Hace pocas semanas, la SCJ falló, para un caso, a favor de la inconstitucionalidad del artículo 2 y 3 de la ley de Caducidad. El fallo produjo reacciones de rechazo, entre ellas, la del Fiscal de Corte, Jorge Díaz y, a título personal, la de Wilder Tayler, actual presidente de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INNDDH), reacciones que ponen sustancialmente el foco sobre la naturaleza de los hechos denunciados, sobre las obligaciones internacionales del sistema jurídico uruguayo desde los juicios de Nüremberg al final de la Segunda Guerra y sobre el problema del acceso a la justicia de un conjunto importante de víctimas, desde la dictadura hasta ahora, o al menos durante tres décadas.

Esa ambivalencia del órgano máximo del poder judicial no parece invitar a la constancia en la labor de los jueces, y en todo caso las interpretaciones de la ley van apareciendo disímiles. Ha sido frecuente que los jueces no computen para la prescripción de delitos, en efecto, el período de 25 años de suspensión de la pretensión punitiva que se arrogaron los poderes Legislativo y Ejecutivo sobre el poder Judicial en 1986. De hecho, algunos fallos de la SCJ avalan esa interpretación. Pero la lectura de sentencias parece sugerir criterios más diversos en cuanto a la punibilidad de algunos hechos.

En la causa de las 28 mujeres contra un centenar largo de militares policías y civiles, de 2011, solo ha sido procesado, el año pasado, el capitán Asencio Lucero, responsable de inteligencia en el regimiento de Caballería Nº 9, hoy fallecido, una vez que reconoció en su declaración los crímenes. El fiscal lo había imputado, luego de su confesión y de un recurso de inconstitucionalidad al que la SCJ no hizo lugar en esa oportunidad, por torturas y reiterados delitos de privación de libertad, posiblemente en el entendido de que los delitos de violencia sexual quedarían comprendidos en “torturas”. Pero la jueza penal de 16º turno, doctora Julia Staricco, una vez recogida expresamente la evidencia de torturas directas de Lucero sobre al menos siete detenidas, en su fallo, no incluyó el delito de torturas en la condena porque esta figura no estuvo incluida en la normativa penal en el momento de los hechos denunciados.

El capitán Lucero manifestó que su proceder estaba amparado por una política, por una estructura organizativa, que no hacía falta recibir órdenes específicas, y reconoció “ablandamientos”. “Le llegó el procesamiento porque dijo que era verdad”, manifiesta Lucía Arzuaga. “Y al cabo de todo este viaje terrible para nosotras, que (los denunciados) no vayan, que no los conduzcan a declarar… eso te mata. Y bueno, nosotras teníamos que hacer algo con todo eso. No sé si en algún momento se va a resolver alguna cosa o si tendremos que seguirla en la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

COMCOSUR ESPECIAL / JUEVES 7 DE DICIEMBRE DE 2017

3) Amnistía pide que se investigue a Shell como supuesto cómplice de asesinatos y torturas en Nigeria
Hannah Summers (The Guardian)*

La ONG ha publicado un informe con evidencia completa, incluyendo declaraciones de que Shell manejó una unidad de policía secreta en los años 90, después de cerrar sus operaciones en la tierra de los ogoni

Amnistía Internacional pide una investigación penal de la petrolera Shell tras acusarla de ser cómplice de abusos a los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas armadas nigerianas. El martes, la ONG publicó un informe en el que revelan miles de documentos internos en la empresa y declaraciones de testigos que probarían la participación de la petrolera anglo-holandesa en la brutal campaña para silenciar activistas que se llevó a cabo en la región de los ogoni en los años 90.

Amnistía reclama al Reino Unido, Nigeria y los Países Bajos que evalúen un juicio penal contra Shell en vista de las pruebas que supuestamente la harían "cómplice de asesinatos, violaciones y torturas", acusaciones que Shell rechaza rotundamente. Si bien el conjunto de los documentos incluidos en el informe contiene material que Shell se vio obligada a sacar a la luz durante un juicio civil contra la empresa, y muchas de las acusaciones son de hace mucho tiempo, el informe también revela pruebas que no se conocían hasta ahora.

Se incluyen testimonios que ha visto the Guardian que aseguran que Shell manejaba una unidad de policía secreta, con agentes entrenados por los servicios de seguridad del estado nigeriano, para realizar tareas de vigilancia después de que la empresa anunciara públicamente que se retiraba de la región. Shell se retiró de Nigeria a principios de 1993, citando razones de seguridad, pero luego "buscó formas de reingresar en la región y ponerle fin a las protestas llevadas a cabo por el Movimiento para la Supervivencia del Pueblo Ogoni (Mosop)", según Amnistía.

El grupo se había conformado bajo el liderazgo del autor y activista nigeriano Ken Saro-Wiwa y luchaba por conseguir una carta de derechos para obtener autonomía política y económica para la población indígena y proteger su región de un "desastre ecológico". En 1993 la potente campaña logró que la petrolera se retirara de la región. Pero siguieron las protestas masivas cuando Shell continuó con sus planes de construir un oleoducto en la zona.

El 30 de abril de ese mismo año, las tropas que custodiaban a los trabajadores de Shell le dispararon a los manifestantes, hiriendo a 11 personas, y unos días más tarde un hombre fue asesinado de un tiro en el pueblo de Nonwa, en otro incidente. Todo esto desató una brutal represión a cargo de las fuerzas armadas nigerianas, que asesinaron a unas 1.000 personas y destruyeron poblados, dejando a 30.000 personas sin hogar.

Audrey Gaughran, directora de Asuntos Globales de Amnistía, afirmó: "Las pruebas demuestran que Shell alentó repetidamente a las fuerzas armadas nigerianas a reprimir las protestas populares, incluso a sabiendas de los horrores que se llevarían a cabo: asesinatos, violaciones, torturas, destrucción de poblados". "Es indiscutible que Shell jugó un papel esencial en los eventos devastadores que sucedieron en tierras de los Ogoni en los años 90, pero ahora creemos que hay fundamentos para realizar una investigación judicial penal".

"Restablecer el orden en la región"

Añadió: "El primer paso fue reunir todas las pruebas. Ahora estamos preparando una presentación penal para entregarle a las autoridades pertinentes en vistas de una acusación formal". La ONG asegura que Shell le brindó "apoyo logístico" a las fuerzas armadas, incluyendo transporte y, al menos en una ocasión, le pagó a un comandante militar conocido por sus violaciones a los Derechos Humanos.

Amnistía señala que los documentos, que compartieron con the Guardian, revelan que en marzo de 1994 la empresa le pagó más de 750 euros a una unidad especial del gobierno creada para "restablecer el orden" en la región de los ogoni. Esto fue sólo diez días después de que el comandante de la unidad ordenara disparar contra activistas desarmados que protestaban frente a las oficinas centrales de Shell en la región, en Port Harcourt. Otras pruebas recopiladas apuntan a los vínculos aparentes entre Shell y la agencia de seguridad interior de Nigeria, la SSS.

Shell ha declarado públicamente que la fuerza policial que custodiaba a la empresa se encargó "solamente de proteger" al personal y las propiedades, pero testimonios obtenidos a partir de denuncias contra la empresa presuntamente demuestran que esa unidad tenía estrechos vínculos con la SSS.

George Ukpong, exdirector de seguridad de Shell para la región oriental, que supervisó la fuerza bajo instrucciones de la empresa, indicó: "Cada día que vengo a trabajar, llamo al director de seguridad estatal. Intercambiamos información". Una de sus principales fuentes era una unidad de la fuerza que custodiaba a Shell, que recogía información ingresando de civil a regiones sensibles. "En lo que a mí respecta, son informantes", dijo.

En su declaración como testigo, Ukpong explicó cómo la SSS entrenaba a la unidad. Dijo: "Invitamos a la unidad de entrenamiento a que vengan y elijan a algunos de nuestros agentes de inteligencia. Tenemos una sección en la policía que se supone que se encarga de estas cosas. Entonces, los sentamos y les enseñamos lo básico sobre vigilancia y recopilación de información".

Mark Dummett, investigador de Amnistía, aseguró: "El hecho de que Shell manejara una turbia unidad secreta y luego le pasaba información a la agencia de seguridad del estado es realmente inquietante. En esa época, Nigeria reprimía violentamente a los protestantes pacíficos y existe la posibilidad de que la información que recogía la unidad espía secreta de Shell haya contribuido a graves violaciones de los Derechos Humanos".

Y añadió: "Las pruebas demuestran cuán cercana y cuán insidiosa era la relación entre la empresa petrolera y el estado nigeriano, y Shell tiene que responder preguntas muy serias". La campaña del gobierno nigeriano contra los ogoni culminó hace 22 años con la ejecución de nueve hombres ogoni, incluyendo a Saro-Wiwa, líder de las protestas. Estas muertes generaron indignación en todo el mundo ya que todo indicaba que no habían tenido un juicio justo.

¿Una empresa criminal?

En junio de este año, las viudas de cuatro de los hombres ejecutados presentaron un escrito contra Shell en los Países Bajos, acusando a la empresa de ser cómplice de la muerte de sus maridos. Tanto una persona como una empresa pueden considerarse responsables penales si alientan, posibilitan, agravan o facilitan un delito. El nuevo informe de Amnistía Internacional, ¿Una empresa criminal?, alega que Shell estuvo involucrada de esta forma en los crímenes contra los ogoni.

En su declaración final al tribunal que lo condenó, Ken Saro-Wiwa advirtió que Shell algún día tendría que responder por sus acciones ante un juez. Ahora Amnistía dice: "Estamos decididos a llevar esta acción a cabo. Debe hacerse justicia por Ken Saro-Wiwa y las miles de vidas arruinadas por la destrucción de las tierras de los ogoni en manos de Shell".

Un portavoz de las oficinas de Shell en Nigeria dijo que la empresa siempre ha rechazado estas acusaciones de la forma más rotunda posible. Señaló: "Las ejecuciones de Ken Saro-Wiwa y otros ogonis en 1995 fueron eventos trágicos llevados a cabo por las fuerzas armadas, por orden del gobierno que estaba en ese momento en el poder. Nos entristecimos y escandalizamos con las noticias. Shell le pidió al gobierno nigeriano que tuviera misericordia. Lamentablemente, esa petición –que realizaron muchas otras personas más– no fue escuchado".

Añadió: "El apoyo a los Derechos Humanos, en línea con un legítimo papel empresarial, es uno de los valores fundamentales de Shell, junto con la honestidad, la integridad y el respeto por las personas. Las acusaciones de Amnistía Internacional contra Shell son falsas y no tienen fundamentos. Shell no conspiró con las autoridades para reprimir protestas y de ninguna forma alentó ni justificó ningún acto de violencia en Nigeria. Creemos que las pruebas demostrarán claramente que Shell no es responsable por estos trágicos acontecimientos".

* Traducido por Lucía Balducci para El Diario

COMCOSUR ESPECIAL / JUEVES 7 DE DICIEMBRE DE 2017

4) Seis razones por las cuales la protesta es tan importante para la democracia
Richard Norman (Democracia Abierta)

¿Por qué la protesta es tan fundamental para los derechos humanos y la sociedad democrática? Aquí hay seis razones básicas por las cuales necesitamos proteger y ejercer el derecho a protestar. Esta lista forma parte de Protestar es un Derecho, un proyecto de colaboración con las organizaciones de derechos humanos CELS e INCLO, con el apoyo de la ACLU, que examina el poder de la protesta y su papel fundamental en la sociedad democrática.

1. Las personas se da cuenta de que no están solas
Una forma a través de la cual el establecimiento mantiene su poder es creando un discurso dominante desde el cual se excluyen los puntos de vista de los disidentes. Si las personas piensan de manera diferente, pueden sentirse aisladas, marginadas e impotentes. Las manifestaciones y marchas públicas empoderan a las personas mostrándoles que hay miles de personas que piensan lo mismo.

2. Al protestar, modificamos la agenda y comenzamos un debate
Los que están en el poder pueden tratar de ignorarnos, pero si hay suficientes manifestantes, entonces sentirán la necesidad de encontrar razones por las cuales todos los manifestantes están equivocados. Ahí es cuando comienza el debate y la discusión se hace posible.

3. En una democracia electoral, la protesta proporciona una voz esencial para los grupos minoritarios
Los teóricos clásicos del gobierno representativo reconocieron que el sufragio universal y el voto mayoritario amenazan con imponer la "tiranía de la mayoría" y anular los derechos de las minorías. Las protestas son un correctivo vital para el gobierno de la mayoría.

4. ¡A veces ganamos!
Si hay suficientes manifestantes, las políticas de quienes están en el poder pueden hacerse impracticables. Cuando el gobierno del Reino Unido introdujo el poll-tax en 1990, un gran número de personas protestaron y se negaron a pagar el impuesto. Se hizo evidente que perseguir a todos los que se negaron sería imposible, una ameneza de caos, y el gobierno abolió el impuesto.

5. A veces ganamos de una forma que no habíamos planteado o planeado
Los eventos políticos son impredecibles. Las protestas contra los misiles nucleares de Greenham Common en el Reino Unido en la década de 1980 parecían haber fallado cuando se instalaron los misiles, pero las protestas obligaron a los gobiernos de los EE.UU. y del Reino Unido a admitir que tenían que desplegar los misiles porque la Unión Soviética estaba haciendo lo mismo. Cuando Mikhail Gorbachev llegó al poder en la Unión Soviética y dijo que estaba dispuesto a llegar a un acuerdo para retirar todos los misiles, los gobiernos occidentales no pudieron volver a lo que habían dicho. Los misiles fueron retirados, y Greenham Common es ahora un parque público.

6. A veces ganamos pero tarda una generación o más
En el momento, puede surgir la sensación de que las demandas públicas no van a llevar a ninguna parte; que aquellos en el poder están atrapados en una cierta mentalidad y no pueden cambiar su forma de pensar. Pero luego puede aparecer una nueva generación, libre del pensamiento del pasado, y ver que las opiniones de los manifestantes tenían sentido. Un ejemplo es el enorme cambio de actitud hacia las personas homosexuales en solo un par de generaciones.

COMCOSUR ESPECIAL / JUEVES 7 DE DICIEMBRE DE 2017

COMCOSUR ESPECIAL ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org / contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
—-

powered by phpList

DEL NEOLIBERALISMO PRECOZ AL NEOLIBERALISMO TARDÍO

MUMIA849

1) Del neoliberalismo precoz al neoliberalismo tardío

2) Argentina: ¿En pos de la verdad o posverdad?

3) Venezuela entre el combate a la corrupción y la reelección presidencial

4) Internet: se profundiza la dependencia latinoamericana de EEUU –

5) Libia, el Estado creado por Occidente donde vuelve la esclavitud


COMCOSUR / POR LA VOZ DE MUMIA ABU JAMAL / AÑO 17 / Nº 849/ Miércoles 6 de diciembre de 2017 / REVISTA DE INFORMACIÓN Y ANÁLISIS / Producción: Andrés Capelán

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca. Eso lo hacen quienes tienen el monopolio de la palabra y combatir ese monopolio es una tarea central.” — Emir Sader

1) Del neoliberalismo precoz al neoliberalismo tardío
Emir Sader (Alai)

Cuando se agotaba el ciclo largo expansivo de la economía capitalista de la segunda pos-guerra, se generó la situación que los economistas han llamado de “estanflación”, la combinación de estagnación con inflación. Los gastos estatales acumulados en la era de gran desarrollo económico y las conquistas sociales comenzaron a pesar sobre los gobiernos, que apelaron a la inflación para atenderlos.

Fue en ese marco que empezaron a surgir elementos que más tarde se configurarían en el ideario neoliberal. Una especie de neoliberalismo precoz estaba contenida en las propuestas de la Comisión Trilateral, compuesta por Samuel Huntington, Michel Crozier y Joji Watanuki, (“The Crisis of Democracy,” New York, New York University Press, 1975), cuando proponen una “democracia restringida”. El Estado se habría vuelto incapaz de atender las demandas de los distintos sectores de la sociedad, los que, actuando en democracia, sobrecargaría sobre las finanzas públicas, el atendimiento de derechos que ya no era posible satisfacer. Surge el tema de la “ingobernabilidad”, que se volvería pieza esencial en la centralidad de los ajustes fiscales, en el modelo neoliberal.

En la misma América Latina, coincidiendo con las transiciones de las dictaduras a las democracias, Fernando Henrique Cardoso (“Autoritarismo e democratização”, Rio de Janeiro, Editora Paz e Terra, 1975) propuso una versión precoz del neoliberalismo, en su Teoría del Autoritarismo, que ha orientado gran parte de esos procesos de transición. En su visión, democratizar sería descentralizar el poder político alrededor del ejecutivo y desconcentrar el poder económico alrededor del Estado. En las dictaduras, en su opinión, el sector hegemónico sería una especie de “burguesía de Estado”, a la que habría que desplazar, para dar lugar a la democracia. Hay elementos claros que apuntaban hacia el Estado mínimo que posteriormente será clave en el modelo neoliberal.

A lo largo de las décadas siguientes, América Latina se volvió la región del mundo con más gobiernos neoliberales y en sus modalidades más radicales. Se conocen los rasgos comunes de esos gobiernos y los personajes que los han protagonizado como presidentes elegidos, reelegidos y posteriormente detestados.

Como herencia del agotamiento del modelo neoliberal, quienes lo siguieron sosteniendo fueron derrotados sistemáticamente en algunos de los más importantes países del continente: Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador. Hasta que, recientemente, producto de una nueva ofensiva conservadora, explotando debilidades de algunos de esos gobiernos, una ola de restauración conservadora se expande, teniendo como ejes Argentina y Brasil.

Imponen el mismo modelo de hace décadas, como si nada hubiera pasado en nuestros países y en el mundo. Como si ese modelo no se hubiera agotado, como si no se hubiera instalado en el centro mismo del capitalismo una profunda y prolongada crisis recesiva. Se trata de un neoliberalismo tardío.

Flacso Argentina y el Centro Cultural de la Cooperación realizan esta semana, en Buenos Aires, el más importante y completo evento sobre “Estado y Políticas Publicas – El Neoliberalismo tardío”. Un amplio abanico de ejes temáticos, que van desde Control y Ética Publica hasta Políticas de Género, pasando por políticas de educación, salud, cultura, entre otros, componen la agenda del II Congreso Nacional.

Descifrar el neoliberalismo tardío, con sus anacronismos y sus novedades, es condición indispensable para reactualizar la lucha en contra de ese modelo devastador para los derechos sociales, para la soberanía nacional y para la misma democracia.

– Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

MIÉRCOLES 6 DE DICIEMBRE DE 2017 – COMCOSUR
_______

2) ¿En pos de la verdad o posverdad?
Carlos Ulanovsky (Tiempo Argentino)

Mas allá de esta invitada de piedra que es la posverdad, vivimos un momento periodístico caracterizado por las verdades a medias o por lisas y llanas mentiras.

Palabra internacional del año 2016 para la Universidad de Oxford "posverdad" sigue sacando pecho porque recientemente la Real Academia Española la incorporó a su diccionario. Aunque se pierda, o pase relativamente inadvertida entre los 85 mil términos, el hecho de que haya obtenido un lugar en ese prestigioso volumen es algo tan singular como preocupante.

Tal vez el libro maestro de la lengua española defina a este sustantivo (que ya dejó atrás su condición de neologismo) como una información no apoyada en comprobaciones objetivas sino basada en emociones, creencias y deseos. Eso, desde lo políticamente correcto. Omitirá lo incorrecto: su vínculo con la falsedad, con la manipulación, con la deshonestidad, con los intereses poco éticos. Y, especialmente, ignorará lo que a muchos (entre los que me incluyo) nos perturba bastante. ¿Qué pasará cuando en el periodismo los recursos de la posverdad le ganen por goleada a los de la verdad? Ese resultado adverso determinará, no la salida de algún director técnico, sino el fin de este querido oficio tal como lo aprendimos y pretendemos seguir practicándolo.

Mas allá de esta invitada de piedra que es la posverdad, vivimos un momento periodístico caracterizado por las verdades a medias o por lisas y llanas mentiras.

Veamos algunos antecedentes y cercanas consecuencias.

Entre nosotros está la frase, tan antológica que ya ni dueño tiene, de cierto importante secretario de redacción que un día humilló a un joven cronista diciéndole: "Que la verdad no se interponga entre vos y una primicia". O los jerarcas que todavía hoy amenazan a sus subordinados diciendo: "Si no volvés con la nota, mejor no vuelvas". Antes, y también después de la sinceridad brutal de algunos directivos, en el fragor de un cierre, cualquiera de nosotros escribió a partir de una foto de agencia de la que desconocíamos toda filiación, 50 líneas chispeantes.Eso no es posverdad. En cualquier lugar del mundo eso remite a lo pintoresco de la tarea. Desarrollada aquí, se denomina picaresca criolla.Al revelarlo. nos ruborizamos, pero no jodemos a nadie.

En la década del 60 el llamado "Nuevo Periodismo" dio vuelta a la actividad. La corriente originó textos memorables, pero también, legitimó la costumbre de que la realidad podía (y debía) ser objeto de construcción. El género admitía como existentes situaciones imaginarias e impuso un estilo de narración en la que la fuerza de la belleza literaria superó al rigor de la verdad. Como quien dice: el escritor famoso, puesto a periodista, no tenía la obligación de registrar la historia: la creaba, gracias a su "inagotable imaginación" y a su "prodigiosa pluma". Eso, también, trajo consecuencias indeseables .

Nunca como en los últimos 20 años se registraron tantos casos de periodistas sorprendidos in fraganti tirando noticias truchas, inventando coberturas, manejando fuentes completamente flojas de papeles, distribuyendo pescado podrido. En el Primer Mundo esta clase de escándalos son atribuidos a una modalidad profesional caracterizada por una competencia feroz, capaz de liquidar el mínimo atisbo de buena fe. En países como el nuestro influyen motivos distintos, como las limitaciones económicas, la falta de rigor, la carencia de adecuados controles en el chequeo final de una investigación y, en especial, la necesidad de algunas empresas periodísticas de sintonizar sus revelaciones con sus múltiples intereses. Es como si alguien, con un vozarrón importante ordenara: "Dejen de molestar a la gente con grandes verdades". Desde el humor, salida más que recomendable para este tiempo, Rudy lo define así: "Nada de mentiras, pura posverdad".

Casi todo lo que pasa en Internet y desde las redes sociales es novedoso. Pero también ofrecen un costado muy desagradable cuando funcionan como descarada usina de inventos, de campañas, de rumores, de propaganda. En una columna reciente publicada en este diario, Javier Borelli, citando datos de la Universidad de Oxford, explica que 28 países, entre ellos el nuestro (aquí el área oficial respectiva se denomina Subsecretaría de Vínculos Ciudadanos) cuentan con equipos gubernamentales, militares, civiles o políticos especializados en manipular a la opinión pública. Esos cocineros de menúes intoxicantes se llaman trolls. Agresivos, escudados en el anonimato son un símbolo inequívoco del periodismo basura, ese que en la década del 80 en la televisión yanqui patentó el portorriqueño Geraldo Rivera. Estilo que, de entonces y para siempre, se llama de esa manera porque Rivera mandaba a sus productores y cronistas a revisar la basura de los famosos para ver qué encontraban.

Desde ese momento a la actualidad, los trolls dieron algún paso más hacia el abismo de la inmoralidad: se valen de datos incomprobables, disparan tuits falsos, muchos de los cuáles interfirieron y dañaron, por ejemplo, en la etapa de búsqueda de Santiago Maldonado.

Cada tanto solemos decir, o pensar que "en este país nadie resiste un archivo". Decepciona comprobar cómo los espúreos eluden las consecuencia de revelaciones impresionantes como las de los wikileaks, de los argenleaks y de otros papeles súper comprometedores.

Tómese a esta columna como homenaje a los muchos periodistas que antes de inventar una mentira impactante y funcional a algún poder, eligen decir la verdad aunque sea aburrida, previsible y pequeña.

MIÉRCOLES 6 DE DICIEMBRE DE 2017 – COMCOSUR
_______

3) Venezuela entre el combate a la corrupción y la reelección presidencial
Aram Aharonian (Rebelión)

El caballito de batalla contra la corrupción ha servido para los poderes fácticos de nuestros países, en especial de aquellos con gobierno progresistas, como estrategia para forzar la implosión del sistema político pero, en el caso de Venezuela, también parece servir para afianzar al gobierno de cara a la próxima campaña presidencial.

Ya está en plena marcha una campaña bien planificada por los asesores europeos del gobierno, en dos vertientes: una para asegurar la candidatura a la reelección presidencial de Nicolás Maduro y otra contra la corrupción, que muchos ven como una jugada del gobierno para lavarse la cara y eliminar adversarios internos, despejando el camino para las presidenciales del año próximo.

Es más, hay quienes especulan con la posibilidad de que las presidenciales –sin fecha aún- se adelanten para febrero o marzo próximos, para cristalizar la reelección (sin dar tiempo a otros candidatos a compartir escenario), escapando a la crisis económica (en especial la vertiginosa inflación) que en el segundo semestre de 2018 ya sería difícil de dominar.

La sensación se refuerza cada vez que aparece algún dirigente chavista con apetencias de candidatura presidencial. Pasó con la exfiscal general Luisa Ortega Díaz, que comenzaba a inquietar con críticas a resoluciones del Tribunal Supremo de Justicia y –luego, ya fuera del país- con denuncias de corrupción contra Maduro y Diosdado Cabello. Y ahora, con la campaña contra Rafael Ramírez, el ex presidente de Pdvsa y actual embajador en Naciones Unidas, un eventual rival de Maduro en su carrera para su reelección.

Maduro comienza a marcar la cancha en la interna bolivariana. Ya salieron el canciller Jorge Arreaza –desde Uruguay- y el vicepresidente Tarek El Aissami, a hablar de la reelección, lo que para algunos analistas es otro síntoma del ventajismo: un candidato que dice que combate la corrupción -de su propia administración- y hace campaña electoral con fondos del Estado.

En esta estrategia hay un peligro muy grande, que sus asesores europeos no ven: para salvar las culpas de ineptitud, ineficacia, ineficiencia y corrupción del gobierno que encabeza desde hace ya tres años, se intentará tirar la culpa para atrás: o sea, meterse con el imaginario colectivo del presidente Hugo Chávez, asentado en lo más hondo del pueblo.

Seguramente sus asesores extranjeros lo estén convenciendo de que necesita diferenciarse de la gestión anterior, la de Chávez (donde él participó desde el comienzo). A los cuadros políticos que ostentaron cargos públicos claves en ministerios o empresas del estado durante el gobierno “anterior” los clasifican en a) los que muestran una posición que puede poner en riesgo su hegemonía, y b) aquellos que mostraron capacidad de hacer alianzas a cambio de lealtad.

Es así que en el nuevo relato oficial, a exministros claves en el gobierno de Chávez, como Jorge Giordani y Rafael Ramírez los convierten en íconos del “modelo fracasado que heredó Maduro”, el primero como teórico y el segundo como operador. ¿La corrupción? Es un ingrediente, un argumento adicional, mientras se siguen tejiendo alianzas, premiando a determinados grupos dentro del Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv) y el gobierno, estrategias válidas para mantener los canales de acumulación de poder

Con una definición muy personal de lo que significa diálogo, el 1 de diciembre Maduro señaló en cadena de radio y televisión que “Hace años he planteado el diálogo nacional como única vía para la paz. Lo he logrado, hoy senté a la MUD de manera definitiva’’, reivindicó, mientras delegados del gobierno y oposición y decenas de “mediadores” latinoamericanos y europeos se reunían en Santo Domingo.

“Es una guerra entre bandos para ver quién se queda con el poder”, indicó el opositor Juan Guaidó, presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional. Explicó que se trata de denuncias de vieja data y recordó que en noviembre del año pasado el Parlamento sancionó políticamente a Ramírez por la presunta malversación de 11 millardos de dólares por irregularidades cometidas entre 2004 y 2014.

“En Pdvsa hay una gran corrupción, pero debe investigarse también todo lo relacionado con el desfalco a la nación con Odebrecht, con las empresas de maletín y con el cambio de divisas”, manifestó. “Hay una purga interna, sin duda”, aseveró.

Vale la pena tener en cuenta que tanto Martínez como Eulogio del Pino son hombres de la industria petrolera, entronizados durante el mandato de Maduro. Del Pino era vicepresidente de Pdvsa desde 2008. En septiembre de 2014 fue Maduro quien lo nombró presidente de Pdvsa y un año después ministro de Petróleo y Minería, manteniéndolo también como titular de la petrolera. En agosto de 2017, tres meses atrás, fue designado nuevamente ministro de Petróleo.

La Fiscalía Pdvsa habla de 48 mil contratos con irregularidades por 35 mil millones de dólares en las operaciones de la Faja del Orinoco, que termina con la detención de del Pino, Martínez y otros 73 funcionarios, de ellos varios de alto nivel, como los cinco de la filial estadounidense de Pdvsa, Citgo. El 20 de enero último, Maduro designó una nueva directiva de Pdvsa, “para ir a un proceso de recuperación, profunda, combatir la corrupción en distintos niveles y sanear la corrupción incubada” allí. “Evidentemente, se equivocó en la escogencia de esos directivos. Como diría la calle, puso a zamuro (buitres) cuidando carne”, señala el director de Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel.

Y hay algo más grave: Manuel Quevedo, el general que ocupa la presidencia de Pdvsa carece de cualquier experiencia en el negocio petrolero y en una empresa de la magnitud de la estatal venezolana. Hasta ahora la Revolución Bolivariana se había cuidado de “entregar” la industria a la corporación militar. La decisión tomada por Maduro, quizá convencido de que la limpieza de Pdvsa es la forma de mejorar su eficiencia y eficacia, no tiene como único objetivo neutralizar los grupos internos en Pdvsa, sino darle su administración a la Guardia Nacional.

Este es un error que puede ser grave, máxime cuando Pdvsa necesita de personas experimentadas para poder sacarla de la destrucción acumulada de su capacidad productiva. Difícilmente pueda hacerlo desde su nueva distinción como “presidente honorario” Alí Rodríguez Araque, ex presidente de Pdvsa, exministro de Petróleo, exsecretario general de la Opep y de Unasur y actual embajador en Cuba. Quizá pueda influir para evitar que los militares hagan lo que hicieron hasta ahora con otras instituciones y empresas públicas, incluidos bancos.

Hasta ahora se habla de corrupción. Chávez hablaría de traición a la patria. “Tiene razón: general con calculadora no es ministro de Hacienda”, comentaba el 15 de abril del 2002 el presidente Chávez, refiriéndose a la traición del general Francisco Uzón, un miembro del gabinete sumado al golpe.

Ante el precario estado de la oposición en Venezuela, carcomida internamente por las divisiones, con el candidaturismo presidencial desatado, sin programa, con una organización ineficiente, sin poder de convocatoria, en pleno reflujo, cayendo en las encuestas debido a la confusión y al desánimo de la clientela tradicional, pareciera ser que la campaña anticorrupción también le toca al gobierno.

Ayudemos a desterrar la corrupción

Por el momento no se muestra ninguna política para combatir a la corrupción o para encarcelar a todos aquellos que hayan utilizado lo público en beneficio propio. El nuevo fiscal general, Tarek William Saab, exgobernador (que en épocas de Chávez debió abandonar su cargo por sospechas de manejos indebido de recursos públicos), tiene buen manejo mediático, pero nadie sabe hasta dónde se cristalizará esta campaña ¿pro transparencia?

En Venezuela, el debate con obreros de las estatales Central Azucarero Ezequiel Zamora y productores agrícolas en el Centro Técnico Productivo Socialista Florentino, ambos en Barinas, de propiedad estatal concluye que los proyectos estuvieron bien planteados según las capacidades del territorio, los mercados de compra y venta, y sin embargo no lograron desarrollarse. ¿Qué sucedió entonces?, se (le) pregunta Marco Teruggi.

Las respuestas se concentran en un punto: la corrupción, la utilización de lo público para beneficio personal/familiar, como, por ejemplo, dinero que llegó y no fue invertido, ganado y maquinarias vendidas ilegalmente: evasión de impuestos, cuentas en paraísos fiscales, sobrefacturaciones. ¿Alguna vez se investigará?, (le) pregunta.

El fin de la bonanza de los precios petroleros dejó al descubierto también la acumulación de activos externos, es decir renta petrolera apropiada y fugada en cuentas en el exterior, que alcanzó una magnitud tal, que le permitió a los capitalistas (nacionales e internacionales) fijar el tipo de cambio y aherrojar económicamente a la revolución bolivariana, recuerda el economista Simón Andrés Zúñiga.

La reestructuración negociada de la deuda (calculada en 130 mil millones de dólares) debería realizarse alejándose de la asesoría-negociados de algunos asesores extranjeros, más allá de las consideraciones de que una gran parte de misma está asociada a un mecanismo delictivo de captura de renta petrolera, como la venta de deuda con apetitosos descuentos para los fondos buitres o al banco de inversión estadounidense Goldman Sachs realizado por el Banco Central de Venezuela (BCV) en mayo de este año con un descuento de un 69%, a través de un intermediario financiero.

Una discusión que comenzó con Chávez

El texto que leerá a continuación (el que está en letras itálicas) tiene apenas 14 años y medio, pero parece haber sido escrito ayer. Vale la pena leerlo –más allá de aquello que la historia vuelve a repetirse- para entender lo que sucede en esta Venezuela agredida, bloqueada, vilipendiada, y que a lo largo de 18 años de Revolución Bolivariana ha debido soportar golpes de Estado duros y blandos y una continua operación de desestabilización, política económica y financiera.

“Hasta ahora la realidad nos había mostrado un gobierno incoherente, donde la ineficiencia, ineficacia y brotes de corrupción iban minando la credibilidad de un pueblo que se jugó por el cambio y demostró estar algunos pasos por delante de su dirigencia”, señalaba el editorial del número 11 de la revista Question, de mayo de 2003.

(…) No existe una sola estrategia de la oposición, ya que el archipiélago de grupos intenta algunos movimientos al unísono y muchos otros totalmente discordantes. Durante sus acciones no solo no logró derrocar a Chávez, sino que arruinó su base social. (…) Todo indica que la oposición está hoy igual que Adán en el Día de la Madre: totalmente desorientado. ¿A quién representan los delegados en la Mesa? Lo cierto es que, lamentablemente, la base social de la oposición ha sido abandonada una vez más por esta autodenominada dirigencia”, añadía el mensuario.

A mediados de mayo de 2003, el presidente Hugo Chávez – en su habitual Aló Presidente dominguero- se refirió al editorial de Question y leyó el párrafo donde se habla de ineficiencia, ineficacia y corrupción en la gestión de gobierno. “Sé que se trata de críticas constructivas”, dijo finalmente. Personalmente el diálogo fue más duro, entre “la corrupción es un problema cultural” de Chávez, y un “sus cifras son obscenas y se asemejan a la deuda externa de cualquier país latinoamericano”. Y nos vino a la memoria el “chinito de Recadi”, único preso de la altísima corrupción en el gobierno de Jaime Lusinchi.

En octubre de 2013, en su último gabinete ministerial, fue el mismo Chávez quien señaló que había que combatir la ineficacia, la ineficiencia y la corrupción, que ya no se podía esconder debajo de la alfombra ni ser invisibilizada por contralores, fiscales, jueces, cómplices de la impunidad.

Mientras transcurre la “limpieza” (en otras épocas se hablaría de purga), y la ciudadanía sigue esta novela obligada, los ingresos de las familias trabajadoras se pulverizan en medio de una inflación desenfrenada. Hoy cunde la desesperanza ante la arremetida de un enemigo que no muestra su verdadera cara y es escondido bajo el concepto de “guerra económica”, mientras los banqueros y capitalistas que controlan la producción y la distribución, se hacen más y más ricos.

¿Se terminó la “guachafita”?, ¿se acabó la impunidad?

MIÉRCOLES 6 DE DICIEMBRE DE 2017 – COMCOSUR
_______

4) Internet: se profundiza la dependencia latinoamericana de EEUU –Raúl Zibechi (RedEco)

Ocho de los nueve cables submarinos que unen América del Sur con Europa pasan por EEUU. Algo muy grave porque, además, la ciudad brasileña Fortaleza está más cerca de la península Ibérica que de Miami. El noveno es un cable obsoleto y saturado, de modo que el 99% del tráfico de Internet desde Sudamérica es controlado desde Washington.

El dato fue proporcionado por la compañía española Eulalink cuando presentó el proyecto de cable submarino que comenzará a operar en 2018, uniendo Brasil con Sines (Portugal) y Madrid, sin pasar por Estados Unidos. El cable tendrá una gran capacidad, nada menos que 72 Tbps (terabits por segundo), siete veces más que la información que América Latina trasmite actualmente al resto del mundo.

Se trata de un pequeño e insuficiente paso, toda vez que la región presenta un panorama absurdo: un correo electrónico entre Santiago de Chile y Buenos Aires (dos ciudades separadas por 1.400 kilómetros), recorre más de 15.000 kilómetros, primero por el océano Pacífico para llegar a la costa de California, luego atraviesa EEUU hasta Miami y finalmente se hunde en el Atlántico hasta llegar a la capital argentina. En paralelo, la Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile (Subtel) y la compañía Huawei de China, firmaron un acuerdo de pre-factibilidad técnica para el desarrollo de una conexión directa entre Asia y Chile a través de un cable de fibra óptica que unirá China con el país andino a través del Océano Pacífico.

Son pequeños avances en dirección a la independencia en materia de comunicaciones. Hace apenas cinco años la UNASUR había decidido construir un anillo de fibra óptica para permitir la interconexión directa de los países de la región. El objetivo era superar la eterna dependencia económica, política y cultural. Un país como Brasil, que pretende ser una potencia global emergente, vive una grave dependencia en las comunicaciones: el 46% de su tráfico internacional de Internet viene de fuera del país, y de esa cantidad el 90% hace una “parada” (pitstop) en Estados Unidos.

En cuanto a la región en su conjunto, el 80% del tráfico internacional de datos de América Latina pasa por Estados Unidos, el doble que Asia y cuatro veces el porcentaje de Europa. Esto hace que las comunicaciones sean más caras.

El entonces ministro de Industria y Energía de Uruguay, Roberto Kreimerman, señaló luego de la cumbre de UNASUR en Asunción, en 2011, que hay varias razones por las cuales se tomó una decisión de construir el anillo sudamericano: “Los costos actuales son muy elevados ya que en el conjunto de la región lo que se paga a los propietarios de los cables submarinos y las conexiones con los países desarrollados suponen entre el 30 y el 50% del precio final”.

La otra razón de peso hace referencia a la soberanía nacional, algo que quedó en evidencia cuando las agencias estadounidenses controlaban las comunicaciones de la presidenta Dilma Rousseff, lo que provocó una crisis diplomática entre ambos países.

El proyecto inicial de UNASUR pasaba por un relevamiento y mapeo de todas las redes existentes en cada uno de los países. Luego se establecieron tres etapas: la conexión de los puntos físicos ubicados en las fronteras, como Argentina, Paraguay, Venezuela Bolivia y Uruguay, y en la siguiente etapa las empresas estatales de comunicaciones, como Telebras de Brasil y Arsat de Argentina, y también las privadas, realizarían el tendido de sus redes. Estaba previsto que el anillo de fibra óptica tuviera una extensión de 10.000 kilómetros y fuera gestionado por las empresas estatales de cada país para que las comunicaciones sean más seguras y baratas. La conexión directa aumentaría la velocidad de conexión entre un 20 y un 30% y sus costos serían menores.

El proyecto implicaba la instalación de varios cables submarinos. Uno de ellos entre Brasil y Estados Unidos, que permite también la conexión con Colombia y Venezuela. Un segundo cable se proponía unir el continente directamente con Europa pasando por Cabo Verde, y un tercero unirá Fortaleza (norte de Brasil) con Angola (África) con una derivación hacia Argentina y Uruguay. La empresa encargada de la construcción de buena parte del anillo óptico era la estatal Eletrobrás y la financiación estaba a cargo del banco de desarrollo BNDES.

Todo esto ha quedado paralizado con la crisis política y los cambios de gobiernos que afectan a los principales países de la región, en particular a Brasil, el país que propuso y diseñó los nuevos tendidos de cables de Internet.

MIÉRCOLES 6 DE DICIEMBRE DE 2017 – COMCOSUR
_______

5) Libia, el Estado creado por Occidente donde vuelve la esclavitud
Maria Torrellas (Resumen Latinoamericano)

A cinco años de la invasión a Libia, la hipocresía de Europa y Estados Unidos se muestra una vez más, respecto a las motivaciones para intervenir y luego destruir un Estado considerado, por los propios organismos internacionales como el país que tenía los mejores indicadores de desarrollo humano de África.

Julian Assange, el fundador de WikiLeaks (que lleva años asilado en la embajada de Ecuador en Londres, aseguraba hace un año que “Hillary Clinton fue la figura clave en la destrucción del Estado de Libia”.

Según Assange, los correos electrónicos de Clinton revelaban un plan maestro, nacido meses antes de la intervención de Occidente en Libia en marzo de 2011, para convertirla en el tema principal de su mandato como secretaria de Estado y en un podio desde el cual pudiera cumplir sus sueños presidenciales. “Libia […] fue la guerra de Hillary Clinton”, recalcó el fundador de WikiLeaks.

Además, afirmó que la destitución del entonces presidente libio Muamar el Gadafi y la destrucción del Estado libio era “algo que ella utilizaría para presentar en las elecciones generales presidenciales”.

A consecuencia de la intervención norteamericana con apoyo occidental, alrededor de 40.000 personas perdieron la vida en Libia. Pudimos ver a Hillary festejando el asesinato de Gadafi y después de la masacre instalaron a los yihadistas y el Estado Islámico en el poder. Todo esto ha desatado la crisis europea de los y las refugiadas de hoy.

Ahora se rasgan las vestiduras en la ONU y otros organismos porque la esclavitud ha vuelto en Libia. En un video de la cadena del poder imperial norteamericano CNN se difundió cómo se negocia con personas de la zona subsahariana, de la misma forma cruel que se hacía en tiempos del esclavismo.

Se conocía la existencia de esta trata de personas pero esta vez se corrobora con imágenes. Numerosas ONGs han denunciado que este es uno de los tantos negocios inhumanos que proliferan en este Estado creado por las potencias occidentales, para robar sus recursos.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismo de la ONU, ya ha alertado de esta situación en varias ocasiones y documentado casos con testimonios de personas que han logrado escapar de su cautiverio en Libia y regresar a sus países de origen. A principios de este mes, Mohammed Abdiker, director de Operaciones y Emergencias de la OIM visitó Trípoli y afirmó que “la situación es grave”. “Cuanto más se involucra la OIM en Libia, más constatamos que es un valle de lágrimas para muchos migrantes. Algunos informes son realmente espeluznantes y los últimos informes sobre el mercados de esclavos” de migrantes se suman a una larga lista de atropellos”, aseguró.

Según los testimonios recogidos por la OIM, tras el viaje hasta Libia por el desierto del Sáhara, las personas que logran sobrevivir son recluidos en centros de detención masificados, en condiciones deplorables y sometidos a torturas, malos tratos, vejaciones constantes. Muchas veces, ni siquiera son recluidos en estos centros sino en casas particulares o garajes donde hacinan a cientos de personas que posteriormente serán vendidos como esclavos, utilizados para exigir dineros a sus familiares, lanzados al Mediterráneo en embarcaciones precarias o simplemente ejecutados si no obtienen de ellos más beneficios económico.

Todo esto está sucediendo con la anuencia de la Unión Europea que ha ido implantando acuerdos con las tribus que imperan en el país para que Libia sea un muro de contención en la ruta migratoria que llega desde el sur. Ha destinado cientos de millones de euros para equipar a las guardia costera libia, para mantener y construir más campos de detención y “otros proyectos relacionados con la migración que afectan a Libia”, según la declaración que los Estados de UE firmaron el pasado febrero en una cumbre en Malta.

La situación también ha sido denunciada por el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, quien este martes calificó de “inhumana” la cooperación de la UE con este país. También ha puesto sobre la mesa las “condiciones horribles” en los centros de detención de inmigrantes y refugiados en Libia.

“El sufrimiento de los inmigrantes detenidos en Libia es una atrocidad para la conciencia humana”, afirmó Zeid en un comunicado en el que se refirió a la asistencia de la UE a la Guardia Costera para interceptar en el Mediterráneo y devolver a Libia a los inmigrantes y refugiados, donde, según la ONU y varias ONGs, son retenidos en condiciones inhumanas.

MIÉRCOLES 6 DE DICIEMBRE DE 2017 – COMCOSUR
_______

“Las ideas dominantes de la clase dominante son en cada época las ideas dominantes, es decir, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad resulta ser al mismo tiempo la fuerza espiritual dominante, la clase que controla los medios de producción intelectual, de tal manera que en general las ideas de los que no disponen de medios de producción intelectual son sometidos a las ideas de la clase dominante”. — Carlos Marx
_______

POR LA VOZ DE MUMIA ABU JAMAL ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org / contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
_______

powered by phpList

Entradas más antiguas «