«

»

TODO MUY PARECIDO

1) Luis Lacalle Pou vs. Gabriel Pereyra
2) EE.UU. le dijo a Lacalle que, si gana, debe aceptar los presos
3) Los programas de los partidos en esta elección nacional se parecen bastante más de lo deseable y de lo saludable.
4) Blanqueando posiciones
5) Álvaro, el hijo oncólogo de Tabaré Vázquez, candidato a diputado
_______________

NOTICIAS Y PENSAMIENTOS
COMCOSUR AL DÍA – AÑO 15 – Nº 1991
Viernes 26 de Septiembre de 2014
Producción: Andrés Capelán – Coordinación: Carlos Casares
Apoyo técnico: Carlos Dárdano
COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR
1994 – 19 de junio – 2014
Ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
_______________

“Si asumes que no hay esperanza, garantizas que no habrá esperanza.
Si asumes que hay un instinto hacia la libertad, que hay oportunidades
para cambiar las cosas, entonces hay una posibilidad de que puedas
contribuir para hacer un mundo mejor. Esa es tu alternativa”.
Noam Chomsky
_______________

1) LUIS LACALLE POU VS. GABRIEL PEREYRA

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014
_______________

2) EE.UU. le dijo a Lacalle que, si gana, debe aceptar los presos
P.Barquet y J.P.Correa (El País)

El postergado tema de la venida de los presos islamistas de Guantánamo se metió en la campaña electoral y la embajadora estadounidense, Julissa Reynoso, advirtió que su país entiende que Uruguay ya está comprometido a recibirlos. El candidato blanco Luis Laca-lle Pou había dicho explícitamente que no se oponía a la llegada a Uruguay de familias de refugiados sirios pero sí que rechazaba de plano la de los seis presos de Guantánamo.

El presidenciable señaló que se quería referir a dos cosas que le van a “influir” a Uruguay. “La primera, que no sabemos si pasa, si no pasa o si lo tiramos para adelante: recibir presos de Guantánamo en nuestro país para quedar bien con Estados Unidos. La segunda es que Uruguay reciba familias que están pasando muy mal en su país de origen. Soy totalmente contrario a recibir a los presos de Guantánamo. Que los reciba Estados Unidos. Pero no nos podemos negar a la ayuda humanitaria de recibir a esas familias sirias”, enfatizó.

Lacalle Pou contó ayer en San José que se había reunido con Reynoso antes de las elecciones internas y que luego fue llamado de la embajada “un par de veces” porque la representación quiso cerciorarse de que mantuviese la misma posición.

“Les preguntamos, bien fácil: ¿por qué no los reciben ustedes? Nos dijeron: porque el Parlamento no los acepta. O sea que son presos de ustedes, ilegítimos de ustedes, y me los quieren mandar a mí. No, eso no es negocio para nadie”, sostuvo Lacalle Pou en una conferencia de prensa realizada en Libertad. Además, advirtió que “el gobierno no informó nada” y no contestó sus solicitudes de datos. Y adelantó que, en caso de concretarse la llegada de los presos de Guantánamo, si fuera presidente, es probable que deje sin efecto el acuerdo.

También el candidato presidencial colorado, Pedro Bordaberry, está en desacuerdo con la venida de los seis presos de Guantánamo. En cuanto al candidato del Partido Independiente, Pablo Mieres, ha dicho que entiende que una vez que el país asumió el compromiso de recibir a los seis presos, la futura administración quedó comprometida, cualquiera sea el partido político que ocupe el gobierno.

Evidentemente, la rotunda postura del candidato presidencial blanco hizo sonar alguna alerta en el gobierno de Estados Unidos, porque su embajadora salió en la noche de ayer a aclarar que Uruguay ya está comprometido. Al participar en un evento en su residencia para festejar la apertura del mercado uruguayo a los pollos y mollejas provenientes de Estados Unidos (ver página A14), la diplomática dijo que “consideramos que la transferencia de estas seis personas es un acto sumamente humanitario; son seres humanos que tienen doce años encarcelados sin juicio, sin sentencia, sin ningún proceso formal”. La diplomática recordó que gran cantidad de países latinoamericanos han pedido el cierre del campo de Guantánamo al igual que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y que, por lo tanto, Estados Unidos está agradecido “profundamente” a la ayuda ofrecida por Uruguay.

Fue entonces que consultada si entendía que los partidos opositores uruguayos habían ya quedado comprometidos por lo acordado por el actual gobierno de Mujica, respondió afirmativamente. “Este arreglo diplomático entre dos países no es un acuerdo entre dos partidos. Eso es lo que nosotros entendemos porque tenemos un acuerdo con la República Oriental del Uruguay”, advirtió. Insistió en que los presos “quieren seguir una vida normal” e “ir a un país donde pueden tener una vida en paz y Uruguay nos ha dado esa garantía”. Reynoso reconoció que “por respeto” se reunió con Lacalle Pou, Bordaberry, Mieres y el candidato oficialista Tabaré Vázquez.

El diario estadounidense The New York Times publicó que en agosto llegó un avión Boeing a la base de Guantánamo para traer a los seis presos (cuatro sirios, un tunecino y un palestino), que esperó tres días y que abandonó el lugar finalmente sin los cautivos. Esto se habría debido, según el diario, a que el presidente Mujica habría dicho que prefería que llegasen luego de las elecciones. El diario sostuvo también que el vicepresidente estadounidense Joe Biden habría llamado a Mujica para presionarlo. Mujica dijo luego que entendía que los presos “no están listos” para venir a Uruguay y que la decisión final la va a tomar él.

Reynoso negó que hubiese presiones y que Estados Unidos estuviese determinando la fecha de llegada, aunque reconoció que “lo ideal” sería que los presos viniesen antes del 1° de marzo, cuando asume el nuevo gobierno.

En la base militar de Guantánamo, que está en la isla de Cuba, llegó a haber 600 confinados en 2003, sospechosos de terrorismo luego de los atentados del 11/S. Hoy quedan 149. Estados Unidos ha logrado que 48 países hayan aceptado recibir algunos. Ha realizado gestiones en ese sentido ante Colombia, Chile y Brasil. Uno de los sirios que vendría a Uruguay, Abu Wa`El Dhiab, ha ayunado para protestar por su encierro.

La oposición se aviene a recibir a los refugiados sirios

Tanto el candidato colorado Pedro Bordaberry como el blanco Luis Lacalle Pou, se avienen ahora, si son electos, a no objetar la llegada de refugiados sirios que comenzará en octubre con las primeras cinco familias compuestas por 42 personas.

Lacalle Pou contó que el lunes pasado se reunió “sin prensa” con el secretario de la Dirección Nacional de Derechos Humanos, Javier Miranda, encargado de coordinar la llegada de los refugiados sirios y le dijo: “Javier, contame quiénes son, qué situación tienen” los refugiados que vendrán.

En mayo, el presidenciable blanco había dicho: “Hay chiquilines que no llenan la panza, que no van a la escuela, que no tienen buena salud, que tienen muchas necesidades básicas insatisfechas”. En esa oportunidad, planteó que “primero” está atender esa realidad de parte de los niños uruguayos, y luego “extender ese humanismo a los de otros países”.

Lacalle Pou dijo a El País que en el encuentro de esta semana Miranda lo terminó de convencer de apoyar la llegada de los sirios porque le brindó toda la información que necesitaba. “Uruguay obviamente tiene muchos problemas y tiene que dedicarse a nuestros niños también, pero eso no significa que dejemos una gran conducta que nos hizo una gran nación, que es ser albergue de familias”, consideró el candidato.

También Bordaberry había pedido dar prioridad a los niños uruguayos cuando se supo que el gobierno analizaba traer refugiados sirios. Sin embargo, también modificó su postura. Miranda lo llamó para coordinar una reunión que todavía no se concretó porque el candidato colorado estaba de gira electoral, pero Bordaberry adelantó a El País que por razones humanitarias le parece adecuado recibir a los sirios. De todas formas, consideró que debe clarificarse cuál será su estatus legal porque la normativa internacional establece que el refugiado debe indicar formalmente a qué país quiere dirigirse.

Oposición vs. embajadora

Julissa Reynoso
“Tenemos un acuerdo con la República Oriental del Uruguay. No es un acuerdo entre dos partidos”.

Luis Lacalle Pou
“O sea que son presos de ustedes y me los quieren mandar a mí. No, eso no es negocio para nadie”.

Pedro Bordaberry
“Bastantes líos tenemos aquí para importar los líos de otros; las prioridades son otras, no Guantánamo”.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014
_______________

3) Los programas de los partidos en esta elección nacional se parecen bastante más de lo deseable y de lo saludable.
Adolfo Garcé (El Observador)

Los programas de los partidos en esta elección nacional se parecen mucho. Diría más, se parecen bastante más de lo deseable y de lo saludable. La convergencia entre las plataformas electorales de los dos candidatos favoritos, Tabaré Vázquez y Luis Lacalle Pou es especialmente llamativa. ¿Esto significa que, gane quien gane, hay que esperar las mismas políticas? Pienso que no. Paso a explicarme.

Las plataformas electorales, en las buenas democracias, en aquellas que realmente respetan las preferencias de los ciudadanos, son un buen predictor de las políticas públicas. Sin embargo, a la hora de gobernar, también intervienen otros factores. En particular, ningún partido que actúe como un actor racional y que aspire, por ende, como mínimo, a conservar el apoyo recibido en la elección anterior, puede gobernar a contrapelo de sus bases electorales y sociales.

Más allá del marketing y de la obsesiva búsqueda del centro con la que suelen fatigar a los electores, el FA y el PN tienen bases electorales y sociales diferentes. No hay que esperar políticas idénticas. Entre el discurso electoral y la acción de gobierno, gane quien gane, habrá una brecha importante.

Los electores de ambos bloques tienen preferencias distintas. Quienes votan al FA se distribuyen desde el centro hasta la izquierda del espectro. Aunque algunos siguen aspirando (y esperando) una transformación revolucionaria de signo socialista (en el sentido de anticapitalista), la mayoría se conforma con conciliar crecimiento e igualdad. Para ello, retomando la vieja tradición batllista, apuestan a un papel activo del Estado tanto en la dinámica económica como en la redistribución del ingreso.

Mientras tanto los electores del PN (y de su inexorable socio en el caso de tener que gobernar, el Partido Colorado) van desde el centro hasta la derecha. Aunque el valor de la igualdad no les resulta indiferente, tienden a enfatizar la importancia de la libertad y del crecimiento económico. Recuperando la tradición liberal, sospechan del Estado y confían en la iniciativa individual.

Las bases sociales de ambos bloques también tienen diferencias relevantes. El FA nació siendo un partido urbano, de clases medias y de obreros. Con el paso del tiempo, a medida que viraba hacia el centro, se fue convirtiendo en un típico partido policlasista (catch-all, en la jerga politológica) y de alcance nacional. Sin embargo, sigue conservando una sintonía privilegiada con los trabajadores de la ciudad y con el movimiento sindical organizado.

Las raíces sociales del PN también son distintas a las del FA. Desde el comienzo, en los lejanos tiempos del gobierno del Cerrito, fue más un partido del interior que de la capital, más del campo que de la ciudad, más de peones que de obreros. Como el FA, también el PN fue cambiando (ganó espacio en los centros urbanos y entre los trabajadores). Pero sigue teniendo un diálogo más fluido con los empresarios que con los trabajadores.

Si los dos tienen apoyos sociales y políticos distintos, hay que esperar que sus políticas (más allá de la molesta cosmética electoral) sean también distintas. El FA y el PN hablan de mantener los Consejos de Salarios e incorporar la productividad. Parece la misma política laboral…, pero yo no estaría tan seguro. Cada partido tenderá a ser fiel a su base social. La política laboral de un gobierno del FA siempre tenderá a inclinar la balanza del lado del trabajador. La política laboral de un gobierno encabezado por el PN, de una forma u otra, inclinará la balanza del lado del empresario.

Lo mismo puede decirse respecto al gasto público. Ambos partidos dicen prácticamente lo mismo. Los dos hablan de aumentar el gasto social pero, al mismo tiempo, prometen contener el gasto público. Parece la misma política fiscal. No lo es. No puede serlo. Ambos partidos tienen, en el fondo, visiones distintas. Responden a electores con preferencias diferentes. En un gobierno del FA no puede esperarse que el gasto público baje. No es lo que esperan sus votantes. No es lo que esperan la mayoría de las fracciones que integran el FA. Si tienen que poner más impuestos para financiar el gasto terminarán haciéndolo. En un gobierno del PN, en cambio, es razonable esperar que, más allá de todo lo que se diga sobre el gasto social y su importancia, el gasto público sí pueda ser contenido. Prefieren, es evidente, menos gasto y menos impuestos.

Cada partido tenderá a ser fiel a su base social. La política laboral de un gobierno del FA, tenderá a inclinar la balanza del lado del trabajador. La del Partido Nacional, inclinará la balanza del lado del empresario.

Así debe ser. Las mejores democracias son aquellas en las que los partidos responden a sus bases sociales y electorales y formulan políticas diferentes. En Uruguay no es lo mismo un gobierno del PN aliado con el PC que un gobierno del FA (¿aliado con el PI?). Es bueno que existan estas diferencias.

Es bueno que los electores podamos elegir entre gobiernos que ofrecen políticas distintas. Lo único malo es que los ciudadanos tengamos que estar adivinando y haciendo razonamientos innecesariamente complejos para lograr poner de manifiesto contradicciones que deberían ser obvias y explícitas.

Las campañas deberían servir para explicitar las diferencias y no para disimularlas. Nuestros partidos polemizan en serio, a fondo, únicamente en torno a la propuesta de reforma constitucional que pretende bajar la edad de imputabilidad penal. Ojalá estuvieran discutiendo con la misma sinceridad acerca de política fiscal, de política laboral, de reforma educativa, para mencionar solamente algunos otros asuntos fundamentales.

*Adolfo Garcé- Doctor en Ciencia Política, docente e investigador en el Instituto de Ciencia Política, Facultad de Ciencias Sociales, Udelar

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014
_______________

4) Blanqueando posiciones
Natalia Uval (La Diaria)

Comandante en jefe del Ejército y subjefe de Policía destituidos por los gobiernos del FA integran hoy las filas de Lacalle Pou.

Carlos Díaz fue destituido de su cargo de comandante en jefe del Ejército en 2006, tras una reunión que mantuvo con dirigentes de la oposición sin autorización del entonces presidente Tabaré Vázquez. Hoy integra la lista al Senado que respalda al candidato nacionalista Luis Lacalle Pou (Todos hacia Adelante), a partir de su vínculo con el senador Jorge Saravia, según confirmaron Díaz y Saravia a la diaria. Ernesto Carreras fue cesado en su cargo de subjefe de Policía de Soriano tras convocar a derrocar al presidente José Mujica. Hoy integra la agrupación Dignidad Policial, que apoya a Lacalle Pou, y evalúa positivamente las propuestas del programa blanco para asignar tareas de seguridad a policías retirados.

El senador electo por el Frente Amplio (FA) Jorge Saravia, ahora en las filas del Partido Nacional (PN), conoce a Carlos Díaz desde hace “muchos años”. Se lo presentaron familiares suyos -“tengo una enorme cantidad de primos militares”, aclara el legislador- y desde entonces desarrolló un “vínculo personal” que luego se tornó profesional, cuando Saravia presidía la comisión de Defensa del Senado y Díaz era comandante en jefe del Ejército. En 2011, luego del retorno de Saravia al PN, se conformó la Concertación Republicana Nacional (CRN) y se creó el Instituto Artigas Saravia, un centro de estudios del sector sobre temáticas diversas. “Cuando Díaz pasó a retiro lo invitamos a participar en el centro de estudios, y entonces se vinculó con nosotros”, contó Saravia.

Actualmente Díaz preside ese centro y es una de las personas que participaron en la elaboración del programa de Lacalle Pou, explicó el senador. El instituto “no tiene que ver con la parte política sino con estudios de interés de un grupo de gente que trabaja en temas” diversos, señaló Díaz, y se negó a hacer valoraciones personales sobre asuntos vinculados a la defensa y a la seguridad. “Está todo en el programa”, indicó.

Cuando llegó el momento de aportar nombres para conformar la lista al Senado del candidato nacionalista, CRN dio los nombres de Jorge Saravia, del ex diputado blanco por Florida Arturo Heber y de Carlos Díaz. Todos los nombres fueron aceptados y figuran en la hoja de votación, aseguró Saravia, quien aparece como primer suplente de Lacalle Pou. En cambio, Díaz figurará “muy probablemente” sólo como respaldo simbólico, sin chances de ser electo senador, detalló Saravia, aunque aclaró que aún no conoce los lugares exactos que ocupará en la lista el resto de los candidatos propuestos. “Si integro la lista será para completar. Saravia me consultó si podía mencionar mi nombre y le dije que no tenía ningún problema”, explicó Díaz.

El 19 de octubre de 2006, Vázquez destituyó a Díaz tras conocerse, por una nota publicada por el semanario Búsqueda, que se había reunido sin autorización con el ex presidente Julio María Sanguinetti y con el ex ministro de Defensa Yamandú Fau, y que tenía prevista otra reunión con el dirigente nacionalista Jorge Larrañaga. Seis años después, en una entrevista con el mismo semanario, Díaz reveló que aquella reunión había tenido como objetivo “comenzar diálogos con actores políticos en busca de un consenso que permitiera superar los conflictos pasados y evitar lo que parecía inminente: una ola de encarcelamientos de oficiales”, según informó Búsqueda. “Éste era un tema diario, que se venía y se venía”, declaró Díaz en una nota publicada el 13 de setiembre de 2012. No obstante, dijo que “no había cuestión política alguna en esa reunión”.

“Me parece que fue una destitución totalmente injusta, y en su momento lo respaldamos personal y públicamente porque entendíamos que es una gran persona y fue un gran comandante en jefe”, dijo Saravia a la diaria. En esa misma entrevista con Búsqueda, Díaz menciona como una de las principales razones para acercarse al sector de Saravia la posición del senador contraria a la anulación de la Ley de Caducidad.
Políticamente incorrecto

“Qué mierdaaaaa y toda junta”, escribió en junio de 2012 el subjefe de Policía de Soriano, Ernesto Carreras, en Facebook. Se trató de un comentario a un fotomontaje denominado “Os demonios do Mercosul”, en el que aparecían varios presidentes de la región de aquel momento: Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Hugo Chávez (Venezuela), Raúl Castro (Cuba) y José Mujica. En su muro de Facebook propuso: “Copiemos a los paraguayos, Chau Pepe!!!” Esto motivó su destitución.

El mes pasado se supo que encabezaba una agrupación en apoyo a Lacalle Pou, denominada Dignidad Policial, integrada mayormente por policías retirados. En entrevista con el programa Suena tremendo, de radio El Espectador, el 3 de setiembre, Carreras admitió que aquel comentario realizado en Facebook fue “un error”, pero opinó que “fue magnificado” y que él cumplió su “pena, que fue la destitución”. Al ser consultado sobre otros dichos suyos en las redes sociales respondió: “Carreras es un ciudadano común, y yo opino como cualquiera, y eso no quiere decir que esté en contra de Olesker [Daniel, ministro de Desarrollo Social] por decirle mugriento. Tal vez no fue la palabra más acertada”.

El programa del PN establece en su capítulo de seguridad ciudadana que se creará un plan “que permita aprovechar el conocimiento y la experiencia de oficiales policiales retirados, por la vía de convocarlos a participar en programas de entrenamiento, capacitación y análisis”. “Con el encuadre debido, también podrían participar en el plan Plazas y Parques Seguros”, agrega, retomando una idea incluida en el programa elaborado para las elecciones internas, con miras a poner en actividad a los policías retirados. Carreras evaluó positivamente esta propuesta. “La Policía hoy tiene un enorme problema, del cual el gobierno no habla. El gobierno del FA ha desencantado a la Policía y se ha retirado un montón de gente que se ha llevado toda la experiencia. La nueva Policía del FA ha dejado de lado la experiencia, muchos se han ido para la casa y es un desperdicio, porque el Estado invierte mucho en la capacitación de los oficiales”, declaró Carreras a la diaria.

El ex subjefe de Policía sostuvo que el gobierno y quienes respaldan a Lacalle Pou tienen “visiones antagónicas” de la seguridad. “Para nosotros el policía es la principal herramienta para enfrentar la inseguridad, y el gobierno se ha olvidado del elemento policía”, consideró, y afirmó que para ministro del Interior se precisa una persona que “entienda, respete y quiera” a la Policía.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014
_______________

5) Álvaro, el hijo oncólogo de Tabaré Vázquez, candidato a diputado
(Subrayado)

Se postula en la nómina del Partido Demócrata Cristiano. Si es elegido legislador propondrá cambios en la salud pública tomando como ejemplo el Hospital de Tacuarembó.

Álvaro Vázquez Delgado, hijo del candidato presidencial frenteamplista, inicia su carrera política en las elecciones de octubre de 2014. Será candidato a diputado por el Partido Demócrata Cristiano. En entrevista con el diario La República, dijo que los gobierno de Tabaré Vázquez y José Mujica han sido “estructuralmente revolucionarios”. Destacó el combate al tabaquismo (liderado por su padreI y el plan de salud bucal (que dirigió su madre, María Auxiliadora Delgado) como hitos de la salud uruguaya de los últimos años.

Si llega al Parlamento, agregó, trabajará en una batería de medidas para trasladar al ámbito de la salud pública una serie de experiencias llevadas a cabo en el Hospital de Tacuarembó, de cuya gestión ha formado parte en los últimos años. Vázquez, de 48 años, padre de cuatro hijos, es médico oncólogo, igual que su padre. Forma parte, según dijo, de una renovación dentro del Partido Demócrata Cristiano junto a Jorge “El Chileno” Rodríguez (Intendencia de Montevideo), Antonio Carámbula (Ministerio de Turismo) y Gustavo Pérez (AEBU).

Al igual que su madre, María Auxiliadora, es un ferviente católico. Álvaro acompañó a la primera dama en la misión oficial que Presidencia envió al Vaticano por la muerte del papa Juan Pablo II. Entre las prioridades de los demócratas cristianos en el Parlamento estará el “combatir la cultura del descarte”, en alusión a las palabras del papa Francisco. Sobre el PDC, dijo que su vigencia en el Frente Amplio está fundada en la necesidad de que “hay espacio para todos”. “Nuestra presencia en la lista 99738, como parte del Frente Liber Seregni, quiere ser un imán para todos aquellos que deseen votar al FA y encuentren en nosotros gente confiable”.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2014
_______________
_______________

COMCOSUR AL DÍA ES UNA PRODUCCIÓN DE
COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR
Coordinación : Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL:
Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY E mail: comcosur@comcosur.com.uy _______________

Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes
y no cuenta con ningún tipo de apoyo institucional ni personal.
_______________

Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC)
_______________

Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín,
no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre
los temas en cuestión.
_______________