Entradas de la categoría 'Boletines Comcosur'

Esta es una categoría genérica para todos los boletines.

OMISIONES, ERRORES Y PÉRDIDAS

AL DÍA:

1) Actor clave del juicio en Roma dice que Uruguay tardó en trabajar en conjunto con la Fiscalía

2) Lilián Abracinskas criticó a jueza que accedió a detener aborto por recurso del padre

3) El cierre de Fanapel – José López Mercao

4) Según expertos, el río Negro ya está en una situación ambiental “crítica” e impacto de planta de UPM sería “muy negativo”

5) Grupo coreano se lleva telares de Paylana

_______________

COMCOSUR AL DÍA / AÑO 18 / Nº 2115 / NOTICIAS Y PENSAMIENTOS / Viernes 24 de febrero de 2017 / Producción: Andrés Capelán
_______________

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca.
Eso lo hacen quienes tienen el monopolio de la palabra. Y el combatir ese monopolio es tarea central.” — Emir Sader
_______________

1) Actor clave del juicio en Roma dice que Uruguay tardó en trabajar en conjunto con la Fiscalía
Nadia Angelucci desde Roma, Italia (La Diaria)

“Estoy orgulloso de lo que logramos hacer con ese juicio, estoy orgulloso de haber ofrecido a las familias querellantes abogados que trabajaron en forma gratuita y estoy orgulloso de cómo se armó el listado de los testigos”, dijo a la diaria Jorge Ithurburu, integrante de la Asociación 24 de Marzo, que en los últimos días estuvo en el centro de polémicas y cuestionamientos. Quisimos tratar de entender en profundidad las críticas que se hicieron a su rol en el juicio por el Plan Cóndor en Roma y su relación con la Fiscalía italiana y los familiares querellantes.
–¿Cómo empieza su compromiso con los derechos humanos?
-Soy argentino y llegué a Italia en 1980, durante la dictadura en mi país. Empecé a militar en la Liga Internacional por el Derecho y la Liberación de los Pueblos, organismo fundado por Lelio Basso que tradicionalmente se había ocupado de la solidaridad hacia los latinoamericanos. En 1987 empezamos a tratar el tema de los juicios a los militares responsables de violaciones a los derechos humanos en casos de desaparecidos italianos durante las dictaduras de los 70 y 80, cuando se aprobó en Argentina la Ley de Obediencia Debida. En ese entonces empezaron a trabajar con nosotros, gratuitamente, los abogados Marcello Gentili [parte civil para la chilena María Paz Venturelli en el juicio por el Plan Cóndor] y Gaetano Pecorella, quien luego fue sustituido por Giancarlo Maniga [que en el juicio representó siempre a Aurora Meloni].
Comenzó un período muy largo en el que intentamos abrir juicios para los desaparecidos de origen italiano; fue muy complicado, hasta que en 1998 asumió el caso un fiscal de Roma, Francesco Caporale, y se empezó a prosperar. En 1998 fue detenido en Londres [Augusto] Pinochet y se instaló un clima favorable de colaboración entre fiscalías de varios países. En ese entonces vivía en Milán y era un empleado municipal, luego me dieron un traslado a Roma para trabajar en la Comisión de Derechos Humanos de la Presidencia. En 1999, junto a Maniga y Gentili, decidimos actuar con dos denuncias: una por la ESMA [Escuela Superior de Mecánica de la Armada de Argentina], por tres italianos, contra cinco militares, y otra, que llevó solo Maniga, por el Plan Cóndor. Ayudé a Maniga a redactar la denuncia, concertamos una audiencia con el fiscal Giancarlo Capaldo para presentarla y logramos que vinieran los familiares. En el 2000 conseguimos las condenas de siete militares argentinos.

–Ese es el inicio del juicio por el Plan Cóndor, cuando presentaron una denuncia seis mujeres: Claudia Allegrini, Luz Ibarburu, María Bellizzi, Cristina Mihura, Aurora Meloni y Martha Gatti.
-Exactamente. Yo en ese momento era el intérprete de los familiares que no hablaban italiano. Ese fue un período muy corto porque Maniga fue sustituido por Paolo Sodani y, dado que yo colaboraba con Maniga, seguí solo el juicio por la ESMA. Mientras tanto, en 1998 también se había abierto en Roma un juicio contra Pinochet por los delitos de víctimas italianas en Chile. Se había presentado un chileno de Bologna, pero el juicio no prosperó porque ese chileno había obtenido la ciudadanía italiana, estaba vivo y denunciaba por delitos de tortura que en Italia no están codificados. Entonces Capaldo se encontraba con un juicio oficialmente abierto, y autorizado por el ministro, pero sin víctimas. Empezó a investigar, viajó a Argentina y logramos concertar un encuentro con familias chilenas en el consulado de Buenos Aires, y así entraron los casos chilenos.
A esa altura, el juicio por el Plan Cóndor lo seguía Cristina Mihura, y yo seguía el juicio a Pinochet, que en ese momento eran dos juicios separados. Son unificados por Capaldo en 2007 cuando él pide la orden de custodia cautelar en contra de 140 personas. Yo seguía, como siempre, la parte chilena y la de los argentinos. Entre 2007 y 2013 el trabajo fue sobre todo de comunicaciones judiciales entre los países y se tardó mucho por problemas burocráticos. La investigación estaba cerrada. En cambio, siguió el juicio por la ESMA que terminó en 2009 con la confirmación de las condenas en Casación.

–En 2013 empiezan las audiencias preliminares, y es ahí que se nombran los abogados. ¿Cómo fue eso? ¿Por qué usted recibió el poder de algunos familiares?
-En primer lugar, era necesario definir las partes y muchos no tenían abogado. Algunos acordaron con Maniga, a quien ya conocían, y otros me dieron el poder a mí porque yo era la garantía de que ellos no tenían contrato con los abogados; yo era la garantía de la relación de patrocinio gratuito entre los abogados y las familias. Los únicos costos que cubrimos para esos abogados fueron los de traslado y hoteles para quienes viajaban de otras partes de Italia. Mientras tanto, en 2009, había nacido la Asociación 24 de Marzo y para cubrir esos gastos presentamos un proyecto a la Iglesia Valdense, que nos otorgó 25.000 euros, que fueron utilizados para gastos de transporte y estadía de 15 abogados. Los pasajes se sacaban en una agencia misionera, BBC Services, y se entregaban a los abogados, a los que vivían fuera de Roma, que son Maniga, Gentili, Nicola Brigida y Andrea Speranzoni. Utilizamos tres hoteles en Roma: la Casa Valdense, el hotel Napoleón y el hotel Lancelot, que además, hospedó gratuitamente a algunos familiares. Yo no toqué dinero: pedí una financiación a la Banca Ética, sobre la base del proyecto Valdense, y trabajé con ese dinero que, al final, fue cubierto con la donación valdense.
El otro mecanismo que utilizamos fue el de poner varios abogados para los mismos casos, nombrando abogados romanos que no tenían ningún costo de traslado y estadía, para evitar gastos excesivos. Si un abogado no podía seguir una audiencia debido a problemas de trabajo, siempre había otro que estaba en la sala preguntando a los testigos y siguiendo el desarrollo del caso. Estoy muy satisfecho con la colaboración que nació entre los abogados, también entre abogados de diferentes estudios legales. Traté de involucrar en el juicio no sólo a viejos abogados con los que ya colaboraba desde hace tiempo, sino también abogadas que estaban interesadas en derechos humanos y jóvenes, para que crezca una nueva generación de abogados comprometidos; para Marta Lucisano, Martina Felicori y Andrea Ramadori fue la primera vez en una corte de Asís. Estoy muy orgulloso de esa pluralidad.

–¿Cómo se decidió el listado de los testigos?
-Yo no firmo nada porque no soy abogado. Tengo una licenciatura en Ciencias Políticas y una maestría en Derechos Humanos. Con los familiares había un acuerdo: las familias no iban a pagar abogado, no iban a pagar el viaje a Roma y tampoco lo iban a hacer para sus testigos. Entonces fue un proceso muy complejo, en el que participaron diferentes actores. Las familias y sus asesores fueron en primera instancia los que sugirieron testigos. Así se armó el primer listado para cada caso, que luego los abogados compartieron con la Fiscalía, que a la vez tenía su listado.
Se eligió un mecanismo de colaboración y se realizaron, a fines de 2014 y comienzo de 2015, reuniones formales e informales con ese objetivo. La Fiscalía pidió la lista a los abogados querellantes antes del 20 de enero de 2015, para poder tener el tiempo de trabajar y para que todos pudieran presentar su listado antes de la fecha límite, que era el 4 de febrero. El Frente Amplio no compartió su listado con la Fiscalía, y Uruguay lo hizo a último momento, en la mañana del 4 de febrero. La Fiscalía aceptó entre 80% y 90% de los testigos propuestos por los abogados querellantes, pagando de esa manera los pasajes y la estadía de los testigos.
Además, la Fiscalía renunció a unos testigos en favor de la Presidencia de Italia, que se hizo cargo de los gastos. Otro tema que se presentó fue lo de la ubicación de algunos testigos, ya que habían transcurrido muchísimos años de los hechos y de las denuncias. Para superar ese problema, la Fiscalía inició relaciones con el Ministerio del Interior de Chile, con la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina y con otras instituciones de derechos humanos, públicas y privadas, de las naciones involucradas, con el objetivo de ubicar testigos, conseguir material, documentos y pruebas. Colaboré en esa tarea por mi conocimiento del idioma. Eso ayudó a establecer relaciones con los gobiernos.
Con Uruguay no se logró tener una relación directa entre Fiscalía e instituciones, porque a todos los pedidos se contestaba: “Hablen con el abogado de Uruguay”. Cuando se armó la lista de testigos de Uruguay, Capaldo, por una relación de conocimiento que tenía con Mirtha Guianze, le pidió ayuda a ella para integrar informaciones. En todo caso, los otros países lograron trabajar directamente con la Fiscalía, pero Uruguay, por lo menos hasta octubre de 2016, cuando vino [el secretario de la Presidencia], Miguel Ángel Toma, a reunirse con Capaldo y Tiziana Cugini, no tomó parte de ese trabajo colectivo. De hecho, no sé qué pasó, pero Uruguay quedó aislado y se generó cierto malestar.

–¿Cuál fue su rol en ese juicio?
-Además de todo lo que ya conté, lo que hice fue realizar llamadas para ubicar testigos y mantener vivos los contactos con las familias; también me ocupé de los testigos, de asegurarme de que llegaran, de que se encontraran en el hotel y de que tuvieran una reunión con sus abogados la noche anterior a la declaración. Hice todo esto porque tenía un compromiso moral con esas personas, que habían sido contactadas por mi intermedio. Además, tenía que asegurarme de que el testimonio iba a salir bien. Eso me costó 34 días de vacaciones, y, en cierto punto, cuando terminó la parte del juicio de la que me había ocupado, no fui más al Aula. Mi perspectiva es la de la sociedad civil, mis interlocutores son los familiares de las víctimas y las organizaciones de derechos humanos.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 24 DE FEBRERO DE 2017
_______________

2) Lilián Abracinskas criticó a jueza que accedió a detener aborto por recurso del padre
(Montevideo Portal)

La abogada de Mujer y Salud Abracinskas dijo a Radio Carve que el hecho de que se busque forzar a la mujer a tener al hijo es una forma de violencia contra las mujeres y recordó que la ley prevé que el padre sea consultado pero que la decisión final es de la mujer. “Si uno quiere tener un hijo, tiene que aprender a negociarlo previamente. Una diferencia imposible de transferir es que los embarazos transcurren por los cuerpos de las mujeres”, afirmó.

La abogada lamentó la actitud de la jueza Pura Concepción Book Silva señalando que basándose en sus concepciones ideológicas, cree que puede interpretar la ley y reabrir el debate. “Hemos tenido todo el proceso democrático, se intentó derogar y aquellos que están en contra perdieron. Es como si reabriera el debate parlamentario, está creando jurisprudencia a partir de sus creencias”, afirmó. “Esto está dirimido, podemos estar en desacuerdo o no, pero tenemos procedimientos democráticos, no se puede reabrir una ley en función de si me gusta o no me gusta”, agregó.

Abracinskas informó que la mutualista apelará el fallo porque rechaza los argumentos dados por la jueza, que señala que no se cumplió con los procedimientos que deben realizarse en el centro asistencial. El hecho ocurrió en la ciudad de Mercedes donde la jueza actuante ordenó a una mujer que había resuelto interrumpir su embarazo continuar con la gesta.

Uypress informó que la resolución judicial fue tomada el 21 de febrero, y se trata de una situación única en el país desde la aprobación de la Ley 18.987. Según trascendió, una pareja, en el marco de relaciones consentidas, produjo el embarazo, pero la mujer decidió abortar, decisión no compartida por el hombre, que interpuso una acción legal “que lo ampare en su derecho y en el derecho de niño/a en gestación”, consigna el portal. La jueza hizo lugar a la demanda de amparo, y dispuso la suspensión por parte de la mutualista a la que pertenece la mujer que solicitó la interrupción de su embarazo del proceso previsto en la Ley 18.897.

La demanda presentada por el hombre contempla, por un lado, el amparo, y por el otro la inconstitucionalidad de la citada normativa, conocida como Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “El encuadre jurídico del tema por el que presenta la acción de amparo, analiza sus elementos, plantea también la acción de inconstitucionalidad, y solicita la adopción de medidas cautelares de protección para salvaguardar la vida de su hijo prohibiendo continuar procedimientos tendientes a poner fin al embarazo de la accionada, teniendo presente que el bien supremo a proteger es la vida, derecho superior e inalienable, que se encuentra por sobre cualquier otro derecho de terceras personas y que como tal debe de prevalecer”, expresó la magistrada. Por ese motivo, el recurso de inconstitucionalidad fue remitido a la Suprema Corte de Justicia.

“No cabe duda que la mujer tiene derecho a decidir sobre su capacidad o autonomía reproductiva, como planear su familia, a estar libre de interferencias al tomar esas decisiones. Y todos esos derechos pueden ser ejercidos en plenitud antes del embarazo, al tener la mujer a su disposición cada vez con mayor amplitud”, indica la sentencia.

Y añade: “Una vez producido el embarazo la situación es otra porque al haber un ser humano nuevo con derechos inherentes a su condición de tal protegidos legalmente, la decisión de interrumpir el embarazo no atañe solo a su cuerpo sino que realmente también afecta a otro ser humano, con vida, la vida que tutela en sus principios generales la misma ley 18.987”.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 24 DE FEBRERO DE 2017

_______________

3) El cierre de Fanapel
José López Mercao (Caras y Caretas)

El pasado 13 de febrero, la Fábrica Nacional de Papel (Fanapel), radicada en Juan Lacaze (Colonia), anunció su cierre definitivo. De esa manera, 300 trabajadores se verán privados de su fuente de trabajo dando a su vez un duro golpe a una localidad que supo ser uno de los pulmones industriales de nuestro país.

La de Juan Lacaze es una historia amarga. La supo describir como nadie José Carbajal, el Sabalero, que saltó a la celebridad con temas como ‘A mi gente’ y resumió la decadencia que avizoró en ‘Blues de los pequeños deshollinadores’, compuesta sobre texto del poeta argentino Raúl González Tuñón.

Es además una historia de larga prosapia. En 1787, Francisco de Medina ‘fundó el primer saladero de América Latina, que exportaba con destino a Brasil, Cuba y las Antillas. Su emplazamiento, donde el arroyo del Sauce desemboca en el Río de la Plata, es precursor de lo que sería la futura localidad industrial de Juan Lacaze.

Muerto prematuramente De Medina, el saladero quedó en estado de completo abandono, hasta que en 1792, el porteño Manuel de Labardén lo refundó, procesando carne de tipo irlandés de primer nivel. Simultáneamente, Labardén introducía en la Banda Oriental los primeros ejemplares de ganado ovino, esquivando la vigilancia de las autoridades virreinales, que desaprobaban esa modalidad de pastoreo.

Hasta 1840, la industria saladeril, cambiando de propietarios, siguió dominando la geografía de Puerto Sauce. Por entonces, el establecimiento pertenecía a Blanco, un emprendedor de cuyo nombre no poseo más datos, salvo el que rememora la cañada de Blanco, que discurre a la entrada del barrio lacacino de Villa Pancha.

Hacia 1886, las tierras adyacentes a Puerto Sauce (o Puerto del Sauce) son adquiridas por Juan L. Lacaze y Cía. Allí, en 1885, se emplaza la Compañía de Piedras y Arenas, dirigida por el constructor italiano Juan B. Medici, quién también construyó una trocha angosta para traer piedras en tren desde Minas. Los insumos cruzaban el río en barcazas y eran utilizados para la expansión edilicia de la ciudad de Buenos Aires.

La génesis de Fanapel no se produce precisamente en Puerto Sauce, sino en 1883, en Montevideo, ubicándose en primera instancia en el predio que hoy ocupa el Club Atlético Trouville, en Pocitos, más concretamente en la calle Chucarro, entre Martí y avenida Brasil. Allí comienza a producir papel en 1885, pero el déficit de aguas dulces la obliga a buscar otra locación.

La genealogía de un polo industrial

En 1898, con un capital inicial de $ 72.000, Fanapel se instaló en Puerto Sauce, produciendo en sus inicios entre 4.000 y 5.000 kilos de papel diariamente y empleando a 180 operarios. En 1903, se establece en la localidad Campomar & Soulas, que estaría llamada a ser la principal firma textil de Uruguay.

La concentración obrera a la que dieron lugar las industrias llevó al incremento de la población y a que en 1909 el poblamiento creado en torno al Puerto del Sauce adquiriera el rango de pueblo con el nombre de Juan Luis Lacaze. En 1920 sería declarado villa y en 1952 se le otorgaría el estatuto de ciudad.

Hasta el año 2013, Fanapel empleaba más de 1.000 operarios, exportando a 22 destinos, pero comenzó a entrar en un acelerado proceso de contracción. Se deshizo de su área forestal, vendiendo más de 7.000 hectáreas de eucaliptus en el departamento de Colonia y dejó de producir celulosa para pasar a comprársela a UPM, argumentando razones de costo. Simultáneamente cerró dos plantas, prescindiendo de 200 trabajadores.

En mayo de 2007, el grupo forestal Tapebicuá –un grupo argentino que maneja una tercera parte de ese mercado– adquirió 97,6% del paquete accionario de Fanapel por US$ 45 millones. La compra involucró también a otras dos empresas radicadas en Argentina, que junto a Fanapel conforman el Grupo Celulosa Argentino.

El mismo está conformado por la papelera de Juan Lacaze y por las empresas Centro Industrial Virasoro y Centro Industrial San Charbel, emplazadas en la orilla vecina. El hecho de que Fanapel integrara este grupo impidió que se le cerrara el mercado argentino durante el gobierno de Cristina Fernández, que en su empeño por proteger la producción nacional impidió la introducción al país de papel de origen chino y europeo.

La conmixtión con el Grupo Celulosa Argentino permitió a Fanapel, que coloca más de 90% de su cupo exportable en el mercado argentino, beneficiarse con ese régimen. Más allá del impacto negativo que implicó en su mano de obra –no en sus ganancias– la irrupción de UPM, los años 2014 y 2015 fueron de excepcional bonanza. En ese bienio se marcaron niveles récord de exportación a Argentina con una versatilidad productiva que abarcaba papeles para impresión y escritura (estucados y no estucados), papeles tissue y papel para embalaje, a lo que se agregaba el tradicional papel para fotocopiado (Fanacopy).

Entre Cristina y Mauricio

Pero la asunción de Mauricio Macri cambió por completo los ejes de la política comercial argentina, abriendo las puertas del país a las exportaciones chinas, que con precios de dumping (por debajo de los costos de producción) irrumpió en el mercado barriendo con la competencia vernácula.

En la tríada que compone el Grupo Celulosa Argentino, el principal damnificado fue Fanapel, que en el ejercicio cerrado el 31 de mayo registró una caída de 9% en su producción.

Las señales que emitió su directorio no pasaron inadvertidas para el sindicato. En mayo de 2016 comienzan a instrumentarse seguros de paro rotativos, se suprimen turnos y la empresa da cuenta del déficit que amenaza con volverse crónico. Las pérdidas, según la misma, ascienden a US$ 450.000 por mes y Fanapel amenaza con no estar en condiciones de cumplir con el convenio suscrito con el sindicato por el período de tres años (hasta 2018). El mismo contempla incrementos salariales entre 10% y 12% para las distintas categorías de operarios. En ese lapso, además, se pierden 100 empleos directos y 60 indirectos.

Si bien el mercado argentino es excluyente, Fanapel también pierde el chileno –al que exportaba fundamentalmente papel estucado– por idénticas razones por las que fue borrado del argentino. Empero, durante 2016, siguió exportando pequeños volúmenes a Brasil, Paraguay y la zona franca de Nueva Helvecia.

En diciembre, la crisis se precipita y todo el personal es enviado a seguro de paro. Para justificar la medida, Fanapel publica la relación de costos exigida para producir una tonelada de papel, que está en el orden de los US$ 988 dólares, muy por encima del precio con el cual China vuelca su producción al mercado argentino. De ese monto –siempre de acuerdo a la empresa–, US$ 150 millones son destinados a salarios, US$ 179 millones se gastan en energía y el resto se reparte entre materia prima y productos químicos.

Frente a la inminencia del cierre, UTE ofrece a Fanapel eximirlo del pago del 25% de los costos energéticos, pero con eso no alcanzaba.

El sindicato no cuestiona las cifras que aporta la empresa ni niega que el cierre tenga que ver con esas contingencias. No obstante, denuncia que Fanapel paraliza la planta, pero al mismo tiempo importa papel desde Argentina. Alega además que la empresa ignora al sindicato y apela al doble discurso, diciendo una cosa ante las autoridades en la capital y comunicando otra a los trabajadores. Insta al Estado, del cual Fanapel es uno de los proveedores más importantes, a no comprar el papel para fotocopias que importa y exige que las negociaciones con el MTSS se realicen de manera tripartita y no en régimen de cuarto intermedio. Percibiendo a dónde llevaría el declive, insta al Estado a subvencionar la celulosa utilizada por Fanapel en el proceso productivo. Pero todo es inútil.

El 13 de febrero se comunica el cierre y los consecuentes despidos, que llegarían a ser 300, incluyendo 260 empleos directos y 40 indirectos. Poniendo la frutilla en el postre, la papelera anuncia su intención de pagarlos en doce meses. Reunido en Asamblea, el sindicato declara a Juan Lacaze en estado de “emergencia social”.

En cuanto a otros aspectos, la empresa está al día con los salarios y los aguinaldos y tiene tiempo para pagar licencias y otros beneficios aún no erogados. Pero al margen de ese prolijo estado de cuentas, el trabajo se va y Juan Lacaze recibe el tiro de gracia.

Tabaré y UPM

Prácticamente en el mismo momento en que se comunicaba el cierre de Fanapel, el presidente Tabaré Vázquez, en el curso de su gira europea, se entrevistaba en Helsinki con la gerencia de UPM para negociar la instalación de una tercera pastera en suelo uruguayo.

De concretarse el acuerdo, seguramente la construcción de la planta insumiría –por un tiempo limitado– un contingente importante de operarios e induciría una fugaz prosperidad en la zona en que se emplazaría (según lo estimado, en el centro del país, en las cercanías de Paso de los Toros). Luego, el panorama sería similar al que hoy se advierte en Fray Bentos, a saber, que la planta opera con un mínimo de personal y que las plazas de trabajo se perderían con la misma rapidez con que se crearon.

El curso que van tomando los acontecimientos convoca a la reflexión. Se busca atraer inversores que por su actividad exportable inducen alguna mejora en los saldos exportables y, por añadidura, un pequeño porcentaje de incremento del PIB, pero al mismo tiempo se matan industrias nacionales que absorbían idénticas –o mayores– dotaciones de personal que los foráneos y que además seguían paso a paso todos los tramos de la cadena productiva, generando valor agregado al producto. Al operar en condiciones de monopolio, contar con exenciones fiscales que no poseen las empresas nacionales (para las cuales no existen cláusulas de salvaguarda) y operar también –aunque no principalmente– en el mercado interno, arrastran en su expansión a las industrias nacionales, a las que condenan al cierre, a la primarización o a reconvertirse, dejando de ser usinas de producción para pasar a engrosar la ya nutrida lista de importadores. Por el camino queda el trabajo.

***

Agolán: ni el tiro del final

La otra industria que dinamizó la actividad industrial de Juan Lacaze fue la textil Campomar & Soulas. Instalada en 1903 tuvo tanta o mayor importancia que Fanapel en el desarrollo del polo industrial que hizo del poblamiento de Puerto del Sauce uno de los orgullos nacionales del siglo XX. Tras atravesar las penurias comunes al sector durante la década del 80 y comienzos de los 90, Campomar & Soulas cerró en 1993. Notablemente disminuida en personal respecto a tiempos mejores y con graves problemas de competitividad, su gestión pasó a la órbita de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), adoptando en este nuevo ciclo el nombre de Agolán. Logró mantener mercados en Brasil, en Chile y en Argentina, siendo la única fábrica de la zona que producía lana cardada. Pero sus debilidades de gestión eran notorias. Por ejemplo, tenía una estructura directriz encabezada por cinco gerentes que cobraban US$ 8.000 per cápita. Una remuneración que parece un chascarrillo para una empresa a la que se había puesto bandera roja.

Difiriendo en el tiempo su inexorable decadencia, en 2010 se le concedió un préstamo de US$ 2,4 millones y el año siguiente se redobló la apuesta inyectándole US$ 4,5 millones. En 2013 el entonces presidente José Mujica resolvió cerrarla. Quedaron 206 operarios en la calle. Los restos de aquella industria emblemática comenzaron a ser gestionados, con poco personal y mucho empeño, por la Cooperativa Textil Puerto Sauce (Cuopyc), a la que se otorgó un préstamo de US$ 1,69 millones y que viene remando contra la corriente desde entonces.

Con el cierre de Fanapel y Agolán, la situación de Juan Lacaze se volvió dramática. De acuerdo al censo nacional de 2011, tenía 12.816 habitantes, 3.000 de ellos jubilados, con pasividades por encima del promedio, por ser herederos de los tiempos en los que el trabajo y las buenas remuneraciones eran marca distintiva de la ciudad industrial.

Parte del contingente de los desocupados de Agolán hoy trabajan en la construcción de la planta de Montes del Plata, en Conchillas, distante 70 kilómetros de Juan Lacaze. Pero es un empleo a término.

Hoy en Juan Lacaze la preocupación ha dado lugar a la desesperación. Sus habitantes, que durante un siglo generaron la riqueza y los valores de la localidad y del país, ven que su ciudad pronto se convertirá en un pueblo fantasma. No le faltan razones para pensar que en breve sólo la Fiesta del Sábalo será el melancólico testimonio de esplendores pasados.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 24 DE FEBRERO DE 2017
_______________

4) Según expertos, el río Negro ya está en una situación ambiental “crítica” e impacto de planta de UPM sería “muy negativo”
(La Diaria)

El límite máximo de fósforo que fija la normativa uruguaya para los ecosistemas acuáticos es de 25 microgramos por litro. El río Negro tiene una concentración de entre 80 y 90 microgramos por litro. Las cianobacterias, que tienen efectos tóxicos para animales y humanos, se forman cuando hay concentraciones de fósforo de entre 30 y 50 microgramos por litro. Esto explica la fuerte presencia que tienen estas sustancias tóxicas en el río Negro, que han determinado incluso la muerte de ganado por beber agua. Luis Aubriot y Guillermo Chalar, científicos de la sección Limnología del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Facultad de Ciencias, advierten que el río Negro está en una situación ambiental “crítica”.

Los expertos fueron convocados por el Proyecto UPM del media lab de la diaria (ver recuadro) para estimar el impacto que tendría la instalación de una pastera como la que proyecta la empresa finlandesa a orillas del río Negro, a partir de la información de la que se dispone: una producción anual de dos millones de toneladas de celulosa, y una ubicación estimada aguas arriba de la represa de Baygorria.

En primer lugar, los científicos puntualizaron que la planta de UPM de Fray Bentos es la industria que tiene los mayores controles del país y la que utiliza tecnología más avanzada. A la pastera finlandesa se le permite verter 74 kilos de fósforo por día, mientras que a la planta de Montes del Plata se le permite verter 140 kilos. Al resto de las industrias del país, en base a una normativa de la década del 70 alejada de los estándares actuales a nivel internacional, se les permite cinco miligramos por litro, independientemente del volumen de sus efluentes.

Se estima que UPM aporta al río Uruguay 0,02% del fósforo total. Aubriot explicó que su aporte es tan escaso porque el factor de dilución en el río Uruguay “es enorme”, pero que a nivel local, el impacto sería el equivalente a una ciudad de 34.000 habitantes sin saneamiento (Fray Bentos tiene 19.000 habitantes). Por otra parte, la planta ha superado en varias instancias los límites permitidos de fósforo en sus efluentes. Por ejemplo, en la media anual de 2016 superó los límites establecidos, señalaron Aubriot y Chalar. La empresa se comprometió a implementar un sistema de tratamiento adicional para mejorar su capacidad de depuración del agua y así cumplir con los estándares. También proyecta incorporar un sistema de medición continua de fósforo.

Sin embargo, hay diferencias relevantes entre la planta de celulosa de UPM instalada en Fray Bentos y la planta que se ubicaría próxima a Paso de los Toros. La primera de ellas tiene que ver con el caudal de dilución de sus efluentes. La planta de Fray Bentos diluye en el río Uruguay, que posee un caudal diez veces mayor al del río Negro. A esto se suma que el río Negro tiene numerosos embalses, y la retención de agua favorece la reproducción de las cianobacterias. A la vez, tiene un trazado sinuoso, con zonas con muy escaso caudal.

La concentración actual de cianobacterias en el río Negro es un efecto combinado de la producción agropecuaria y los vertidos industriales, y el incremento en las concentraciones se empezó a notar a partir de mediados de la década pasada. Chalar, que realizó estudios sobre el agua del río Negro en convenio con UTE hasta hace dos años, señaló que hay registros y estudios de mortandad del ganado por tomar agua de la orilla. Indicó que en el embalse de Baygorria “han muerto vacas” a las que se les han hecho estudios y “tienen la toxina en la sangre”.

Un problema adicional del modelo forestal en cuanto a su impacto en el agua tiene que ver con los lugares en los que se foresta. La cuenca del Santa Lucía, de donde se extrae la mayor cantidad de agua para consumo humano, está forestada en sus nacientes, y entre 10% y 25% del agua de la cuenca se la llevan los árboles. Esto, que puede parecer un porcentaje menor, en el estiaje es “la diferencia entre tener o no tener agua”, señaló Chalar. Aubriot sostuvo que en 2015, durante una sequía en invierno, Montevideo vivió un fenómeno de escasez de agua. “En Montevideo hemos pasado por puntos críticos de escasez de agua, cuando los niveles de los embalses llegaron a su cota más baja”, recordó.

Fosforados

Los científicos estiman, en base a las variables que se conocen, que una pastera con las condiciones establecidas a orillas del río Negro aumentaría en promedio entre 4% y 8% el nivel de fósforo del río, y en el estiaje -en momentos en que las aguas están en su nivel más bajo-, lo aumentaría entre 20% y 30%. Chalar enfatizó que se deben disminuir los vertidos que ya realizan las industrias y las ciudades al río Negro, y que “cualquier aporte” adicional de fósforo “va a ser malo”. “Si ustedes me preguntan cuál va a ser el impacto que va a tener [la eventual instalación de la pastera en esa zona], contesto que va a ser horrible, malo, porque el río ya está mal, y cualquier cosa que se le agregue es comida para que crezcan las cianobacterias”, advirtió.

Aubriot complementó que los embalses del río Negro potencian este efecto perjudicial. “El río Negro tiene niveles de fósforo muy bajos en comparación con el Santa Lucía, pero tiene efectos totalmente amplificados, y eso se da por la presencia y el funcionamiento de los embalses: son muy irregulares, retienen el agua mucho tiempo, y ahí es donde crecen las microcistinas”, afirmó.

Chalar sostuvo que ya se registró la presencia de algas “altamente tóxicas, particularmente en el embalse que va a recibir todo [los efluentes], que es Palmar”.

Aubriot advirtió que el impacto de una pastera con ese volumen de producción en el río Negro sería “muy significativo, muy negativo”. “Dada la carga de organismos que hay en el agua y su estado fisiológico, habría una amplificación del fenómeno [de las cianobacterias]. Eso es un problema para los pobladores de las ciudades y para el ganado. Va a haber más floraciones y su biomasa, va a ser más difícil potabilizar el agua, el ganado no va a poder acceder a tomar agua”, sostuvo Aubriot.

Un experimento

El media lab de la diaria busca, por medio de la interacción con los suscriptores del diario y la comunidad, intercambiar visiones y generar conocimiento. Pretende ser un laboratorio para la investigación y producción de nuevos formatos periodísticos, en un entorno colaborativo. El proyecto que analiza los efectos de la eventual instalación de una segunda pastera de UPM en el país tuvo una primera instancia el año pasado, centrada en temas de infraestructura, en particular en los impactos y alternativas del trazado férreo para transportar la producción de la pastera. El jueves, en la diaria, la discusión con suscriptores y expertos se centró en las consecuencias de la instalación de una planta de este porte para las aguas del río Negro.

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 24 DE FEBRERO DE 2017
_______________
5) Grupo coreano se lleva telares de Paylana
(El País)

Un grupo textil coreano compró una treintena de telares de la antigua Paylana, parte de la maquinaria de la fábrica que está vendiendo el Fondo de Desarrollo (Fondes) para recuperar el dinero invertido en la compra de la maquinaria luego de un remate realizado el 3 de septiembre de 2012, informó el diario “El Telégrafo” de Paysandú.

Se cargaron algunos telares en camiones que llevarán la maquinaria hacia Montevideo, donde será embarcada con destino a India, según supo ese diario. Los 16 telares más modernos que tenía Paylana, del año 2005, quedaron para ser utilizados por el emprendimiento cooperativo Tacuabé, integrado por varios de los extrabajadores de Paylana y Cotrapay, la cooperativa que recibió recursos del Fondes y que fracasó.

Tampoco se venderán los equipos de terminación, ya que la sección entera fue arrendada por un empresario textil de Montevideo. La semana próxima saldrán en oferta otros lotes, unas 250 máquinas de diverso tipo que componen el resto del equipamiento que se utilizaba en la planta de la desaparecida textil sanducera.

La mayor parte del predio de la textil tendrá un destino inmobiliario. Está previsto que la Intendencia de Paysandú le compre al Fondo de Desarrollo (Fondes)- Inacoop la mayor parte del terreno. Se calcula que el costo de la operación sea de unos US$ 1,5 millones. El predio tiene unos 40.000 metros cuadrados y se construirían allí entre 300 y 500 viviendas con la participación del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

El Fondes le prestó US$ 6 millones a Cotrapay durante el gobierno del anterior presidente José Mujica y no los recuperó. La cooperativa también le quedó adeudando a UTE US$ 250.000. En julio del año pasado el Fondes admitió formalmente su inviabilidad. En el proyecto de Cotrapay participaron inicialmente unas 180 personas. Paylana fue durante décadas una empresa emblemática de Paysandú pero finalmente cerró, al igual que otras muchas empresas textiles como Campomar en Juan Lacaze e ILDU.

Estaba previsto que los trabajadores de Cotrapay recibieran capacitación del Instituto Nacional de Empleo y Capacitación Profesional (Inefop).

COMCOSUR AL DÍA / VIERNES 24 DE FEBRERO DE 2017
_______________
COMCOSUR AL DÍA ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org/ contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook

_______________

powered by phpList

CONTAMINACIÓN EN RÍO SANTA LUCÍA – comcosur informa 1791

1) Ante la amenaza de muerte a Jair Krischke
2) Maratona mundial 8M: radiofónica y feminista: 8 de marzo Paro Internacional de mujeres
3) Contaminación en río Santa Lucía /Belén Riguetti
4) En solidaridad con Ernesto Cardenal
5) Caso Lava Jato desembarcó en Uruguay en una tabla de stand up paddle /Fabián Werner
_________________________

COMCOSUR INFORMA AÑO 17 – No. 1791 – jueves 23.02.2017

“Todas las estructuras del poder popular que estábamos construyendo se hicieron presentes, tomaron voz, en una radio que no quería tanto hablarle al pueblo. Quería que el pueblo hablara.” RADIO VENCEREMOS
__________

1) ANTE LA AMENAZA DE MUERTE A JAIR KRISCHKE

El pasado 17 de febrero un denominado “Comando Barneix” (i) difundió desde la clandestinidad una amenaza de muerte contra nuestro compañero, amigo y asesor Jair Krischke y otros 12 (ii) profesionales y queridos activistas defensores de los Derechos Humanos en Uruguay.

La amenaza apunta a que cesen las condenas a varios ex militares de alto rango durante la dictadura uruguaya, que actualmente cumplen pena de prisión por probadas violaciones a los derechos humanos y que se detengan otras investigaciones que continúan sustanciándose en la justicia.

Ante este embate de alguno de los grupos fascistas que aún perduran en Uruguay, cuyos miembros permanecen seguramente impunes por la calculada ineficiencia y deliberada lentitud con que se sustancian todas las denuncias por violaciones a los derechos humanos, la Rel-UITA cierra filas en torno a nuestro querido compañero Jair Krischke y los demás amenazados.

Sepan los cobardes que amenazan desde las sombras y el anonimato que no son los primeros ni los más temibles que han intentado amedrentar a los y las luchadores por los derechos humanos y que nunca tendrán éxito.

Expresamos públicamente nuestra más ferviente solidaridad y apoyo a Jair Krischke y todos los amenazados.

¡No pasarán!
Gerardo Iglesias Norberto Latorre
Secretario Regional Presidente Rel-UITA (iii)

Notas:

(i) El general Pedro Barneix fue, junto al general Carlos Díaz, integrante de una comisión interna del Ejército a la que el entonces presidente Tabaré Vázquez (2005-2010) le encomendó investigar el destino de los detenidos desaparecidos en la dictadura. La comisión no produjo ninguna información. En 2015 Barneix resultó procesado como corresponsable de un homicidio político ocurrido en 1975. Cuando la Policía le fue a comunicar su procesamiento y proceder a detenerlo, Barneix se suicidó en su casa.

(ii) Ellos son: el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, la ex fiscal Mirtha Guianze, la profesora y ex vicecanciller Belela Herrera, los abogados Óscar López Goldaracena, Pablo Chargoñía, Juan Errandonea, Federico Álvarez Petraglia, Juan Fagúndez y Hebe Martínez Burlé, el jurista francés Louis Joinet y la investigadora italiana Francesca Lessa.

(iii) El colectivo de COMCOSUR suscribe en todos los términos la carta de denuncia y solidaridad con el amigo Jair Krischke y los demás amigos y amigas amenazadas.
www.rel-uita.org / REL Uita

COMCOSUR INFORMA Nº 1791 – 23/02/2017
__________

2) MARATONA MUNDIAL 8M: RADIOFÓNICA Y FEMINISTA

Convocatoria Internacional

8 DE MARZO – PARO INTERNACIONAL DE MUJERES

TRANSMISIÓN EN VIVO

Desde las 10am Argentina – Chile – Uruguay / 8AM Ecuador – Colombia/ 7am México – Nicaragua / 8am Canadá / 14am Estado Español – Suiza /
Por Red Nosotras Radio en www.rednosotrasenelmundo.org/

PARTICIPA CON TU PROGRAMA EN VIVO O ENVIANDO TU PODCAST!!

En el marco del 7M, Día de la Visibilidad Lésbica en Argentina archivo.urcm.net/rednosotras/A Z/mesa_PEPA_GAITAN__Fabi_Tron_Natalia_Milesenda_Graciela_Vazquez.mp3 y del 8M, Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras te invitamos a sumarte a esta transmisión especial con tu programa en vivo o enviando tu programa grabado / spots / músicas / campañas / informes / informativos / cápsulas/ reportajes / etc.
Te proponemos como eje reflexionar sobre el ACUERPAMIENTO
“Acuerpar es la acción personal y colectiva de nuestros cuerpos indignados ante las injusticias que viven otros cuerpos. Que se auto convocan para proveerse de energía política para resistir y actuar contra las múltiples opresiones patriarcales, colonialistas, racistas y capitalistas. El acuerpamiento genera energías afectivas y espirituales y rompe las fronteras y el tiempo impuesto. Nos provee cercanía, indignación colectiva pero también revitalización y nuevas fuerzas, para recuperar la alegría sin perder la indignación.” (Lorena Cabnal, Red de Sanadoras Ancestrales del Feminismo Comunitario en Guatemala)

Para compartir PODCAST en esta transmisión, enviar:
TITULO de la producción
BREVE DETALLE de su contenido
FORMATO del audio
TIEMPO de duración
Mail con de link de descarga o archivo adjunto
– NOTA: nominación de los archivos: Formato _titulo / nombre _autora (ej: Entrevista Marta Sagadin Red Nosotras)
Fecha límite para envío de producciones grabadas: domingo 5 de marzo.
Para transmitir tu Programa en Vivo, enviar:
Hora de inicio y finalización del programa:
Radio que lo emite:
Localidad – País:
URL de la emisión en vivo:
Página Web del programa:
Página web de la radio:
Fecha límite para la confirmación de la participación en vivo: miércoles 1 de marzo.
MAIL: rednosotras.argentina@gmail.com

Convocan y/o Participan: RADIALISTAS FEMINISTAS de ALC y Europa

MEXICO
1. Radio CIMAC- D. F. www.facebook.com/prensa.cimac/?fref=ts
2. AMARC México www.facebook.com/amarcmexico?fref=ts
3. SIPAM – D. F. www.facebook.com/SIPAMMX/?fref=ts

ARGENTINA
4. Nos Quemaron x Brujas- Radio Presente – Bs As www.facebook.com/Nosquemaron/?fre=ts
5. Radio Sur – Bs. As www.facebook.com/Radio-Sur-FM-883-255176997882772/?fref=ts
6. Grupa de Producción de El Bolsón
7. FM La Tribu – Bs. As. www.facebook.com/fmlatribu/?fref=ts
8. Aprendiendo a Volar – Bs As.
9. FM de la Azotea – Mar del Plata
10. Radio Activa – Santa Fé
11. Red Nosotras en el Mundo – Cordoba www.facebook.com/rednosotrasenelmundo/?fref=ts
12. FM De La Calle – Bahia Blanca
13. Podemos Ser Peores – Tandil
14. Viaje en escoba – La Plata www.facebook.com/ViajeEnEscoba/?fref=ts
15. RNMA
16. América Profunda – Radio x Radio
17. Enredadas Mujeres – Bs As www.facebook.com/enredadasmujeres?fref=nf&pnref=story
CHILE
18. Famosa Feminista Local – Santiago www.facebook.com/famosafeminista/?fref=ts

ECUADOR
19. Mujeres contando – Quito www.facebook.com/MujeresContando/?fref=ts
20. La Cantera – Quito

COLOMBIA
21. Mujeres contando – Medellín www.facebook.com/MujeresContando/?fref=ts

URUGUAY
22. ELLA Radio Feminista – Colonia www.facebook.com/ellaradiofeminista/?fref=ts
23. Informativo Feminista de Cotidiano Mujer – Montevideo www.facebook.com/cotidianomujeruy/?fref=ts

NICARAGUA
24. Onda Local – Managua www.facebook.com/ondalocalnicaragua/?fref=ts

ESPAÑA
25. RUDA www.facebook.com/rudafm/?fref=ts

SUIZA
26. Radio Lora – Zurich www.facebook.com/pages/Radio-Lora/754362894678217?fref=ts

Enviado por Henry Flores
COMCOSUR INFORMA Nº 1791 – 23/02/2017
__________

3) CONTAMINACIÓN EN RÍO SANTA LUCÍA

Ese fuerte río que suena

El problema de contaminación en la cuenca del río Santa Lucía es un cuento de nunca acabar. Este año se inhabilitaron las playas de Aguas Corrientes y Parador Tajes por los altos niveles de coliformes. Caras y Caretas habló con Carlos Dárdano, integrante de la Asamblea por el Agua del Río Santa Lucía, que explicó las acciones que vienen tomando los vecinos.

Por Belén Riguetti / Caras & Caretas, 18.02.2017

Este verano la Intendencia de Canelones (IC) inhabilitó las playas de dos balnearios del departamento. Los niveles de coliformes en Aguas Corrientes y en Parador Tajes llegaron a más de 3.540 ufc/100 ml (unidades formadoras de colonias cada 100 mililitros), cuando no deberían superar los 1.000 ufc/100 ml. Carlos Dárdano, integrante de la Asamblea por el Agua del Río Santa Lucía, dijo a Caras y Caretas que una de las hipótesis la de autoridades (la comuna, OSE y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente) es que la contaminación se debió a que el sistema de saneamiento no soportó la cantidad de agua producto de las lluvias. Dárdano aseguró que en la zona 12 de Santa Lucía OSE instaló válvulas que hacen que las aguas servidas se viertan en el río cuando llueve. Dijo que el agua llega hasta una cañada que deriva en el río Santa Lucía, por lo que los niveles de coliformes se multiplicaron. Las autoridades recomiendan a la población no bañarse en los días posteriores a la ocurrencia de tormentas fuertes. De todas formas, ni OSE, ni la Dirección Nacional de Agua (Dinagua) ni la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), ambas dependientes del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), tienen certeza sobre el origen de la contaminación.

Los problemas en la cuenca del río Santa Lucía no son nuevos; este año se trató de coliformes, pero desde hace tiempo, técnicos y vecinos advierten sobre los altos niveles de fósforo, lo que provoca la aparición de cianobacterias.

Dárdano dijo que la situación es el resultado del aumento de la presión sobre el ecosistema. La tala del monte nativo es uno de los principales problemas. En 2013 se amplió un decreto que prohíbe la destrucción de la franja vegetal que bordea el río. El Mvotma decretó la prohibición de la modificación del tapiz vegetal, el laboreo de la tierra y la aplicación de agroquímicos en la cuenca del río Santa Lucía. Se trata de una medida que busca preservar la franja de amortiguación (zona vegetal que se encuentra en la ribera de los ríos), ya que el río Santa Lucía es la principal fuente de agua potable del país. La ampliación del punto Nº 8 del Plan de Acción para la Protección de la Calidad Ambiental y la Disponibilidad de las Fuentes de Agua Potable en la cuenca del río Santa Lucía data de mayo de 2013. La nueva reglamentación busca revertir el proceso de eutrofización (enriquecimiento por nutrientes) que presenta la cuenca como consecuencia de los aportes continuos y difusos provenientes de distintas fuentes. Una de las causas de la eutrofización son las actividades agropecuaria e industrial.

Para Dárdano estas medidas so son suficientes. “No tenían ningún fundamento técnico, no sólo lo decimos nosotros, lo afirmó la gente de la Facultad de Ciencias. Una franja de 30 metros, contando desde el medio del río, como lo que salió, en líneas generales es absolutamente insuficiente. Sin dudas debe ser muy superior, porque en algunos casos el límite queda dentro del agua”.

A criterio del integrante de la Asamblea, otro de los motivos que causaron contaminación es el modelo de agronegocio basado en el monocultivo transgénico.

“La contaminación del río tienen otras fuentes de las cuales aún no tenemos elementos técnicos. El gobierno se está preocupando por el nitrógeno y el fósforo, pero hay una cantidad de agrotóxicos que se utilizan y no se toman las medidas, como por ejemplo el mercurio y el amoníaco”.

El problema de las cianobacterias generó una alarma pública importante, “pero hay otra cantidad de componentes que habría que estudiar. Hay autoridades que tienen competencia en el tema –como la Dirección General de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)– como responsables de controlar la aplicación de agrotóxicos, así como el Ministerio de Salud Púbica (MSP), Dinama y Dinagua tienen la responsabilidad de controlar y ver qué se puede hacer y qué no”.

Asimismo el entrevistado considera importante cuidar la cuenca y el suelo de Canelones porque se trata de un lugar donde se producen muchos alimentos. “Apostamos a un cambio en el modelo productivo. Nos parece que no tiene mucho sentido que en las cuencas haya producción de soja y maíz transgénico, no tanto por lo transgénico, que es discutible, sino por el monocultivo”.

En 2016 se entregaron 12.400 firmas a la Intendencia de Canelones para prohibir la producción soja transgénica. Una de las principales objeciones a este tipo de productos es que están asociados a la aplicación de agrotóxicos que tienen efectos nocivos tanto en el medio ambiente como en la salud de la población. “Además, las personas que vivimos a la orilla de los ríos los usamos con fines más recreativos, es un factor hasta cultural. Si bien el uso del agua para potabilizar es muy importante y esencial, en la comunidad también es importante”.

“El cultivo de transgénicos implica que los pequeños predios familiares terminen vendiendo y emigrando. Un monocultivo suplanta la producción familiar. Se está perdiendo el oficio del trabajador rural, en especial en Canelones. A largo plazo también tenemos que hablar de la soberanía alimenticia del país”.

Los vecinos realizaron varias denuncias con relación a la tala del monte nativo, que está prohibida. Las multas por esta acción pueden ser muy elevadas, pero se pueden recurrir. “En Canelones se aplicaron multas bastante severas, el tema es que no hay un cumplimiento a rajatabla. La Dinama tiene un mapeo de los padrones, pero no tengo en claro si se está haciendo el seguimiento correspondiente. Actúan ante denuncias. Hoy en día, con la tecnología que existe, los controles a través de satélites de alta precisión, se pueden hacer desde un escritorio. Hemos hecho denuncias de plantaciones de soja en zonas suburbanas. Eso lo debe controlar la Dirección de Recursos Naturales, que es la encargada de fiscalizar”.

En el caso de las plantaciones en zonas suburbanas, a través de las denuncias se logró que no se plantara más. “Hubo un caso de fumigación para pasturas a 10 metros de la ciudad, una fumigación con glifosato. Eso no tuvo sanción, incluso solicitamos que hicieran una investigación administrativa porque consideramos que la inspección falló, el productor hizo una declaración que no tenía nada que ver con la realidad: dijo que estaba plantando zapallos”.

En lo que se está avanzando es en los planes de uso del suelo, pero Dárdano afirmó que no se cumplen. “En 2013 presentamos una cantidad de puntos a corregir; uno de ellos tiene que ver con lo prolongado de los plazos que se les da a las industrias para regularizar su situación (dos años). Incluso hubo algunas que consiguieron una prórroga. Además aún hay industrias que no se han regularizado y no tienen sanciones. Nosotros pedimos acceder a los planes de las empresas, pero no nos dieron la información, alegando que están protegidos por el derecho de propiedad de los empresarios”.

Belén Riguetti / Caras & Caretas
COMCOSUR INFORMA Nº 1791 – 23/02/2017
__________

4) EN SOLIDARIDAD CON ERNESTO CARDENAL

Señor Presidente de la República de Nicaragua
Daniel Ortega Saavedra

Desde hace ya tiempo el poeta Ernesto Cardenal sufre un permanente acoso en su propia patria, el que ha adquirido distintas formas de acuerdo a las circunstancias. Ese hombre de 92 años, que debería ser tratado con el respeto de un anciano sabio y venerable, ahora se ve obligado a batallar en los estrados judiciales y a pedir la ayuda internacional para poder continuar con su vida donde él quiere: en Managua.

Durante todos estos años Ernesto Cardenal ha recibido el abrazo fraterno de miles de hombres y mujeres de todas partes, quienes lo admiran y lo quieren porque lo consideran un dignísimo hijo de la patria de Rubén Darío y Augusto C. Sandino, y un ejemplo de compromiso y amor por la naturaleza y por sus semejantes, expresado a riesgo de su propia vida durante décadas de lucha y esperanza.

Señor Presidente: usted ha afirmado que “Nicaragua está hecha para la Humanidad”. Los firmantes de esta carta pensamos que también Ernesto Cardenal está hecho para la humanidad, es decir para el mundo y para la libertad. Su prestigio de poeta universal, su decencia y su humildad son un patrimonio del que todos nos sentimos orgullosos.

Es por ello que exigimos, con energía y respeto, que se vele por la seguridad física y jurídica del padre Cardenal, que cesen las arbitrariedades legales y las agresiones contra él, y que se le permita continuar en Managua con su vida de oración y poesía que tanto bien le hacen a su patria. Usted, señor Ortega, es el presidente de la República. Consideramos que es usted, por lo tanto, el obligado custodio y responsable último de esos bienes tan preciados, que son estandarte de todos los nicaragüenses.

Solidarios con el poeta Ernesto Cardenal, firmamos esta carta:

Gonzalo Eyherabide – Álvaro Aunchaín – Claudia Amengual – Fernando Butazzoni /20 de febrero de 2017.
Enviado por Alfredo Alzugarat
COMCOSUR INFORMA Nº 1791 – 23/02/2017
__________

5) CASO LAVA JATO DESEMBARCÓ EN URUGUAY
EN UNA TABLA DE STAND UP PADDLE

Señalado como “doleiro” en el caso Petrobras, Vinicius Claret Vieira Barreto vive en Uruguay con una fachada comercial. Es socio del abogado Oscar Algorta en una offshore panameña.

Fabián Werner / Sudestada, 15/02/2017

La investigación judicial sobre el envío del dinero sucio cobrado por el exgobernador de Rio de Janeiro, Sergio Cabral, actualmente preso en la cárcel de Bangú, se complica cada vez más. Los pasos de los “doleiros” (cambistas que se encargaban de lavar el dinero generado por las coimas de la petrolera) pueden seguirse hasta dos sedes locales: Montevideo y Punta del Este.

Es que uno de los protagonistas de esta historia de corrupción multinacional está radicado hace años en Uruguay, con residencia, cédula uruguaya y un negocio de fachada dedicado a la venta de tablas de “stand up paddle”, pero con fuertes actividades financieras.

Se trata del desconocido empresario Vinicius Claret Vieira Barreto, a quien la Justicia investiga en Brasil y en Uruguay por su papel como “doleiro” del dinero de Cabral. Pero según pudo confirmar Sudestada, Vieira Barreto, conocido en el esquema de blanqueo por el seudónimo de “Juca Bala”, tiene además fuertes vínculos con otro de los indagados en la causa: el abogado uruguayo Oscar Enrique Algorta Rachetti.

Vinicius, el financista

La trama de vinculaciones entre todos los actores es compleja y es fácil perderse en la maraña. Todo comenzó en Rio de Janeiro en 2007, cuando Sergio Cabral, un diputado estadual del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) fue electo gobernador del Estado. Hasta ese momento mantenía un “modesto” esquema de lavado que le permitía mantener un pequeño sistema de blanqueo llevado adelante por los hermanos Renato y Marcelo Hasson Chebar.

Estos dos cambistas de exiguo porte admitieron sus limitaciones ante Cabral, aturdidos por el aumento del dinero mal habido, y le dijeron que necesitaban recurrir a un tercero que pudiera ocultar el origen oscuro de los millones de dólares que llegaban a sus manos. Así fue que se contactaron con Vinicius Claret Vieira Barreto, con quien acordaron un sistema de lavado que permitió blanquear a través de la plaza financiera uruguaya más de 100 millones de dólares.

Las maniobras, según las copias de la declaración a las que accedió Sudestada, se realizaban a través de The Winterbotham Trust, una entidad financiera que tiene su casa central en las Bahamas pero mantiene una sucursal en Parque Miramar, a pocos kilómetros del aeropuerto de Carrasco. Si bien los declarantes definieron a Winterbotham como un “banco”, la institución no tiene autorización para funcionar como tal, lo cual implicaría que alguien miente: o los hermanos Hasson Chebar le atribuyen una actividad que no realiza, o Winterbotham está violando la ley que regula el sistema financiero uruguayo.

Vieira Barreto lleva una vida bastante agitada con su negocio de venta de insumos para el “stand up paddle”, un deporte náutico que consiste en remar de pie sobre una tabla bastante similar a las de surf tradicional. Su negocio llamado Paddle Boards Uruguay SRL funcionó hasta hace algunos meses en el World Trade Center de Montevideo, en Luis Alberto de Herrera 1248 oficina 364. Su socia es Katia Cristina de Souza Rodríguez, propietaria del 20 por ciento de esta empresa fundada el 31 de mayo de 2012.

Este brasileño, que tiene residencia en Uruguay, y ya tiene una cédula de identidad uruguaya, abrió una sucursal de su emprendimiento comercial deportivo en Punta del Este, donde se deja fotografiar sobre su tabla para publicaciones náuticas de diferentes procedencias. En ellas también suele escribir para estimular a los nuevos aficionados al “stand up paddle”, tratando de venderles sus productos.

“Si aún quedan dudas de que el deporte es solamente practicable en el verano, estás engañado. Varios deportistas usan sus tablas en lugares remotos y helados, usando sus trajes secos o de neopreno”, escribió Vinicius Claret en el portal de la empresa Nautitech Perú.

Pero la oficina ubicada en el WTC ya no tiene actividades náuticas, aunque sí alberga transacciones financieras, porque allí funciona la financiera Sterci SA, en la que Vieira Barreto (o “Juca Bala” como lo conocían sus “parceiros” cariocas) aparece como presidente a partir de su ingreso en el año 2006. Este dato todavía no está en conocimiento de la Justicia brasileña, por lo que seguramente la situación procesal del “doleiro” se complique un poco más.

Sudestada, periodismo y transparencia
COMCOSUR INFORMA Nº 1791 – 23/02/2017
__________

COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / COMCOSUR – 1994 – 19 de junio – 2017 – 23 años. Selección y producción: Beatriz Alonso, Henry Flores y Carlos Casares Apoyo técnico: Carlos Dárdano
Colaboran:
ALEMANIA: Antje Vieth y Carlos Ramos (Berlín)
ARGENTINA: Eduardo Abeleira
BRASIL: Carlos O. Catalogne (Florianópolis)
CENTROAMÉRICA: Gustavo González
ECUADOR: Kintto Lucas (Quito)
HOLANDA: Ramón Haniotis (Amsterdam)
SUIZA: Sergio Ferrari (Berna)
URUGUAY: Jorge Marrero (Santa Rosa), Margarita Merklen (Durazno), Pablo Alfano (Montevideo), Luis Sabini (Piriápolis, Maldonado)
Correspondencia: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO – URUGUAY
E mail: comcosur@comcosur.com.uy
Pagina Web: nuevo.comcosur.org/
Ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
Coordinación: Carlos Casares
COMCOSUR es miembro de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – AMARC COMCOSUR se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo institucional.

powered by phpList

NO PARA LA MASACRE DE DIRIGENTES INDÍGENAS HONDUREÑOS

MUMIA:

1) No para la masacre de dirigentes indígenas hondureños

2) Corrupción desmorona un imperio: el brasileño de Odebrecht

3) La integración es un elefante blanco

4) ¿Fin del ciclo hegemónico americano?

5) ¿Será nutritivo el maíz transgénico que produce cadaverina y putrescina?

6) Todo lo que hay que saber sobre el aceite de palma

_______

COMCOSUR / POR LA VOZ DE MUMIA ABU JAMAL / AÑO 17 / Nº 809 / Miércoles 22 de febrero de 2017 / REVISTA DE INFORMACIÓN Y ANÁLISIS / Producción: Andrés Capelán

_______

“Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca. Eso lo hacen quienes tienen el monopolio de la palabra y combatir ese monopolio es una tarea central.” — Emir Sader
_______

1) No para la masacre de dirigentes indígenas hondureños
Giorgio Trucchi (rel/uita)

El viernes 17 de febrero, desconocidos acabaron con la vida de José de los Santos Sevilla, dirigente tolupán de la comunidad de La Ceiba, en Montaña La Flor. Este nuevo asesinato se enmarca en una masacre impune y tenaz contra los pueblos originarios hondureños. José de los Santos Sevilla fue presidente de la Asociación de Comunidades Indígenas Tolupanes de la Montaña de la Flor, se desempeñaba como maestro de primaria y formaba parte de la red de Facilitadores Judiciales. Más de un centenar de tolupanes han sido asesinados en las últimas dos décadas.

De acuerdo con una primera reconstrucción de los hechos, el dirigente tolupán fue atacado por cinco desconocidos que irrumpieron en su vivienda situada en la comunidad La Ceiba, municipio de Orica. Un equipo de la Unidad Especial de Homicidios de la Dirección Policial de Investigaciones se desplazó de inmediato a la zona para recolectar indicios e iniciar las investigaciones.

Según una nota publicada por la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) pocas horas después de este asesinato que enluta nuevamente a la comunidad indígena hondureña, el pueblo Tolupán ha sido uno de los más asolados por la violencia. “Desde hace dos décadas han sido asesinados más de un centenar de tolupanes por la defensa de sus territorios y bienes comunes. La persecución a la que se han visto expuestos los más de 20 mil tolupanes que viven en Honduras está relacionada con el manejo del bosque y la minería ilegal”, explica la Ofraneh.

Honduras hacia el abismo
Defensores de la tierra y los bienes comunes en la mira

El reciente informe de la organización británica Global Witness “Honduras: El lugar más peligroso para defender el planeta”(1) advierte que 123 defensores y defensoras de la tierra y los bienes comunes han sido asesinados tras el golpe de Estado de 2009. Otros han sido amenazados, perseguidos y encarcelados. Más del 90 por ciento de estos crímenes ha quedado en la impunidad.

Estos niveles de violencia e intimidación impactan con fuerza en las comunidades rurales, indígenas y campesinas, donde se desarrollan formas de resistencia y lucha contra proyectos extractivos y el saqueo de los bienes comunes. Una situación -asegura Global Witness- que es consecuencia directa de un cóctel letal donde se combinan corrupción generalizada, intereses del gran capital nacional e internacional coludido con miembros de la clase política y funcionarios estatales, ausencia del derecho a la consulta previa, libre e informada de las comunidades y la impunidad.

Entre los casos emblemáticos presentados por el informe, destaca el de la masacre de cinco activistas tolupanes de la comunidad de San Francisco Locomapa, en medio de una fuerte lucha contra la minería y la tala ilegal. El nombre de José de los Santos Sevilla se agrega ahora al de Vicente Matute, asesinado en 1991, y de Armando Fúnez Medina, Ricardo Soto Fúnez, María Enriqueta Matute, Erasio Vieda Ponce, Luis Reyes Marcía, dirigentes tolupanes masacrados entre 2013 y 2015.

“Los pueblos indígenas en Honduras enfrentamos una guerra de exterminio”, lamenta la Ofraneh. “Mientras el Estado por un lado impulsa controvertidas reformas al código penal, que convierten la protesta social en terrorismo, por el otro es incapaz de frenar la violencia en contra de los defensores de los bienes comunes. Esperamos -continúa la organización garífuna- que el asesinato de José de los Santos Sevilla no quede en la impunidad, como ha sucedido con el de Vicente Matute, Berta Cáceres y otras muertes de indígenas que han defendido el territorio de su pueblo”, concluye.

(1) www.globalwitness.org/documents/18726/Defenders_Honduras_full_report_Spanish_spreads.pdf

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

2) Corrupción desmorona un imperio: el brasileño de Odebrecht
Mario Osava (IPS)

Los brasileños se sienten sobrepasados por la lluvia de informaciones sobre los enormes tentáculos de corrupción con que operó la mayor constructora del país, Odebrecht, un conglomerado de empresas con presencia en decenas de sectores y países.

El imperio empresarial construido por tres generaciones de la familia Odebrecht se está desmoronando en tres años de la llamada operación “Lava Jato” (lavado de automóviles) del Ministerio Público Federal (fiscalía general), que investiga la corrupción que desvió miles de millones de dólares de los grandes negocios del grupo petrolero estatal Petrobras.

Marcelo Odebrecht, quien presidió el grupo empresarial de 2008 a diciembre de 2015, está detenido desde junio de 2015 y condenado en primera instancia a 19 años de prisión. En octubre dejó de resistir y aceptó colaborar con las investigaciones judiciales, como decisión empresarial. Un total de 77 dirigentes del conglomerado, buena parte ya alejados de sus funciones, prestó más de 900 testimonios a fiscales de Lava Jato, provocando un terremoto entre políticos brasileños y de toda América Latina.

El grupo empresarial había creado un departamento especializado en la compra y pago de favores que, según la justicia estadounidense, resultaba un buen negocio. Cada dólar “invertido” en sobornos producía 12 dólares en contratos. El compromiso es revelar todas las ilegalidades cometidas por la empresa y sus agentes en los países donde ya se identificaron prácticas de soborno para obtención de contratos de obras públicas.

El Departamento de Justicia estadounidense divulgó en diciembre que Odebrecht destinó presuntamente 1.038 millones de dólares para sobornar políticos y funcionarios gubernamentales en 10 países latinoamericanos y dos africanos, incluido Brasil, donde quedó 57,7 por ciento de esa suma. Estados Unidos hace sus propias investigaciones, que podrían culminar con condenas penales locales, porque varias empresas del grupo, como la constructora y la petroquímica Braskem, operan allí y sus acciones se cotizan en la Bolsa de Nueva York.

Eso pasa también con Petrobras, considerada víctima de la corrupción en sus megaproyectos de extracción petrolera y sometida a varias investigaciones judiciales por parte de tenedores de acciones en Estados Unidos. Estados Unidos y Suiza, cuyos bancos fueron utilizados para ocultar o legitimar capitales ilegales, firmaron acuerdos de cooperación con el Poder Judicial de Brasil, en la actual ofensiva contra la corrupción en este país latinoamericano.

Los efectos son abrumadores. En Brasil se espera que las revelaciones de Odebrecht provoquen un tsunami en la política. Se habla de dos centenares de parlamentarios y gobernantes que habrían recibido sobornos, incluso miembros de las cúpulas actuales de los poderes Ejecutivo y Legislativo. El grupo empresarial había creado un departamento especializado en la compra y pago de favores que, según la justicia estadounidense, resultaba un buen negocio. Cada dólar “invertido” en sobornos producía 12 dólares en contratos.

Esa estimación se basa en más de 100 proyectos ejecutados o en marcha en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, más los africanos Angola y Mozambique. La orden de detención solicitada por tribunales de su país contra el expresidente peruano Alejandro Toledo (2001-2006), quien residiría en Estados Unidos, y denuncias que involucran a los actuales presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Panamá, Juan Carlos Varela, constituyen solo la punta del iceberg.

Aún no se conocen lo que revelaron dirigentes y exdirigentes de Odebrecht, como exdirectores del área externa del conglomerado y expresidentes de brazos especializados en infraestructura, ingeniería industrial o logística. Se espera que nuevas cifras sobre presuntos sobornos se añadan en los próximos meses a las ya reveladas en Estados Unidos, encabezadas por los 599 millones de dólares distribuidos en Brasil, 98 millones en Venezuela, 92 millones en República Dominicana, 59 millones en Panamá y 50 millones en Angola.

En Perú fueron “solo” 29 millones de dólares desde 2005. Es poco considerando que solo en el gasoducto del Sur, aún en construcción, las inversiones previstas suman 7.000 millones de dólares. El gobierno peruano ya decidió quitarle el control de esa obra a Odebrecht. La Carretera Interoceánica que cruza el sur peruano, de la frontera brasileña a puertos en el océano Pacífico, involucra juntó Odebrecht a otras tres constructoras brasileñas, Camargo Correa, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvão, todas investigadas por sospecha de corrupción.

Durante la presidencia de Alan Garcia (2006-2011) se firmó con Brasil un acuerdo para la construcción de cinco grandes centrales hidroeléctricas en Perú, anulado por su sucesor, Ollanta Humala (2011-2016), que sin embargo tiene su campaña electoral bajo sospecha de haber recibido tres millones de dólares brasileños. Odebrecht, que tiene la concesión de Chaglla, la tercera mayor central hidroeléctrica de Perú, con 462 megavatios de potencia, sería la principal constructora de las nuevas plantas.

La multiplicación de los escándalos locales o sectoriales iluminan los tentáculos de Odebrecht. Braskem, brazo petroquímico del grupo, es acusada de distribuir 250 millones de dólares en sobornos para apoyar su papel de líder americano en producción de resinas termoplásticas, con 36 plantas en Brasil y Estados Unidos, además de Alemania. El imperio nacido en 1944 como una simple constructora se fue diversificando el último medio siglo para expandirse a actividades tan diversas como la agroindustria de la caña de azúcar, el desarrollo de tecnologías militares o empresas de servicios petroleros, de logística y de industria naval, entre otras.

A comienzos de los años 70 construyó la sede de Petrobras, sellando una relación que desembocó en el desastre actual, que destruyó la reputación de la empresa orgullosa de su “Tecnología Empresarial”, un conjunto de principios éticos y operativos a que se atribuye su rápida expansión, pero no previó la corrupción. Se puede atribuir el auge del conglomerado a su visión estratégica y un modo de operar que resultó exitoso hasta empezar la operación Lava Jato. La de ser “amigo del rey” era parte de sus métodos.

Angola es el mejor ejemplo. El aún presidente del Consejo de Administración del grupo, Emilio Odebrecht, hijo del fundador Norberto Odebrecht, se reúne anualmente con el presidente angolano, José Eduardo dos Santos, en Luanda, para discutir proyectos para el país. Esa prerrogativa del gran empresario se justifica por la fuerte presencia de su constructora en las obras vitales del país en reconstrucción, en energía, en recursos hídricos, carreteras y urbanización.

Odebrecht cuenta con un prestigio único en Angola, desde que construyó la central hidroeléctrica de Capanda, en el río Kwanza, entre 1984 y 2007, con interrupciones y riesgos por la guerra civil (1975-2002). Ahora construye la mayor central angoleña, Lauca, también sobre el mismo Kwanza, con 2.067 megavatios de capacidad. Su omnipresencia en el país le lleva a administrar el Belas Shopping, centro comercial de lujo en el sur de Luanda, ejecutar el plan hídrico para abastecer la capital, preparar la primera parte del distrito industrial en las afueras de Luanda, construir conjuntos de viviendas y recuperar la industria azucarera angolana.

En Cuba también ocupó el estratégico proyecto de la ampliación del Puerto Mariel y la gestión de una central azucarera, en búsqueda de recuperar ese decaído sector de la isla caribeña. En otros países, como Panamá, Perú y Venezuela, sobresale la cantidad de obras y proyectos a cargo de la empresa brasileña, en áreas tan diversas como transportes urbanos, carreteras y puentes, puertos, centrales eléctricas, hidrocarburos e, incluso, agricultura.

Ese ciclo expansivo acabó. Muy endeudada, con su facturación desplomándose, sin acceso al crédito, incluso en bancos de fomento brasileños, y con el estigma de corruptor, el conglomerado trata de colaborar con la justicia de los países involucrados, buscando acuerdos que le permitan seguir operando y recuperarse más adelante. Ahora queda por saber si Odebrecht es “tan grande que no puede quebrar”, como se dijo de algunos bancos en la crisis mundial estallada en 2008.

Editado por Estrella Gutiérrez

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

3) La integración es un elefante blanco
José Natanson (Le Monde Diplomatique)

Como esas gigantescas estructuras sin terminar de paredes descascaradas, techos semiderruidos y gente viviendo adentro que, de la Torre de David caraqueña al Elefante Blanco porteño, proliferan por América Latina, la integración regional tiene algo de inconcluso, un eterno work in progress que encierra una dimensión monstruosa. Y ello a pesar de que se trata de una región homogénea del planeta desde el punto de vista cultural y religioso, sólo comparable al mundo árabe, que comparte un solo idioma y una única cultura pero que se encuentra cruzado por conflictos interreligiosos mortales. Desprovista de armas nucleares, con la amenaza terrorista felizmente ausente y sin tensiones interestatales de envergadura, América Latina es una zona pacífica y de fronteras estables. Como recuerda Andrés Malamud (1), en los últimos dos siglos ningún Estado latinoamericano desapareció del mapa y sólo se crearon tres (Uruguay, República Dominicana y Panamá).

Sin embargo, el fin del ciclo político de la izquierda encuentra a la integración regional –una vez más– sin vigas y sin revoque. Tras una década de gobiernos nacional-populares, la evidencia indica que los avances en términos de inclusión social, crecimiento económico y estabilidad política no se vieron acompañados por progresos equivalentes en materia de integración: más allá de una retórica patriagrandista que por momentos pareció más orientada a disimular los fracasos que a festejar los éxitos, lo cierto es que el comercio intra-zona del Mercosur, el bloque más consolidado de América Latina, sigue estancado por debajo del 16 por ciento, frente al 60 de la Unión Europea, que la institucionalidad latinoamericana se reduce a un conjunto de estructuras burocráticas incapaces de asumir un liderazgo político (2) y que se han ido apilando una serie de proyectos inacabados, desde los más razonables como el Banco del Sur a los interesantes pero impracticables como la moneda única (que hasta tenía nombre: SUCRE) y los directamente extravagantes, como el Gasoducto del Sur. En palabras del especialista inglés Laurence Whitehead, un “mausoleo de modernidades” que subraya nuestra esencia inconclusa (3).

Esta persistente parálisis se explica esencialmente por tres motivos, el primero de los cuales es tan claro que hasta un economista podría entenderlo: pese a los recurrentes intentos a lo largo de la historia y algunas islas de innovación, las exportaciones de América Latina siguen descansando básicamente en commodities, que representaban el 54 por ciento del total en 2002 y representan el 60 por ciento en la actualidad, con la consecuente orientación de los vínculos comerciales hacia las potencias extrarregionales demandantes de materias primas, sobre todo China, antes que a los países vecinos. La desunión latinoamericana es, más que cualquier otra cosa, una suma de primarizaciones nacionales. Como demuestra la experiencia del complejo automotor argentino-brasilero, el ejemplo más avanzado de articulación industrial entre dos países de la región, la interdependencia exige sofisticación productiva. Sin agregación de valor no hay integración posible.

El segundo motivo es la carencia de liderazgo. A lo largo de la historia, Brasil se ha mostrado lo suficientemente poderoso como para bloquear los intentos de protagonismo de otros países latinoamericanos (México en el siglo XIX, Argentina a comienzos del XX), pero no ha sido lo suficientemente potente, o audaz, para imponer una hegemonía regional duradera. No es solo una cuestión de peso relativo, pues Brasil representa la mitad, aproximadamente, del PBI, el territorio y la población de Sudamérica, o sea más que Alemania en relación a Europa, sino más bien de subdesarrollo: a pesar de los impresionantes avances de la última década, Brasil sigue siendo un país desigual y violento cuyos gigantescos problemas internos modelan una secuencia histórica entrecortada en la que los períodos de proyección regional son sucedidos por otros de displicente apatía, reforzados estos últimos por su singularidad lingüística, la autopercepción de un destino nacional manifiesto y el tradicional ensimismamiento heredado de los portugueses.

Para colmo, el impeachment a Dilma Rousseff demostró que la estabilidad política brasilera sigue siendo frágil y reveló los límites de los países de la región a la hora de evitar las torsiones democráticas. Especulemos: ¿qué hubiera cambiado si el juicio político contra la presidenta petista se hubiera intentado en un contexto de gobiernos de izquierda consolidados, con el kirchnerismo ejerciendo el poder en Argentina? Probablemente nada, a juzgar por la dificultad que en su momento encontraron esos mismos gobiernos progresistas para evitar el desplazamiento de Fernando Lugo de la presidencia de un país mucho más influenciable como Paraguay. En todo caso, los desalojos más o menos irregulares de presidentes latinoamericanos ponen en cuestión uno de los pocos avances realmente concretos de los últimos años: la capacidad de garantizar la continuidad de los gobiernos democráticamente elegidos mediante el diálogo interpresidencial, el acompañamiento amistoso y las presiones, estrategia que había dado resultado en las crisis ocurridas en Venezuela, Bolivia y Ecuador pero que fracasó en Paraguay y Brasil.

El tercer motivo que explica la parálisis integracionista es de inspiración. Los dos ejemplos más avanzados resultan, por motivos diferentes, inaplicables a la realidad latinoamericana. El primero, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), se fundamenta en la necesidad de Estados Unidos de expandir sus mercados de exportación por vía de la anulación de las barreras comerciales: su origen a partir de una imposición Norte-Sur, su condición cuasi-imperial y un diseño a la medida de los requerimientos de Washington, basados en el libre tránsito de bienes, servicios y capitales pero no de personas, lo hacían imposible de replicar incluso antes de la decisión de Donald Trump de enterrarlo bajo un muro.

El otro modelo es el europeo. Aunque más profundo, equitativo y casi diríamos humano que el norteamericano, es consecuencia de las condiciones irrepetibles de los años 40. Como señala Tony Judt en su monumental Postguerra (4), “la Europa postnacional, del Estado de Bienestar, cooperante y pacífica, no nació del proyecto optimista, ambicioso y progresista que los euroidealistas de hoy imaginan desde la pura retrospectiva: fue el fruto de una insegura ansiedad. Sus líderes llevaron a cabo reformas sociales y fundaron nuevas instituciones como medida profiláctica para mantener a raya el pasado”.

En un contexto de estancamiento de los procesos de integración, con estructuras productivas primarizadas, sin liderazgos nítidos y huérfanos de modelos, los países de la región caminan sueltos. México y las naciones centroamericanas, umbilicalmente atados a Estados Unidos, sufren el drama de verse sometidos a un presidente al que no eligieron pero cuyas decisiones los afectan tanto o más que las de sus impotentes gobiernos. Las economías pro-mercado del Pacífico (Colombia, Perú y Chile) insisten con un modelo que asegura crecimiento y exportaciones pero que profundiza la desigualdad, en tanto los países bolivarianos resisten el cambio político que ya ocurrió en los dos principales socios del Mercosur.

En suma, la región vive una etapa de transición que aún no ha dado forma a una nueva hegemonía política reflejada en un clima de época, como fueron el neoliberalismo en los 90 o la nueva izquierda en la primera década del siglo XXI. En el primer caso, el influjo fue casi total: aunque con diferentes tiempos (comenzó en Chile y luego se fue expandiendo hasta alcanzar su cénit en los 90), intensidades (más radical en Argentina y Perú, más tímido en Uruguay y Costa Rica) y resultados (más exitoso en Chile y Brasil, un desastre en la mayoría de los países), el Consenso de Washington se extendió por toda la región. La hegemonía de la izquierda, en cambio, fue más parcial, aunque en su mejor momento llegó a gobernar casi toda Sudamérica, además de Nicaragua y El Salvador. Hoy prevalece sobre todo en Bolivia, Ecuador y dificultosamente en Venezuela, y en este sentido resulta interesante constatar que el modelo bolivariano de reforma constitucional y concentración caudillista del poder aguantó mejor el cambio de época que la izquierda institucionalista de Chile, Brasil e incluso Argentina: en términos de continuidad (no necesariamente de resultados), el chavismo le ganó al lulismo.

Pero decíamos que el cambio político no es completo. La nueva derecha, tal como la hemos definido en otras oportunidades (5), no se ha convertido aún en un movimiento auténticamente regional: el recuerdo todavía fresco de las conquistas socioeconómicas de la izquierda y el pasado trágico del neoliberalismo le impiden construir un consenso sólido en torno a su programa de reformas incluso en aquellos países que, como el nuestro, la eligieron para gobernar. Porque además el viento internacional está cambiando: parte del éxito de los ciclos políticos anteriores radicaba en su capacidad para sintonizar con el “estado del mundo” en el que se insertaban, caracterizado, en el caso del neoliberalismo, por la abundancia de capitales, la apertura económica y el dominio unipolar de Estados Unidos, y por los altos precios de los commodities y el ascenso de China en el caso de la izquierda.

Esta transformación aún en curso del sistema internacional quizás contribuya a explicar algunos desaciertos recientes del gobierno argentino a la hora definir los términos exactos de su política exterior. Los politólogos del macrismo, menos numerosos pero tan influyentes como los del kirchnerismo, harían bien en desempolvar los viejos apuntes de estudios internacionales y revisar la bolilla de la escuela de pensamiento realista. Surgida como reacción al idealismo wilsoniano de principios del siglo XX, la perspectiva realista concibe un escenario global compuesto por Estados que buscan maximizar su poder mediante una serie de decisiones egoístas y racionales, donde el derecho internacional y las instituciones multilaterales son poco más que papel mojado.

Incluso relativizando esta interpretación, no deja de resultar llamativa la desorientación internacional de un gobierno que a menudo parece ingenuo y al que, parafraseándolo, hasta podríamos calificar de ideológico, porque solo eso explica la intención de ingresar a acuerdos de libre comercio que sus mismos creadores dinamitan por injustos, el vistoso pero al fin y al cabo inconducente acercamiento a las potencias tradicionales y el desdichado episodio de los limones tucumanos, que demostró que un país puede cumplir prolijamente todos los procedimientos legales, administrativos y fitosanitarios pero que la lapicera de un presidente amante de los golpes de efecto al final puede más que cualquier contrato.

1. “El malentendido latinoamericano”, Revista Nueva Sociedad, Nº 266, noviembre-diciembre de 2016.
2. No existe una organización que reúna, así sea para la foto, a todos los países de América Latina. La Organización de Estados Americanos (OEA) incluye a Estados Unidos y Canadá, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) no, pero sí a los países anglófonos y de habla holandesa del Caribe, la Unasur es solo sudamericana y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) está compuesta por sólo 13 de los 20 países latinoamericanos.
3. Latin America: A New Interpretation, Palgrave Macmillan, Nueva York, 2006, citado por Malamud.
4. Postguerra. Una historia europea desde 1945, Taurus, 2005.
5. Le Monde diplomatique, edición Nº 185, noviembre de 2014.

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

4) ¿Fin del ciclo hegemónico americano?
Raffaele Marchetti (Democracia Abierta)

La elección de Trump marca el final de la larga etapa de hegemonía mundial americana. A pesar del lema electoral “Make America Great Again” y de las grandes expectativas que esto pueda haber generado, presumiblemente su presidencia se caracterizará por un repliegue general.

Ha habido multitud de interpretaciones sobre las razones del éxito de Trump, que van desde el acento populista hasta el apoyo recibido por parte del FBI. Contrariamente al debate generalizado, veo una razón más profunda sobre la que se sustenta su victoria: el cambio de equilibrio entre costos y beneficios en el papel de Estados Unidos en el mundo. La teoría de la estabilidad hegemónica sostiene que, en algún momento, el hegemón comenzará a declinar debido al aumento de los costos de la administración del sistema, que sobrepasan los beneficios que de este sistema obtiene el hegemón.

Los costes de la gestión del sistema se han ido acumulando a lo largo de las últimas cuatro presidencias. Durante las administraciones de Bush, los gastos de seguridad debido a las operaciones militares en Afganistán e Irak, entre otros costos, impactaron negativamente en el gobierno de Estados Unidos. Igualmente, durante las presidencias de Obama, los costos debidos a estímulos económicos incrementaron la deuda global del país.

Como predijo la teoría de la estabilidad hegemónica, llegamos finalmente a un punto en que los costos se vuelven demasiado altos para los ciudadanos o, mejor dicho, su percepción de que esto es así se vuelve más intensa, y provoca que comiencen a protestar y a exigir un cambio. Esto fue capturado por Trump mucho más que por Clinton, puesto que Trump ha estado apostando por un repliegue que disminuya los costos de la proyección internacional. El llamado “overstretch imperial” (el sobre-depliegue imperial), un fenómeno que viene de mucho antes, llevó al electorado de Trump a buscar la rebaja de los costos internacionales (y posiblemente, aunque sea menos probable, a conseguir aumentar los beneficios domésticos). De ahí que estemos ante la prometida retirada de una serie de tratados de libre comercio, ante el cuestionamiento de los términos de la participación en la OTAN, ante la cancelación de los acuerdos ambientales, etc.

Desde esta perspectiva, la elección de Trump tiene más que ver con una corriente del orden internacional mucho más larga que el corto lapso de tiempo de la campaña electoral, una corriente de disconformidad que ya había comenzado durante la administración Obama y que ahora se hace más visible con Trump.

El sistema en el que hemos estado viviendo en los últimos 70 años fue creado en gran parte por el liderazgo estadounidense. El sistema de las Naciones Unidas, las instituciones de Bretton Woods, la OTAN y la OMC son todos acuerdos institucionales que han sido fuertemente promovidos por la hegemonía posterior a la Segunda Guerra Mundial y que han sido mantenidos con vida gracias al continuo apoyo de los Estados Unidos. Ahora, todo esto se pone en tela de juicio ante la resistencia del nuevo presidente electo a participar en (y trabajar con) estas organizaciones multilaterales. Probablemente, Trump tendrá un comportamiento bastante más impredecible y posiblemente turbulento con respecto a todas estas instituciones, y esto llevará a su transformación y, tal vez, para algunas de ellas, a su marginalización.

Otros elementos significativos en este rompecabezas tienen que ver con el fenómeno de la globalización. Debido a la transformación global de las cadenas productivas, a la reubicación de las multinacionales en el extranjero, a la posibilidad de (re)-importación de bienes, y a la subsiguiente pérdida de puestos de trabajo, un contingente de la clase media ha sido gravemente afectado por el desempleo.

Pero también es gracias a la globalización que China está creciendo rápidamente y desafiando al liderazgo estadounidense en términos económicos, pero también, cada vez más, en términos políticos y militares. Es evidente que la apuesta por la política de globalización hecha por el liderazgo estadounidense en los años 80 (republicano) y en los 90 (democrático) fue beneficiosa sólo al principio, pero más adelante resultó perjudicial para la posición de poder de los EE.UU. en la economía mundial. Es ampliamente reconocido que la India y especialmente China son los verdaderos ganadores en el juego de la globalización, habiendo conseguido estrechar la brecha que les separaba de Occidente. En este cálculo, Rusia constituye un elemento adicional.

Este nuevo sistema multipolar, que va apareciendo ante la falta de un plan de acción occidental, se abandona a la negociación pura, al puro transaccionalismo operado con apuestas ad hoc, cosa que coincide plenamente con la actitud general que Trump tiene para con el compromiso socioeconómico.

Y sin embargo, esto podría tener un efecto de despolarización, una consecuencia de desescalada en términos de las tensiones mundiales actuales, que se han incrementado en los últimos años. Aquí estoy pensando especialmente en la división entre Rusia y Occidente. Ante la ausencia de un poder hegemónico impulsando un orden mundial específico, podría surgir un sistema más equilibrado. Así, podríamos terminar teniendo una presidencia Trump que tuviese efectos polarizantes a nivel nacional y efectos despolarizantes a nivel internacional.

La vía abierta está clara: o bien la nueva competencia, basada en la rivalidad multipolar, podría acabar derivando probablemente en conflictos, o bien la apertura de nuevos canales de diálogo podría conducir a una fase fundacional de un orden internacional distinto, en la que las reglas innovadoras de los tableros de juego sean escritas conjuntamente por los occidentales y por los no-occidentales.

Dependerá de Trump y de los otros líderes internacionales dirigir el rumbo y tomar una decisión sobre qué camino finalmente seguir.

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

5) ¿Será nutritivo el maíz transgénico que produce cadaverina y putrescina?
Emmanuel González-Ortega (Ecoportal)

Un estudio publicado recientemente en la muy reconocida revista científica ‘Scientific Reports’ aportó nuevas y contundentes evidencias sobre la realidad de los cultivos transgénicos y sobre el peligro para la salud de los paquetes tecnológicos (herbicidas) que los acompañan.

Aunque este estudio confirma algo que ya se sabía o que puede deducirse sin demasiado esfuerzo (que los cultivos modificados genéticamente NO son equivalentes a los cultivos convencionales), lo hace con datos que son incontrovertibles. En esta investigación se realizaron análisis detallados de los perfiles de presencia de proteínas (proteómica) y de expresión de moléculas bioquímicas (metobolómica) que revelaron diferencias significativas entre una variedad de maíz transgénico (NK603), modificado genéticamente para tolerar al herbicida glifosato; y un maíz convencional (no transgénico). Para evitar alteraciones en los resultados sobre la composición de ambos tipos de plantas debidas a factores externos (ambientales), los dos tipos de maíz se sembraron en condiciones similares, en la misma locación y en la misma temporada, a lo largo de dos ciclos de siembra. Adicionalmente, una porción de los maíces transgénicos sembrados fue asperjada con herbicida glifosato en una ocasión. El análisis evidenció una diferencia significativa en la expresión de 117 proteínas y de 91 moléculas bioquímicas (metabolitos) en el maíz transgénico NK603, en comparación con el maíz convencional. Los autores del estudio concluyeron que tales diferencias se deben exclusivamente al procedimiento técnico de modificación genética de las plantas de maíz.

El maíz transgénico NK603 fue originalmente generado por Monsanto (ver aquí), mediante la técnica de transferencia de ADN conocida como bombardeo de micro partículas, la cual consiste, tal como lo dice el nombre, en bombardear partículas metálicas microscópicas recubiertas con el ADN que se desea introducir a células de la planta (ver aquí). Los métodos biotecnológicos con los que se han generado prácticamente todas las plantas transgénicas que se comercializan actualmente no permiten conocer la localización en el genoma en el que forzosamente se introdujo el material genético de interés biotecnológico, ni tampoco cuantas copias del transgen se han introducido, lo que hace sentido que las técnicas moleculares provoquen desarreglos moleculares y metabólicos en las plantas transgénicas. El estudio encontró que algunos de los metabolitos que estaban marcadamente alterados en las plantas transgénicas son compuestos conocidos como putrescina y cadaverina; la presencia de estas moléculas en el organismo se han relacionado a procesos inflamatorios y como precursores de compuestos cancerígenos. Los animales muertos y en proceso de putrefacción producen dichos compuestos.

Es muy relevante comentar que la variedad de maíz transgénico NK603 fue utilizado para alimentar a ratas durante dos años y determinar si había daños a la salud de estos animales por el consumo de maíz transgénico y glifosato. Dicho estudio fue duramente atacado por las empresas semilleras y por científicos con conflictos de interés.

Dicha variedad de maíz transgénico NK603 tolerante al herbicida glifosato fue aprobado en México para consumo humano y animal por SAGARPA y COFEPRIS desde el año 2002 sin que se realizaran análisis de laboratorio, pero como evidenció el estudio, el maíz transgénico NK603 no es sustancialmente equivalente al maíz convencional. ¿Está este maíz en los alimentos que consumimos? ¿Hay además residuos de herbicidas tales como el glifosato en los alimentos? ¿Las autoridades evalúan la presencia de transgenes y herbicidas en los alimentos?

En el contexto de los organismos modificados genéticamente, el criterio de equivalencia sustancial está basado en una comparación superflua de las características entre un OGM y su contraparte convencional. Anticipando el desarrollo y comercialización de los cultivos transgénicos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos –OCDE- (OECD, por sus siglas en inglés) introdujo la equivalencia sustancial, y este concepto posteriormente fue asumido por la organización mundial de la salud (OMS) y por la FAO. Aunque previamente se han realizado y publicado estudios científicos –no tan exhaustivos como el más reciente- que evidencian las alteraciones moleculares y metabólicas en los cultivos transgénicos (por ejemplo, maíz, soya, tabaco). Sin embargo, hasta el día de hoy la gran mayoría de cultivos transgénicos están clasificados como sustancialmente equivalentes. La equivalencia sustancial absuelve a las compañías semilleras transnacionales de realizar pruebas toxicológicas y nutricionales en animales necesarios para establecer si el efecto biológico de los cultivos transgénicos es equivalente a de sus contrapartes convencionales.

Considerando que el maíz transgénico NK603 tolerante a glifosato fue aprobado en México desde 2002, y que no se tiene certeza de que los protocolos de bioseguridad mexicanos funcionen para evitar la dispersión de maíces transgénicos en el campo mexicano; ni que el organismo de prevención contra riesgos sanitarios ha emitido información sobre la presencia de ese u otras variedades de maíz transgénico en los alimentos, podemos suponer que estamos comiendo maíz transgénico que produce compuestos tóxicos: cadaverina, putrescina; además del herbicida glifosato, clasificado como probablemente cancerígeno.

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

6) Todo lo que hay que saber sobre el aceite de palma
Lucía Villa (Público)

¿Por qué es tan malo? ¿Qué productos lo llevan? ¿Hay alternativas? El aceite de palma, presente en alimentos, productos de higiene y carburantes está en boca de todos por sus efectos nocivos sobre la salud y el medio ambiente.

Está en boca de todos. Literalmente. En las patatas fritas que picas en el aperitivo, en la pizza congelada del fin de semana, en la crema de cacao que untas en la tostada, los cereales del desayuno, la chocolatina de después de comer. También en tu champú y en el combustible bio con el que llenas el depósito del coche. El aceite de palma se ha convertido en uno de los productos más usados por la industria de la alimentación y la cosmética de los últimos años. Y en uno de los más odiados por ecologistas y nutricionistas, que llevan años advirtiendo de las nefastas consecuencias de este producto de origen tropical. Te resumimos a continuación algunas de las cuestiones clave que conviene conocer sobre el aceite de palma y sus alternativas.

¿Qué es?

Es un aceite obtenido a partir del fruto de la palma africana, (Elaeis guineensis), que se cultiva en países tropicales, principalmente en Indonesia y Malasia, (donde se concentra el 85% de la producción mundial), pero también en otros como Brasil, Colombia, Camboya, Tailandia, México, Papúa Nueva Guinea o zonas de África occidental.

¿Para qué se usa?

Se utiliza principalmente para tres consumos: como biocarburante, para cosméticos y para la alimentación; aunque es sin duda en estos dos últimos sectores donde está más presente. Según el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible, el 61% del aceite de palma que se usó en Europa en 2012 se destinó a la industria alimentaria y cosmética. Y no es fácil de esquivar, porque está en todas partes y en productos que todos consumimos a diario: se usa para cremas, chocolatinas, sopas, cereales, bollería industrial, pizzas congeladas, productos precocinados, gominolas, aperitivos y snacks envasados, velas, jabones, detergentes, productos de limpieza y un largo etcétera.

¿Por qué se utiliza tanto?

El aceite de palma se ha convertido en el aceite más usado del mundo, por encima del de soja o el de colza, principalmente debido a su bajo coste: en enero, la tonelada de aceite de palma se cotizaba en el mercado internacional a 726,49 dólares, mientras que el aceite de oliva lo hacía a 4.018,65 dólares. Además, tiene unas características que lo hacen idóneo para las demandas de la industria. Sirve para mantener y almacenar coberturas porque se derrite a mayor temperatura que el chocolate, y es muy apropiado para productos untuosos, por la cantidad de grasas saturadas que contiene. También se enrancia más tarde que otros aceites, aguanta más frituras, sirve como sustituto barato de la mantequilla y como alternativa a la cera o a la parafina.

¿Por qué es malo para la salud?

En conversación con Público, Eduard Baladía, nutricionista del Centro de Análisis de Evidencia Científica de la Academia Española de Nutrición y Dietética, explica que de los dos únicos metaanálisis (compilación de estudios científicos) que hay sobre el tema, se puede concluir que el aceite de palma “aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares” porque produce un amento del colesterol LDL, el “malo”. Baladía señala también que cuando el aceite de palma es sustituido por otros monoinsaturados (aceite de oliva) y poliinsaturados (girasol, soja) el problema del colesterol se soluciona. “Ha aumentado tanto el consumo de este aceite que nos empieza a preocupar”, reconoce Baladía.

¿Qué marcas y productos lo contienen?

Aunque no es fácil conocer con exactitud qué marcas son las que utilizan más aceite de palma o cuáles de sus productos lo llevan y en qué cantidad, el proyecto de investigación periodística Carro de Combate aporta una lista que incluye algunas de las firmas más importantes y que sí lo utilizan, entre ellas: Univeler, Nestlé, Kellogg’s, Burger King, McDonalds, Colgate y Starbucks. Una investigación de Amnistía Internacional señala también a los gigantes AFAMSA, ADM, Procter & Gamble y Reckitt Benckiser. Entre las marcas de cosméticos, Vichy, The Body Shop, L’Oreal y Lancôme han reconocido usar aceite de palma; y otras como Head and Shoulders, Pantene y Herbal Essences es probable que lo usen, aunque no se ha podido comprobar al cien por cien.

¿Cómo puedo saber si lo estoy consumiendo?

Antes, las empresas se cubrían las espaldas y la etiqueta indicaba, simplemente, “aceite vegetal”, pero desde finales de 2014 la normativa europea sobre etiquetado obliga a decir la materia prima de la que proviene dicho aceite. Aún así, cuidado, porque muchas veces el aceite de palma aparece camuflado bajo nombres de lo más diverso: aceite de palmiste, grasa vegetal (palma), grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste, Sodium Palmitate, estearina de palma, palmoleina u Oleina de palma, manteca de palma o Elaeis guineensis (su nombre científico).

Hace pocos meses una investigación del IRB de Barcelona publicada en la revista Nature descubrió además que la proteína CD36, componente principal del aceite de palma, era una de las principales impulsoras del proceso de metástasis en un cáncer.

¿Qué efectos tiene para los derechos humanos y el medio ambiente?

Según datos de la ONU, el aceite de palma es la principal causa de la deforestación en Indonesia y Malasia y se calcula que aproximadamente el 70% de las plantaciones de palma en el primer país y el 50% en el segundo, están situadas en zonas que previamente eran bosque tropical. Su cultivo ha desplazado a comunidades autóctonas y ha puesto en riesgo la existencia de especies amenazadas como los elefantes, el orangután y los tigres de Sumatra.

Se ha demostrado también que la deforestación y el cambio en los usos de suelo derivados del aceite de palma terminan provocando una mayor cantidad de emisiones de CO2 a la atmósfera que otros carburantes como el petróleo. Por último, una investigación de Amnistía Internacional destapó que la producción del aceite de palma estaba asociada a casos de explotación infantil y de violación de los derechos humanos en los países de origen.

¿Nadie controla estos abusos?

Tras los escándalos medioambientales que se destaparon con los cultivos de palma, en 2004 se creó la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible, un organismo que integra a empresas del sector y ONG y que, en teoría, debe velar por que se respeten los derechos laborales y de las comunidades indígenas, así como garantizar que no se ocupen zonas de elevado valor medioambiental, que no se amenace la biodiversidad del lugar y promover prácticas agrícolas más limpias.
Sin embargo, su buen funcionamiento siempre ha estado en entredicho. Ocho empresas denunciadas por Amnistía por sus abusos con el aceite de palma forman parte de esa Mesa Redonda y certifican sus productos como “sostenibles”.

¿Hay alternativas?

Podemos comprobar que lo que vayamos a consumir no contenga aceite de palma y haya sido fabricado con otros aceites vegetales, como el de girasol, por ejemplo. Pero, en cualquier caso, lo más recomendado por los expertos es basarse en una dieta de productos frescos, no procesados y cocinados en casa. “Hay que volver al mercado, al producto local”, asegura Baladía.

MIÉRCOLES 22 DE FEBRERO DE 2017 – COMCOSUR
_______

“Las ideas dominantes de la clase dominante son en cada época las ideas dominantes, es decir, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad resulta ser al mismo tiempo la fuerza espiritual dominante, la clase que controla los medios de producción intelectual, de tal manera que en general las ideas de los que no disponen de medios de producción intelectual son sometidos a las ideas de la clase dominante”. — Carlos Marx
_______

POR LA VOZ DE MUMIA ABU JAMAL ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org / contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
_______

powered by phpList

TIERRA PARA POCOS

1) Tierra para pocos /Fernando Sánchez
2) Montevideano declarado Hijo ilustre de Palma de Mallorca a los 80 años de su asesinato
3) Liberalismo económico. Los trechos del dicho al hecho /José A. Rocca
4) Hitos y desafíos de la comunidad internacional /Sergio Ferrari
5) Exgobernador preso de Rio de Janeiro lavó millones de dólares de coimas en Uruguay

COMCOSUR INFORMA AÑO 17 – No. 1790 – martes 21.02.2017

“Todas las estructuras del poder popular que estábamos construyendo se hicieron presentes, tomaron voz, en una radio que no quería tanto hablarle al pueblo. Quería que el pueblo hablara.” RADIO VENCEREMOS
__________

1) TIERRA PARA POCOS

En América Latina, 1% de las explotaciones agrícolas poseen más de la mitad de la tierra productiva.

En Uruguay, las pequeñas fincas, que representan 82,1% de las explotaciones agropecuarias, sólo ocupan 22,1% del territorio.

Por Fernando Sánchez / Caras & Caretas, 29 de enero de 2017

No es nuevo afirmar que América Latina es la región más desigual del mundo y la que más contrastes presenta. No sólo el desbalance económico y político entre los países del continente plantea esa realidad: la brecha social, los antagonismos y la disparidad en cada uno de ellos son lo que verdaderamente dibuja ese contexto.

Aun cuando en los últimos años, bajo la estela de gobiernos progresistas, se dieron pasos para disminuir la desigualdad y la pobreza, el abismo parecería inamovible.

Una reciente investigación de la ONG internacional Oxfam así lo demuestra. Según dicho estudio, publicado con el título “Desterrados: tierra, poder y desigualdad en América Latina”, 1% de las estancias y las fincas más grandes del continente acapara más de la mitad de la tierra agrícola, mientras que 80% de las fincas cuenta tan sólo con 13% del territorio productivo.

Es decir, “el 1 por ciento de las fincas utiliza más tierra que el 99 por ciento restante”, sostiene el texto. De esta forma, estamos ante “la región del mundo más desigual en la distribución de la tierra”. Tal afirmación podría no sonar extraña.Ya se sabe que la realidad latinoamericana es la más desigual; no hay ninguna novedad.

Sin embargo, la investigación de Oxfam aporta datos verdaderamente alarmantes. Colombia, por ejemplo, es el país donde el contraste de la tierra se ve con mayor fuerza. Allí sólo 0,4% de las explotaciones acapara más de 67% de la tierra productiva y 84% de las explotaciones más pequeñas manejan menos de 4% de la superficie productiva.

En Chile y Paraguay el panorama es casi el mismo: 1% de las explotaciones acapara más de 70% de la tierra. En Paraguay, 91% de las fincas apenas ocupa 6% de la tierra.

Grandes concentraciones

Las explotaciones agropecuarias que concentran la mayor parte de la tierra en el continente tienen en promedio más de 2.000 hectáreas, aproximadamente unos 4.000 campos de fútbol.

En países de América del Sur, sin embargo, ese promedio se ubica muy por encima. La razón está en lo que en cada lugar se entiende por “pequeña propiedad”.

Si en Uruguay o Argentina el tamaño promedio de la pequeña propiedad ronda las 100 hectáreas, en Centroamérica mediría entre 1 y 3 hectáreas. Una pequeña propiedad por estas latitudes sería una gran superficie en Guatemala, por ejemplo.

“Mientras que los grandes latifundios se hacen cada vez más con el territorio, las pequeñas fincas familiares quedan arrinconadas o van desapareciendo”, sostiene el estudio, que analizó los censos agropecuarios de 15 naciones latinoamericanas.

Según Oxfam, el extractivismo, “un modelo productivo basado en explotar los recursos naturales con el fin de producir grandes volúmenes de materias primas”, ha aumentado en los últimos tiempos la competencia por la tierra y la concentración de poder en torno a esta.

La extrema desigualdad se vincula en gran medida con esa forma de explotación de los recursos naturales, pero también con otros factores que los datos de los censos no traslucen.

Si se midieran también aspectos como: “La calidad del suelo, la proximidad a los mercados, la disponibilidad de agua, el acceso a vías de transporte y otras características que condicionan la productividad, la desigualdad probablemente resultaría mucho mayor”.

Por su propia naturaleza, las actividades extractivas concentran los beneficios en manos de unas élites que despliegan su dominio sobre la tierra para acceder a todas las fuentes posibles de materias primas.

Distintas formas de control más allá de la propiedad –como el alquiler, las concesiones a largo plazo, la producción bajo contrato y la integración de las cadenas de valor– han reconfigurado el poder en torno a la tierra a través de un complejo sistema de relaciones comerciales, políticas y financieras”, se explica en la investigación.

Además, se afirma que la máxima expresión de ese poder, radica en las corporaciones multinacionales, que, aunque no posean la tierra, mantienen su control gracias a la producción agropecuaria a gran escala, la explotación de reservas minerales y de hidrocarburos, y el dominio de puntos estratégicos de acceso a los mercados.

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de analizar la desigualdad en el acceso a la tierra es la marginación histórica de las mujeres.

En América Latina, las mujeres representan menos de 12% de la población beneficiada en procesos de reforma agraria y sólo manejan entre 8% en Guatemala y hasta 30% en Perú.
Las cifras que demuestran la exclusión femenina de la tierra son elocuentes:

– En Honduras poseen únicamente 12% de la tierra;
– En El Salvador, 13%;
– En Nicaragua, 23%, y
– En el resto de los países, valores similares.

Además, el tamaño de las fincas que manejan las mujeres resulta considerablemente menor que la superficie que trabajan los hombres.

En Brasil, por ejemplo, los productores rurales hombres tienen una superficie promedio de 60,7 hectáreas y las mujeres, 25,5; en Nicaragua, las explotaciones agrícolas de las mujeres en su mayoría no tienen más de diez hectáreas.

“A pesar de que en todos los países la legislación reconoce la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, en la práctica ellas suelen acceder a fincas de menor tamaño, de peor calidad y con menor seguridad jurídica”, expone el estudio, que señala también que: “Las políticas que han promovido el acceso a la tierra a través del mercado –tales como los fondos de tierras– las han incluido de forma subordinada y minoritaria, siempre en función de su estado civil y de su condición de madres, y no por ser mujeres productoras o trabajadoras”.

Uruguay y la geopolítica de la soja

El texto de Oxfam señala que la concentración de la tierra en la región ha aumentado exponencialmente desde la década de 1960, pese a que en aquella época se hicieron reformas agrarias para contrarrestar la excesiva acumulación. Esfuerzos más recientes tampoco han podido hacer mella en esa situación.

Es el caso de Brasil, donde entre 1995 y 2010 se repartieron más de 80 millones de hectáreas y se asentaron aproximadamente un millón de familias campesinas.

Aun así, el gigante sudamericano exhibe una altísima tasa de concentración de la tierra (más de 40% en menos de 1% de las propiedades). La organización internacional lo califica como “paraíso del latifundio”.

Uruguay no ha quedado atrás en este proceso. El número de explotaciones censadas en el país se redujo en 34% entre 1961 y 2000. 96% de esa pérdida se concentró en las superficies de menos de 100 hectáreas. Las pequeñas fincas, que representan 82,1% de las explotaciones agropecuarias, sólo ocupan 22,1% de la tierra productiva.

“La propiedad campesina, ya de por sí pequeña, se fracciona aun más por la herencia y en determinados contextos el pequeño tamaño hace inviable una producción rentable”, argumenta el informe, y apunta que esta “atomización de la propiedad” va en detrimento de las economías de subsistencia y expulsa de las áreas rurales a los campesinos, especialmente a las generaciones más jóvenes.

Uruguay entra en lo que Oxfam denomina “geopolítica de la soja”, un producto que “ha impuesto un modelo de organización territorial a la medida de las necesidades de las transnacionales”. Junto con Brasil, Argentina, Paraguay y Bolivia, integra lo se ha dado en llamar “repúblicas unidas de la soja”. Estos países producen juntos más de la mitad de la soja que se consume en todo el mundo.

En las últimas dos décadas y media, las repúblicas unidas de la soja triplicaron el área de cultivo y quintuplicaron la producción hasta alcanzar conjuntamente más de 150 millones de toneladas en 60 millones de hectáreas.

“Sólo entre 2000 y 2014 las plantaciones de soja en América del Sur se ampliaron en 29 millones de hectáreas”, indica la investigación, basándose en datos de 2014, y señala a Uruguay como el que ha tenido la expansión más rápida. Aquí, el 45% del territorio cultivado tiene soja. No obstante, entre sus vecinos es el de menor producción. Brasil y Argentina concentran cerca de 90% de la producción regional.

Oxfam reclama a los gobiernos latinoamericanos que brinden una respuesta “urgente y efectiva” a la demanda de tierra y medios de producción por parte de las poblaciones rurales. Asimismo, denuncia el uso de la violencia como acentuación del desigual reparto.

“Con la expansión de las actividades extractivas se han multiplicado los conflictos territoriales y se han disparado de forma alarmante los índices de violencia contra quienes defienden el agua, los bosques y los derechos de las mujeres y las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas.

Estos grupos son marginados, perseguidos, agredidos y criminalizados por defender su derecho a la tierra”, denuncia el informe.

Fernando Sánchez / Caras & Caretas /Enviado por Julio-Néstor Sosa Benia
COMCOSUR INFORMA Nº 1790 – 21/02/2017
__________

2) MONTEVIDEANO DECLARADO HIJO ILUSTRE DE PALMA DE MALLORCA A LOS 80 AÑOS DE SU ASESINATO

El próximo 24 de febrero harán 80 años del fusilamiento en España del montevideano Alejandro Jaume Rosselló.

Alvaro Ortega

No es el único ciudadano de Montevideo ni el único uruguayo que sufrió las consecuencias del golpe de Estado de 1936 en España. Sin embargo, su caso llama la atención: Alejando o Alexandre Jaume fue un dedicado Cónsul de la República Oriental del Uruguay en Palma, así como un comprometido escritor y político, llegando a ser en dos ocasiones regidor del Ayuntamiento de Palma y diputado en Cortes.

Alejandro Jaume nació en Montevideo en 1879 en el seno de una familia de emprendedores originarios de Baleares. El libro del Centenario del Uruguay, 1825-1925, les dedica una página completa, resumida en el párrafo "en 1868 llegó a nuestro país don Miguel Jaume y Payeras, y en 1869 -meses después- ya manejaba en compañía de sus hijos Antonio, Miguel y Juan una importante fábrica de jabón La Balear Industrial decana hoy de sus similares. Hasta 1873 acompañó a sus hijos y en 1876, época en que se incorporó don Andrés Jaume y Nadal [padre de Alexandre Jaume], éstos giraban con su sola cuenta bajo la razón social Jaume Hnos., que no se alteró ya más, proseguida por los descendientes de sus fundadores". Con el tiempo diversificaron rubros, incluyendo saladeros de carne, establecimientos ganaderos o incluso dos barcos mercantes Francisca Nadal y la India de servicio regular de transporte de tasajo entre Uruguay y Cuba. La corbeta Francisca Nadal, una vez desarbolada, sirvió por años como sede del Club Remeros de Salto.

Alejandro Jaume, tras cursar estudios en diferentes países europeos y una vez dispensado del servicio militar en España conforme al Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad de 1870, se asentó en Palma, siendo nombrado Cónsul de la República Oriental del Uruguay en Palma de Mallorca el 22 de julio de 1903, durante el primer gobierno de José Batlle y Ordóñez. Ejerciendo como tal hasta su detención el 19 de julio de 1936. Generaciones de emigrantes baleares al Río de La Plata contaron con su mediación consular, e incluso con el apoyo de su familia en Uruguay. La documentación de su gestión consular durante más de tres décadas forma parte de Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares.

Sus vínculos familiares en España (era sobrino del diputado liberal y ministro de Alfonso XIII, Alejandro Roselló) le indujeron a la participación en la política local, evolucionando paulatinamente tanto en sus compromisos políticos como en sus escritos hacia los postulados de Indalecio Prieto, miembro del partido socialista opuesto a la participación en el gobierno de salvación nacional de la dictadura de Primo de Rivera. En 1931 fue elegido regidor del ayuntamiento de Palma, correspondiéndole a él -por enfermedad del alcalde electo- la proclamación institucional de la II República. Fue igualmente diputado en las primeras Cortes republicanas.

El golpe de Estado de 18 de julio de 1936 le sorprendió disfrutando del verano europeo en la población balneario Pollença, en donde fue detenido en pijama la mañana siguiente. Fue procesado por auxilio a la rebelión "con su pluma y gran influencia política" (sic) y condenado a muerte -junto a los alcaldes de Palma y de Inca, Emili Darder y Antoni Mateu, y del empresario de Alcudia Antoni Maria Ques- por un Consejo de Guerra sin intercesión de la dictadura de Terra a favor de su ciudadano y Cónsul. Según los investigadores del proyecto Los voluntarios uruguayos en la Guerra Civil española, “el gobierno uruguayo no movió un dedo en favor de Alejandro Jaume; si lo hizo, en cambio, el gobierno argentino que realizó diversas gestiones para evitar su ejecución. Sin embargo, éstas no dieron resultado: Alejandro Jaume era una figura demasiado relevante en el panorama de la izquierda mallorquina y su oposición a la dictadura primorriverista le había hecho ganarse un número importante de enemigos entre las filas conservadoras”.
En Palma, su municipio de adopción, la alcaldía le dedicó una plaza y -el año pasado- una biblioteca. Recientemente, el pasado 31 de diciembre, el pleno del Ayuntamiento de Palma le nombró Hijo Ilustre de la Ciudad.

Los ayuntamientos españoles de Palma, Inca y Artà han pedido en diferentes ocasiones la anulación de la sentencia.

Sería interesante, que Montevideo -la población que le vio nacer- apoyara esa solicitud de los municipios españoles, y tuviera alguna deferencia hacia su ciudadano en el 80 aniversario de su asesinato.

Fuentes: Alvaro Ortega /Este mensaje se ha enviado desde un formulario de contacto en Asociación Amigas y Amigos Mume.
COMCOSUR INFORMA Nº 1790 – 21/02/2017
__________

3) LIBERALISMO ECONÓMICO. LOS TRECHOS DEL DICHO AL HECHO

Escuchando y leyendo discursos oficialistas y afines, parecería que vivimos en un mundo en el que los centros imperiales son campeones de la apertura económica, por lo menos hasta el advenimiento de Trump.

José A. Rocca /La economía de a pie /Segunda quincena de febrero 2017

La realidad dice otra cosa. Un abanico de instrumentos son utilizados por la Unión Europea y Estados Unidos para proteger sus producciones locales especialmente en sectores agropecuarios. Elevados aranceles para la importación, subsidios y precios que garanticen la rentabilidad de producción local, normas fitosanitarias y técnicas utilizadas como herramienta para eliminar competidores del exterior, conforman un combo que les permite proteger empresas locales y seleccionar las mercancías que ingresan a sus territorios.

El engaño complementa el menú. Los escribas afines al imperialismo describen un mundo económico de papel, regido por la “libertad económica” que se presenta en medios de prensa y centros de enseñanza como la panacea de la organización económica y verdad indiscutible. La fantasía no resiste la menor comparación con la realidad. El mundo con grandes corporaciones que controlan los mercados, y países que defienden sus intereses continúa girando, creando enormes riquezas en un platillo de la balanza y pobreza, hambre, guerras en el otro.

Instituciones internacionales promueven la apertura económica total en el sur mientras aceptan el proteccionismo en el norte. Los subsidios para el agro y sus exportaciones conforman una tradición admitida por la Organización Mundial de Comercio para un selecto núcleo de países centrales.

La utilización de precios sostén y las políticas para garantizar la rentabilidad de los productores primarios son renovadas continuamente en Estados Unidos mediante la ley agrícola o Farm Bill, En ese marco tienen previsto invertir 950.000 millones de dólares entre 2015 y 2025. Paralelamente extienden beneficios a otros sectores conexos como investigación créditos, energía (i).

La Unión europea no queda rezagada en este plano. Desde 2014 a 2020 tiene un presupuesto de 360.000 millones de euros para subsidiar a sus agricultores.

Los aranceles externos a las importaciones de productos que compitan con los locales pueden presentar picos realmente asombrosos. En el caso de la UE mediante un sistema que combina tarifas para distintos componentes se podrían acumular hasta 471 aranceles en algunos productos (ii). Los niveles pueden llegar a 151% en la manteca, 117% el ajo, 78% en la cebada, 73% en el aceite de oliva entre una larga lista. Estados Unidos presenta también ejemplos asombrosos. Algunas variedades de tabaco pueden pagar hasta un 350 %, la pasta de maní 131.8% y quesos hasta 50.3%.

Otros de los instrumentos preferidos son los cupos máximos de importación. Estado Unidos emplea este mecanismo para diversos productos. Azúcar de caña, de remolacha, productos lácteos, algodón, tabaco, chocolates entre otros.

Los ejemplos pueden multiplicarse. Medidas anti dumping, prescripciones sanitarias de dudosa justificación, compras del Estado con preferencias claras para la producción local conforman un menú de una amplitud y profundidad que marcan la notable contradicción entre los discursos y la verdad.

Paralelamente países del sur (Uruguay incluido), abren sus puertas indiscriminadamente a todo tipo de mercancías y capitales provenientes del norte. No importa si arruinan actividades locales, si destruyen la vida y la naturaleza, o si compramos espejitos de colores. El argumento son las supuestas virtudes y oportunidades que brinda el “mundo globalizado”.

Los discursos de Trump sacuden el tablero. En su soberbia y brutalidad imperial fundamenta sin tapujos la protección de sus mercados internos y su xenofobia acentuando aún más lo que Estados Unidos ha hecho en toda su historia.

El trecho del dicho al hecho queda al desnudo. Los vendedores de la utopía liberales en el sur, pierden espacio para su mitología económica.

Gotitas de economía

Gerentes de la empresa anuncian el cierre definitivo de la Fábrica nacional de papel. Se exporta celulosa desde zonas franca pero se va a importar papel de China para los mercados del Mercosur. Los industriales se transforman en importadores. Los trabajadores quedan sin empleo.

El gobierno uruguayo habla mucho de honrar la deuda pública. Ahora dice que la deuda con los empleados judiciales no la puede pagar. La contradicción parece evidente.

El índice oficial de precios al consumo de enero de 2017 en Uruguay fue según el INE de 2.6%. Solamente en un mes y hasta para las cifras oficiales quedamos cerquita de la proyección para todo el año.

La tasa de desempleo oficial en el promedio de 2016 fue de 7.8%. Mayor que la de 2015 de 7.5% y claramente alejado del 6.8% del 2014.

El ingreso medio de los uruguayos según el INE, fue de $ 7806 a precios de enero de 2005 durante el año 2015 y cayó a $7730 en el promedio de 2016. Se estancaron e incluso deterioraron especialmente los ingresos de trabajadores asalariados y por cuenta propia.

Brasil, en plena recesión y con denuncias de corrupción e inestabilidad política, mantiene medidas monetarias para fortalecer el real frente al dólar. Los especuladores de parabeins.
Ecolatina informa que el salario real en Argentina cayó un 6% durante 2016.

Notas:
(i) Informe Ministerio de Relaciones exteriores de Argentina 2014.
(ii) Informe Ministerio de Relaciones exteriores de Argentina 2014.

José Antonio Rocca /La economía de a pie
COMCOSUR INFORMA Nº 1790 – 21/02/2017
__________

4) HITOS Y DESAFÍOS DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

2016, balance mitigado

Por Sergio Ferrari, desde la ONU, Ginebra, Suiza – 29 de diciembre 2016

El 2016 fue un año lleno de retos para la comunidad internacional, entre los que destacaron el deterioro del conflicto en Siria y los esfuerzos para poner fin a esa guerra; la escalada de la violencia y la inseguridad en Sudán del Sur y Yemen; así como un aumento significativo de los refugiados en todo el mundo.

En lo que respecta al continente latinoamericano, según la perspectiva de las Naciones Unidas, un aspecto central y muy positivo fue la resolución del conflicto colombiano protagonizado durante más de 50 años por los diversos gobiernos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El organismo internacional considera que la paz negociada en Cuba, constituye un “acuerdo histórico”.

A nivel ecológico – ambiental, aunque fue el año más caluroso registrado hasta ahora, estuvo marcado por avances como el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, que entró en vigor más rápido que cualquier otro tratado de la ONU. Las Naciones Unidas consideran este paso como histórico. Algunas organizaciones y plataformas ambientalistas de la sociedad civil internacional, e incluso diversos gobiernos, son menos optimistas y siguen señalando muchas limitaciones que rodean al Acuerdo de París.

En el plano global, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) también cobraron vigencia en 2016. Si bien los desafíos de la lucha contra la pobreza se ven amenazados, en todo caso en Latinoamérica, por un reflujo hacia gobiernos de marcado corte neoliberal en países como Argentina y Brasil. Con aumentos en la desocupación, costos de vida, inflación y, en paralelo, pérdidas en conquistas sociales, especialmente en las áreas de salud y educación.

A nivel autocrítico, el Secretario General de la ONU se disculpó con el pueblo de Haití por el papel del organismo mundial que no abordó adecuadamente la epidemia de cólera que costó la vida de al menos 9.000 haitianos desde 2010. Ban Ki-moon anunció un plan por 400 millones de dólares para detener el brote y proporcionar apoyo a largo plazo a los afectados.

A nivel institucional, el ex Primer Ministro de Portugal y ex Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, asumirá en las próximas horas, el próximo 1ero de enero, las funciones de Secretario General de las Naciones Unidas. Guterres se comprometió a centrarse en reconstruir la confianza entre los países y forjar consenso para afrontar los principales desafíos que debe asumir la principal organización mundial.

Sergio Ferrari, desde la ONU, Ginebra, Suiza
COMCOSUR INFORMA Nº 1790 – 21/02/2017
__________

5) EXGOBERNADOR PRESO DE RIO DE JANEIRO LAVÓ MILLONES DE DÓLARES DE COIMAS EN URUGUAY

Sergio Cabral usaba la sucursal local del Winterbotham Trust Company y estaba asociado con un brasileño que vive en Montevideo.

Sudestada 27/01/2017

Sergio Cabral, el ex gobernador de Rio de Janeiro preso actualmente en la cárcel de Bangú, utilizó a un intermediario residente en Uruguay para lavar decenas de millones de dólares obtenidos en una relación ilegal con el empresario Eike Batista, actualmente prófugo de la Justicia brasileña.

El nombre en código del lavador residente en Uruguay es “Juca Bala”, según dijeron dos de los delatores de la Operación Eficiencia de la policía carioca. Estos dos hombres, los hermanos Renato y Marcelo Hasson Cebar, lo único que saben además de este dato es el nombre del nexo en Montevideo: Vinicius Claret. “Sin él, Cabral no hubiera podido viabilizar transferencias ilegales que sumaron USD 100 millones”, según dijo la policía el jueves en Río de Janeiro, durante una conferencia de prensa realizada en la sede del Ministerio Público.

Vinicius Claret también utilizaba los seudónimos Ana Holtz y Peter para comunicarse con los hermanos Hasson Cebar a través del sistema MSN de mensajería instantánea. Una vez acordada la transacción un equipo compuesto por tres personas se presentaba ante los dos intermediarios de Cabral y retiraba los fondos que luego serían acreditados en Uruguay.

El hallazgo de esta nueva pieza del engranaje de lavado de dinero en Brasil refuerza la teoría de que Uruguay es la principal puerta de pasaje de dinero sucio del país norteño al exterior, aseguró el jueves el diario O Globo.

Estos procedimientos policiales suceden en el marco de la Operación Lava Jato, que mantiene en vilo a todo el sistema político brasileño desde 2013, cuando una investigación por la venta ilegal de dólares en un local de lavado de autos derivó en el mayor caso de corrupción de la historia brasileña.

La Operación Eficiencia se da como una derivación de la investigación en Rio de Janeiro, e involucra a Batista, quien fuera durante años el hombre más rico de Brasil, con una fortuna que superó los 35 mil millones de dólares. Batista es acusado de pagar coimas para conseguir contratos de obra con el gobierno del Estado de Rio de Janeiro cuando el gobernador era Cabral, del actual gobernante PMDB del presidente Michel Temer.

“Se logró identificar recursos en el exterior por cien millones de dólares vinculados a investigados, hoy ya reos, como consecuencia de la operación Calcuta”, la quinta fase de la operación “Lava Jato” en Rio de Janeiro.

Sudestada, periodismo y transparencia
COMCOSUR INFORMA Nº 1790 – 21/02/2017
__________

COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / COMCOSUR
1994 – 19 de junio – 2017 – 23 años
Selección y producción: Beatriz Alonso, Henry Flores y Carlos Casares
Apoyo técnico: Carlos Dárdano
Colaboran:
ALEMANIA: Antje Vieth y Carlos Ramos (Berlín)
ARGENTINA: Eduardo Abeleira
BRASIL: Carlos O. Catalogne (Florianópolis)
CENTROAMÉRICA: Gustavo González
ECUADOR: Kintto Lucas (Quito)
HOLANDA: Ramón Haniotis (Amsterdam)
SUIZA: Sergio Ferrari (Berna)
URUGUAY: Jorge Marrero (Santa Rosa), Margarita Merklen (Durazno), Pablo Alfano (Montevideo), Luis Sabini (Piriápolis, Maldonado)
Correspondencia: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO – URUGUAY
E mail: comcosur@comcosur.com.uy
Pagina Web: nuevo.comcosur.org/
Ahora puedes seguir a Comcosur también en Facebook
Coordinación: Carlos Casares
COMCOSUR es miembro de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias – AMARC
COMCOSUR se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo institucional.

powered by phpList

PARO MUNDIAL PARA QUE LA TIERRA TIEMBLE

1) Para que la tierra tiemble

2) Ecuador: La cotidiana lucha de las mujeres kichwas de Sarayaku
3) Marcha histórica de mujeres a Villanubla en solidaridad con las presas vascas
4) Uganda: escuelas de campo ayudan a mujeres contra el cambio climático
5) Mexico: Inicia Campaña Nacional por los Derechos de Trabajadoras del Hogar
6) Susana Baca: “en Perú el racismo es un trauma nacional”

COMCOSUR MUJER / Fundado por Yessie Macchi / AÑO 13 / No. 508/ Lunes 20 de febrero de 2017 / Producción: Beatriz Alonso

“Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres” ― Rosa Luxemburgo
___________

1) Para que la tierra tiemble
Pagina 12

En un hecho inédito, 200 mujeres de todas las tendencias de la oposición coincidieron en un fuerte reclamo a que las centrales sindicales apoyen la medida de fuerza que se realizará en treinta países.
Por Tali Goldman

Era noche cerrada cuando los aplausos terminaron una asamblea en la que más de 200 mujeres, auto convocadas unas y organizadas otras en fuerzas políticas, sindicales, movimientos sociales y estudiantiles, produjeron un hecho político muchas veces enunciado y pocas concretado. De manera unitaria, reuniendo voluntades que abarcan el más amplio arco opositor, se redactó un fuerte pedido a las centrales de trabajadores y trabajadoras para que apoyen el paro de mujeres del 8 de marzo que fue convocado internacionalmente.

La declaración pide el compromiso de las dirigencias sindicales de manera contundente para la medida, que busca denunciar las diferentes violencias machistas y la falta de atención del Estado pero también las inequidades económicas, la carga de las tareas domésticas y de cuidado no remuneradas, el rechazo al aumento de la edad jubilatoria, entre otros reclamos concretos. Explícitamente, se suma a las trabajadoras informales y a las que trabajan dentro de sus casas con modalidades que están todavía por definirse.

Altas, flacas, rubias, morochas, con el pelo fucsia y azul, gordas, lesbianas, heterosexuales, trans, del conurbano, de la capital, de la villa, sindicalistas, militantes de barrio, abogadas, estudiantes, autoconvocadas, con pollera, vestido, pantalón, con pañuelo verde en el cuello, con pañuelo de colores en la cabeza, rapadas, con hijos, sin hijos, jóvenes, viejas, casadas, viudas, solteras, peronistas, kirchneristas, trotskistas y de izquierda. Todas. Todas son más de doscientas mujeres. Fueron llegando para pensar juntas, debatir y consensuar de qué manera se encara el primer paro internacional de mujeres de la historia, el próximo 8 de marzo. La medida se replicará en treinta países del mundo y tuvo como primera medida unánime pedirle a los sindicatos que garanticen el derecho a huelga.

La decisión de la asamblea difundida a través de un comunicado ya tiene una respuesta institucional. Estela Díaz, Secretaria de Género de la CTA de los Argentinos, anticipó a PáginaI12 que esta semana planteará en la reunión de la mesa nacional de la central que el paro nacional de mujeres debe ser parte de la acción de lucha. “Desde la CTA venimos conversando, incluso con sindicatos a nivel internacional, de qué manera llevar a cabo esta medida de fuerza. Creemos que es una oportunidad propicia dentro del sindicalismo. Nosotros adherimos al paro del 19 de octubre y creemos que hay que darle modalidades múltiples al próximo 8 de marzo. Hay que favorecer modalidades que ayuden a que las compañeras participen”.

También lo hizo la dirigente del PTS y ex diputada nacional Myriam Bregman: “Nuestra exigencia a las centrales sindicales para que garanticen un paro efectivo de toda la clase trabajadora, con el destacado protagonismo de las mujeres, tiene el objetivo de que ese día verdaderamente sea una jornada de lucha masiva en la que se pueda expresar la fuerza de millones de trabajadoras y trabajadores reclamando por nuestros derechos, los derechos de las mujeres que somos también las que más sufrimos las consecuencias del ajuste, las más precarizadas, las primeras en ser despedidas, las que ganamos menos, las que padecemos la violencia machista y pagamos con más de trescientas muertes por año la negativa al derecho al aborto seguro y gratuito”.

La convocatoria se vio atravesada por un debate obligado. “Llamativamente la CGT después de un letargo decidió convocar a una movilización para el 7 de marzo cuando es de público conocimiento que estamos aquí y ahora planeando el paro del 8 de marzo. Esto no es para pasarlo desapercibido. Ayer un periodista le preguntó a los sindicalistas qué iban a hacer frente al paro de mujeres. Y lo que hicieron fue poner cara de ¿existen las mujeres?”, dijo una de las integrantes del Colectivo Ni Una Menos al inicio de la asamblea.

Una de las primeras en hablar fue Natalia Fontana, secretaria de Comunicación de la Asociación Argentina de Aeronavegantes, gremio que está nucleado dentro de la CGT: “Esta semana sentimos que hay un vacío muy importante por parte de los varones al recibir la propuesta. No responden, no nos atienden y se hacen los boludos. Además, hemos visto a varios de nuestros compañeros con un volante bastante llamativo”. Parada en el centro de la ronda, Natalia mostró un papel en el que se podían ver a dos mujeres con dos leyendas diferentes. La primera con la frase “Las mujeres fuertes toman las riendas de sus vidas”, la otra con la consigna “las débiles culpan de su problema al patriarcado”. Arriba había una mujer sonriente con uniforme de trabajo, abajo un grupo de manifestantes con carteles mostrando las tetas.

Todas saben de lo que hablan, porque para todas el 19 de octubre de 2016 se convirtió en un hito para el movimiento de mujeres en Argentina y el mundo. Las mujeres vestidas de negro y bajo la consigna “Ni Una menos, vivas nos queremos” reaccionaron con ceses de actividades de una hora y una masiva e inconmensurable marcha en respuesta a la crueldad del femicidio de Lucía Pérez en Mar del Plata, y la brutal represión en el 31 Encuentro Nacional de Mujeres.

En esa historia reciente de movilizaciones –masivas el 3 de junio de 2015 y 2016, con réplicas en España, Perú, Chile, México, entre otros países– se inscribe la primera marcha contra el presidente de Estados Unidos Donald Trump, protagonizada por más de tres millones de mujeres en Washington. Este hecho político y social terminó de consolidar la idea: el movimiento de mujeres marca agenda en el mundo.

Así lo entendió la diputada nacional por el Movimiento Evita, Araceli Ferreyra: “Cuando pedimos por cargos nos dicen liberales, cuando pedimos por ejercer nuestra sexualidad como queremos, nos dicen putas. Nos van a decir cualquier cosa y nos hacen cualquier cosa. Quieren tapar nuestra movilización que sin dudas va a ser contundente y que marcamos antecedente. Porque la marcha de Estados Unidos contra Trump se basó en nuestro movimiento”.

De la misma manera quedó plasmado en un documento reciente que publicaron un grupo de profesoras y activistas de Estados Unidos entre las que se destacan Nancy Fraser, Cinzia Arruzza, Keeanga-Yamahtta Taylor, quienes llaman a construir un feminismo de base y anticapitalista y convocan al paro internacional de mujeres. “Nos inspiramos en la coalición argentina Ni Una Menos. La violencia contra las mujeres, como ellas la definen, tiene muchas facetas: es doméstica, pero también del mercado, de las relaciones de propiedad capitalista, y del Estado”, refleja el escrito.

Varias mujeres sindicalistas contaron sus experiencias en sus lugares laborales y fueron las que hicieron visible la necesidad del apoyo de las centrales de trabajadores y trabajadoras, como el en caso de Lucila, miembro de la lista bordó del Ferrocarril Sarmiento: “El 19 de octubre no pudimos parar, porque para nosotras implica parar una línea de ferrocarril y no es sencillo. Por eso vamos a juntarnos con las mujeres del tren para ver cómo hacemos porque hay muchas ganas de que se sienta fuerte la medida”.

Las lista de oradoras seguía completándose. Ninguna se quería quedar afuera. Pero el turno de Ninfa cambió el eje de los discursos y generó un aplauso cerrado: “Mi nombre es Ninfa y soy paraguaya. En 2014 fui brutalmente violada por mi ex marido. En 2016 mi hija fue brutalmente violada por el mismo padre. Entonces yo voy a luchar por mis hijos y por todas, el 8 de marzo, gracias”. Así también lo hicieron las compañeras de los trabajadores de AGR, quienes se acercaron a la asamblea para contar la situación que tiene a los trabajadores gráficos ocupando la planta hace ya más de dos semanas. “Nosotras les dijimos a nuestros maridos que si vuelven a casa es con el puesto, que sino no vuelvan, nosotras los bancamos”.

A ninguna le quedan dudas: el camino hasta el 8 de marzo será arduo y sinuoso. Pero saben que son muchas, que están haciendo historia, que el camino que comenzó con el grito de Ni Una Menos hizo eco en el mundo entero. “El 8 de marzo la tierra tiembla”, auguran las mujeres, aunque ellas ya sepan, que el sismo comenzó.

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
___________

2) Ecuador: La cotidiana lucha de las mujeres kichwas de Sarayaku
www.pikaramagazine.com

En la Amazonia sur ecuatoriana, mujeres indígenas de Sarayaku narran sus experiencias de lucha contra la explotación petrolera de su territorio y el patriarcado ancestral en su comunidad

Las mujeres del Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku han jugado un papel crucial en la resistencia de su comunidad frente a los intentos de extracción de la riqueza energética escondida en las entrañas de su territorio ancestral.
Situadas siempre en la primera línea de las marchas, cargando a sus bebés en sus espaldas o en sus úteros, las warmis (mujeres en lengua kichwa) han alzado su voz para decir “¡No!” al extractivismo y al patriarcado. Es la doble lucha de las mujeres indígenas de Sarayaku, decididas a resistir tanto a la explotación petrolera pretendida por el Estado ecuatoriano como al patriarcado ancestral que enfrentan en su comunidad.

En 1992, varios pueblos amazónicos de Ecuador marcharon caminando desde Puyo hasta Quito para reclamar al Gobierno del entonces presidente Rodrigo Borja la legalización de sus títulos de propiedad sobre los territorios que ocupaban. Fueron las mujeres las que convencieron a los hombres de caminar los casi 250 kilómetros de distancia y 2.000 metros de desnivel que separan la capital de la oriental provincia de Pastaza de la urbe andina donde tiene su sede el Gobierno de Ecuador.

“Largo tiempo pasamos para llegar a Quito, duro era caminar. Fuimos 5.000 personas, muchas mujeres, algunas viejitas, otras llevaron a sus hijos y otras estaban con su barriga”, cuenta Montalvo, una de las 1.600 habitantes de Sarayaku, comunidad a la que solo se puede acceder navegando durante más de tres horas por el río Bobonaza o mediante avioneta.

Una de las mujeres que caminó sosteniendo a su hijo fue Narcisa Gualinga, quien hoy tiene 72 años. “Los hombres querían ir en bus, pero no teníamos dinero, no querían caminar. Las mujeres los convencimos para andar. En el camino, los urkorunas (kichwas de los Andes) nos apoyaron, nos dieron comida y mantas”, rememora esta mujer de esbelta figura y mirada profunda, una de las fundadoras de la pionera Asociación de Mujeres Indígenas de Sarayaku (AMIS). Fue la hermana mayor de Narcisa, la histórica líder Beatriz Gualinga, quien alzó su voz frente al mandatario Borja. “Tanta gente que eran estudiados y sabían hablar muy bien el castellano, ella no sabía bien, pero ella habló con el gobierno”, declara Narcisa. “Beatriz habló muy fuerte. Le dijo al presidente, en kichwa y todo, que solo para ganar votos ustedes hacen algo. Fuerte le gritó”, asegura Montalvo.

RESISTENCIA CONTRA EL EXTRACTIVISMO

El liderazgo de las mujeres de Sarayaku se mantuvo a lo largo del tiempo. De poco sirvieron los títulos de tierra conseguidos en 1992 cuando, una década más tarde, la petrolera argentina Compañía General de Combustibles (CGC) ingresó al territorio comunal sin permiso de sus habitantes para iniciar la exploración sísmica en busca de crudo. La compañía, con la connivencia del Estado ecuatoriano, colocó 1.400 kilos de explosivos en diferentes puntos del territorio, con el objetivo de abrir líneas que permitieran dilucidar dónde se encontraba el petróleo. Al detectar la presencia extraña, las mujeres y los hombres de Sarayaku se pusieron en marcha.

“Cuando entró la empresa petrolera en 2002 nos fuimos a luchar. Las mujeres nos reunimos para decidir quiénes íbamos a ir y quiénes se iban a quedar. Nos tocó abandonar a nuestros hijos en casa. Descuidamos las chacras y toda la cosecha se perdió en la lucha”, cuenta Ena Santi, actual dirigente de la Mujer en el Consejo del Gobierno Autónomo de Sarayaku, conocido como TAYJASARUTA. “Yo justo en ese tiempo estaba embarazada de nueve meses de mi hija Misha, pero igual caminé”, manifiesta sentada en su casa de madera, situada en un extremo de la plaza central de la comunidad. “Entre 20 mujeres agarramos una canoa y nos fuimos al lugar donde había aterrizado un helicóptero con trabajadores de la empresa. Agarramos a los trabajadores y los trajimos al centro de la comunidad. También cogimos a unos militares y les quitamos las armas. Nosotras solamente teníamos lanzas”, explica Santi, que anteriormente fue secretaria de AMIS, organización que más tarde pasó a llamarse Kuri Ñampi (Camino de Oro, en kichwa).

Finalmente, la comunidad consiguió expulsar a la petrolera de su territorio, pero no se quedó ahí. Sarayaku denunció al Estado frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por haber permitido la entrada de CGC sin realizar una consulta a la comunidad. En 2012, el Tribunal falló a favor de los kichwas, obligando al Estado a pedir disculpas públicas y a llevar a cabo una consulta previa, libre e informada a los habitantes de la comunidad antes de iniciar cualquier proyecto petrolero en su territorio.

Aunque Sarayaku ganó la batalla, sus mujeres han continuado con su lucha tanto dentro como fuera de la comunidad. El pasado 8 de marzo de 2016, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, cientos de warmis de siete nacionalidades indígenas salieron a las calles de Puyo para protestar contra la reciente concesión de los bloques petroleros 79 y 83, que afectan parcialmente al territorio de Sarayaku, al consorcio chino Andes Petroleum.

Mujeres kichwas, waoranis, záparas, shiwiar, andoas, achuar y shuar dejaron clara su intención de combatir las aspiraciones extractivistas del Ejecutivo de Rafael Correa y de las petroleras chinas Sinopec y CNPC. “Estamos dispuestas a proteger, defender y morir por nuestra selva, familias y nación”, declararon las mujeres zápara, representadas aquel día por una de sus lideresas, Gloria Ushigua.

Pese a que durante sus primeros meses en el Gobierno se alineó con el movimiento indígena y las organizaciones ecologistas, Correa no tardó en alejarse de ellas y continuar con el legado extractivista de sus antecesores. El fin de la iniciativa Yasuní-ITT en 2013, que pretendía mantener el petróleo bajo tierra en una de las regiones más biodiversas del mundo, y la apuesta decidida por la minería a gran escala en la cordillera del Cóndor, el valle de Íntag o en los páramos de Kimsakocha han marcado los últimos años en el poder del líder de la “Revolución ciudadana”.

Desde 2015, además, se ha recrudecido la represión de la protesta indígena. En agosto de ese año tuvo lugar el paro nacional promovido, entre otras organizaciones, por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que se saldó con más de un centenar de personas detenidas. Solo en Saraguro, una comunidad kichwa andina, 12 mujeres indígenas fueron arrestadas y procesadas por haber participado presuntamente en el corte de una carretera.

Asimismo, el Estado ecuatoriano también ha actuado contra las oenegés aliadas con los pueblos indígenas frente al extractivismo. En diciembre de 2013, el Ministerio del Ambiente disolvió la Fundación Pachamama acusando a sus integrantes de haber instigado una protesta violenta en el marco de la XI Ronda Petrolera del Sur Oriente. En la cordillera del Cóndor, una región ubicada entre las provincias amazónicas de Zamora Chinchipe y Morona Santiago, el Ejército desalojó las comunidades shuar de Tundayme y Nankints para dar paso a dos megaproyectos mineros. En diciembre de 2016, el conflicto entre los shuar y el Gobierno escaló tras la muerte de un policía en un campamento minero de la empresa china ExplorCobres S.A. (EXSA). El Ejecutivo responsabilizó a los shuar del asesinato y declaró el estado de emergencia en la provincia de Morona Santiago, iniciando una campaña de detenciones a varios líderes indígenas de la zona y promoviendo sin éxito el cierre de la histórica ONG Acción Ecológica.

UNA LUCHA DIARIA

En su revuelta cotidiana contra el patriarcado ancestral, las mujeres de Sarayaku han logrado prohibir la venta de alcohol dentro del territorio. Como en muchas comunidades indígenas de América Latina, el alcoholismo supone un grave problema que no solo atenta contra la salud de los hombres que lo padecen, sino también contra la integridad de las mujeres que reciben los golpes de sus ebrios maridos. Siguiendo el ejemplo de las mujeres zapatistas de Chiapasy su Ley Revolucionaria de Mujeres, las warmis de Sarayaku consiguieron restringir la distribución de alcohol, exceptuando la chicha, la bebida tradicional de yuca que ellas mismas fermentan con su saliva.

“Los hombres toman trago y empiezan a agredir a las mujeres porque no tienen conocimiento. Por eso se puso el reglamento de que no vendan aquí alcohol. Las mujeres tuvieron que luchar mucho en las asambleas para que los hombres lo aceptaran”, narra Abigail Gualinga, una joven de 20 años que pertenece a la nueva generación de mujeres luchadoras de Sarayaku. Su madre, Marina Gualinga, asevera que no van a permitir que se consuma alcohol porque “las mujeres sufren y quedan con los ojos morados”.

“Una vez, las mujeres encontraron una caja con cinco galones de trago, lo llevaron al frente de toda la comunidad y lo tiraron al suelo, prendieron un fósforo y lo quemaron todo”, relata Marina, de 59 años.

Las mujeres de Sarayaku, al igual que las mujeres mayas bases de apoyo zapatistas, consideran una importante victoria la prohibición del alcohol en sus comunidades. Aunque esta restricción no ataja las desigualdades derivadas del sistema patriarcal, sí mejora sustancialmente las condiciones de vida de las warmis. En su libro Mujeres de maíz escrito desde la selva Lacandona, Guiomar Rovira expone que “los malos tratos a las mujeres están directamente relacionados con el alto consumo de alcohol”. La misma autora recoge también el uso que se ha dado tradicionalmente al licor en América Latina: “El alcohol ha sido junto con la religión y las armas una forma de control y subyugamiento de los campesinos e indígenas pobres. Su consumo ha sido celosamente cultivado por patronos, caciques y demás explotadores”.

Gran parte de los esfuerzos de las mujeres indígenas organizadas tiene como objetivo resistir frente al patriarcado originario ancestral que pauta los roles de género en sus comunidades. Según Lorena Cabnal, indígena xinca de Guatemala y teórica del feminismo comunitario, el patriarcado ancestral es “un sistema milenario estructural de opresión contra las mujeres originarias o indígenas”.

El caso de Sarayaku no es el único en Ecuador en el que las mujeres han tomado un rol protagónico en la defensa de sus cuerpos y de sus territorios ancestrales. En un país donde seis de cada diez mujeres han sufrido violencia machista, otros pueblos amazónicos como el waorani o el zápara también han visto cómo sus féminas han dado un paso al frente. Desde su puesto como dirigente de mujeres de la CONAIE, Katy B. Machoa revela la razón principal por la cual las mujeres amazónicas están tan decididas a luchar. “Tenemos una relación muy cotidiana, diaria, de pertenencia con la tierra. En la selva todo sale de la tierra, es nuestra fuente de vida, no tenemos otra fuente de ingreso. El hecho de que todo el desarrollo y el mantenimiento de la familia dependa del territorio provoca que cuando todo eso se ha visto amenazado, las mujeres nos hemos organizado para salir a demandar respeto por nuestra forma de vida”, revela.

Mientras las mujeres tienen esa relación muy cercana con la tierra por ser las encargadas de cuidar la chakra y criar a sus hijos, muchos hombres han tenido menos problemas para renunciar a su estilo de vida y aceptar un trabajo asalariado. “En la Amazonia, los hombres se van a trabajar a las petroleras o a las mineras, lo que ha significado una fuerte división en el núcleo familiar y en la organización política indígena. Esta situación afecta mucho a la mujer porque cuando el hombre migra, la mujer queda como cabeza de familia”, expresa Anamaría Varea, coordinadora delPrograma de Pequeñas Donaciones del PNUD en Ecuador.

En Sarayaku, tanto mujeres como hombres han participado activamente en la protección de su territorio frente a las iniciativas extractivistas. No obstante, existe todavía desigualdad en el acceso a cargos políticos. A pesar de que la lucha de Sarayaku dura ya más de tres décadas, solo en los últimos años las mujeres han tenido acceso al consejo de gobierno comunitario. Asimismo, pese al liderazgo que han tenido las warmis en la resistencia contra la explotación petrolera, apenas una mujer ha sido elegida hasta ahora como presidenta del gobierno autónomo de la comunidad. Así pues, tanto en la lucha política como en la lucha cotidiana, a las mujeres les queda todavía mucha batalla que dar.
(Nota completa en www.pikaramagazine)

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
________________

3) Marcha histórica de mujeres a Villanubla en solidaridad con las presas vascas
Kaos en la Red

Euskal Herriko Bilgune Feministak en su 15 aniversario convocó a 300 mujeres de distintos puntos del País Vasco que exigieron la libertad de todas las encarceladas

Imágen hasta ahora inédita: 300 mujeres, casi todas procedentes del País Vasco, gritando libertad para todas las presas a la puerta del Centro Penitenciario de Villanubla, en cuyo penal cumple condena la presa política donostiarra Nahikari Otaegi y 40 mujeres más. Durante casi tres horas, Euskal Herriko Bilgune Feminista en su 15 aniversario expresó con música, poesía, danza y alocuciones políticas su solidaridad con las detenidas.

Las primeras en llegar al Centro Penitenciario de Villanubla lo hicieron en una furgoneta, de la que descargaron micrófonos, altavoces, un escenario, un generador… y hasta un atril de metacrilato y una moqueta roja, que desplegaron en la parte posterior de la prisión, a la espera de la llegada del resto de sus compañeras, que viajaban en cinco autocares desde Bilbo, Iruña, Donostia y Gasteiz con más de 250 mujeres. Una veintena de Solidaridad Feminista de Valladolid también aguardaba la llegada de los vehículos y colaboraba en el montaje de la infraestructura para el recibimiento, de manera especial, en el inflado de globos de color morado con bombonas de nitrógeno.

La aparición de las mujeres con profusión de banderas feministas, y algunas ikurriñas o blancas con la leyenda de ‘Euskal Presoak Etxera’, acompañadas de una batucada, fue recibida en un ambiente de júbilo y el sonido de una txalaparta, transportada también en la citada furgoneta.

Los participantes en la marcha llenaron 5 autobuses.

Al frente de la marcha, una pancarta: ‘Sara eta Izar Etxea’

Los primeros gritos de ‘Gora Borroka Feministak’; ‘Abajo los muros de las prisiones’; ‘Euskal Presoak Etxera’ y ‘Presoak Kalera, Amnistia Osoa’ fueron coreados y correspondidos desde algunas celdas con gritos de los internos, que exibieron a través de los barrotes prendas y una ikurriña, lo que hizo aumentar la comunicación fuera-dentro, dentro-fuera.

La primera intervención calificó el acto de “histórico”. “Es la primera marcha de mujeres vascas a favor de la libertad de las presas”, dijo.

A continuación se anunció uno de los momentos más emotivos de la jornada. El canto a las 14.15 horas de: ‘Paretak ez du ezer gelditzen/indar bat baldin bada hor./Libreak ezin baina aske bai,/garun eta bihotzak bor-bor./Harri eta herri bat altatzeko…’.

Los versos que hablan de que ninguna pared puede parar esta fuerza, del latido de cabezas y corazones, de la lucha que une y de que sin feminismo nadie será nada, estaba acordado previamente que se cantaran a la misma hora en el exterior de la prisión de Villanubla y en el interior de las distintas cárceles repartidas en el Estado. Unas y otras, además de por las palabras, estaban unidas vistiendo la misma camiseta, que conmemora el 15 aniversario de Euskal Herriko Bilgune Feministak.

“Un abrazo a todas las presas”, se gritó desde el escenario levantado frente a los módulos de una cárcel, calificada -como el resto de las existentes- de “monstruo patriarcal”. También se dijo que las cárceles “no son sitio para nadie. ¡Queremos romper las cárceles! ¡Construir la Euskalerria donde no haya cárceles y se replanteen las penas! Seguimos viviendo en una situación en la que esta no es nuestra paz. El conflicto político requiere una resolución. ¡No a la dispersión!”.

La interviniente denunció a los Gobiernos español y francés por sus políticas represivas y antes de dar vivas a la solidaridad feminista, animó a las presentes a continuar creando redes sociales.

Aunque el acto era solidario con la totalidad de las presas, sin distinciones, sí se mencionaron los casos de Arantza Zulueta, Izar, Sara Manjarenas o Nekane Txapartegiren, a la que visitaron la semana pasada en Zurich, desde donde el Gobierno español intenta extraditarla.

Después de la lectura de poemas con acompañamiento de guitarra, dos expresas en Villanubla narraron sus experiencias carcelarias, en las que sufrieron la doble violencia (penal y social) por ser mujeres, y un castigo moral, dijeron. “Utilizaron nuestros cuerpos entre estas cuatro paredes. Pero nuestros cuerpos son solo nuestros”, expresaron. Las dos abogaron por “tumbar el sistema penitenciario”, antes de dar vivas a la lucha de las mujeres.

A continuación dos feministas de Valladolid expresaron su satisfacción por asistir y participar en un acto así, en el que aprovecharon para denunciar la falta de prisiones para mujeres y que en Villanubla haya 41 presas, en un módulo de reducidas dimensiones. “El Estado español, dentro de la Unión Europea, es el que tiene mayor tasa de mujeres en prisión, con un número significativo de presas políticas: vascas, gallegas, anarquistas, activistas…”, informaron.

Seguidamente tuvo lugar una performance, que sirvió también para renovar el compromiso puesto de manifiesto el pasado diciembre, cuando en un encuentro de expresos y expresas de ETA, estas últimas denunciaron: “No hemos sido tratadas como luchadoras de primer nivel”.

“Hace 5 años ETA hizo su aportación, decretando un alto el fuego, pero la situación de nuestras compañeras no es hoy mucho mejor. Hay que solucionar otros conflictos para que en Euskalerria no haya presas políticas”, se dijo, a la vez que se lanzó una llamada a la sociedad vasca y al movimiento feminista para apoyar y poner fin a esta situación.

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
_________

4) Uganda: escuelas de campo ayudan a mujeres contra el cambio climático
IPS

El debate en torno al cambio climático ha ignorado la forma en que el fenómeno afecta de forma diferente a hombres y mujeres, concentrándose en subrayar la extrema variabilidad del clima y el hecho de que es impredecible, así como la disminución de la productividad agrícola.

Las mujeres representan 56 por ciento de los agricultores ugandeses y son responsables de más de 70 por ciento de la producción agrícola, así como de la seguridad alimentaria y nutricional en los hogares, según la Red de Mujeres de Uganda (Wougnet). Sin embargo, solo son propietarias de 16 por ciento de las tierras cultivables de este país.

Stella Tereka, enlace sobre género y cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), explicó que las prácticas culturales discriminatorias, que tienden a favorecer a los hombres, limitan el control de las mujeres sobre los recursos productivos clave, lo que exacerba su vulnerabilidad al cambio climático.

“El trabajo intensivo recae sobre las mujeres, en especial las tareas no remuneradas del cuidado, lo que hace que no tengan tiempo para practicar lo que aprenden, el conocimiento y las capacidades obtenidas en grupo en sus actividades agrícolas”, explicó Tereka a IPS.

Por su parte, Winnie Masiko, negociadora de género y cambio climático que representa a Uganda en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), criticó la falta de pautas claras para incorporar la dimensión de género en los proyectos de cambio climático.

La Política de Tierras ugandesa, de 2013, garantiza a las mujeres el mismo derecho que a los hombres de ser propietarias o copropietarias de la tierra, pero eso no siempre se refleja en el terreno.

Masiko subrayó la necesidad de iniciativas concentradas en atender los desequilibrios estructurales para achicar la brecha de género, comprender las distintas necesidades de hombres y mujeres y allanar el camino para una efectiva adaptación al cambio climático.

Edidah Ampaire, coordinadora del proyecto Acción Política para la Adaptación al Cambio Climático, dijo que las contribuciones y los derechos de las mujeres están extremadamente restringidos, en especial en zonas rurales, y que el gobierno hace muy poco para atender los desequilibrios.

“La desigualdad de género está generalizada en las comunidades agrícolas y deja a las mujeres en desventaja”, precisó Ampaire.

Tereka subrayó que la promoción de la igualdad de género está en el centro de los programas de la FAO y que la agencia realiza esfuerzos deliberados para garantizar la inclusión femenina en todos sus programas.
“Es fundamental que las mujeres ganen poder y formen parte de la toma de decisiones en todos los niveles, a fin de que podamos ver su contribución efectiva al desarrollo de sus familias y sus naciones”, explicó Tereka.

A través de la metodología de Escuelas de Campo para Agricultores (ECA), “conocidas como escuelas sin muros”, la FAO permite que hombres y mujeres con un objetivo común reciban capacitación, compartan ideas, aprendan entre sí mediante la observación y la experimentación en su propio contexto.

En promedio, las ECA cuentan con 60 por ciento de mujeres.

“Las ECA ofrecen un espacio para aprender en grupo de forma práctica, mejorar la capacidad de realizar análisis críticos e incentivar el proceso de decisión de las poblaciones locales”, explicó Tereka.

“Las actividades se basan en el campo e incluyen la experimentación para resolver problemas, al reflejar un contexto local específico”, añadió.

“Los participantes aprenden a mejorar sus habilidades agrarias mediante experimentación, observación, análisis y aplicación en su propio terreno, lo que contribuye a una mejor producción y sustento. El proceso de las ECA mejora el empoderamiento individual, doméstico y comunitario, así como la cohesión social”, precisó.

La FAO también utilizó los Sistemas de Aprendizaje Acción de Género, una herramienta comunitaria que permite a hombres y mujeres planear el futuro que quieren y actuar contra las barreras, incluidas las normas sociales que inhiben la igualdad de género y la justicia.
La metodología de las ECA se implementa actualmente en 90 países, con cuatro millones de agricultores en el mundo que lograron mejorar sus capacidades y se ajustaron bien a los efectos del cambio climático.

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
_________

5) Mexico: Inicia Campaña Nacional por los Derechos de Trabajadoras del Hogar
Cimacnoticias

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho) declaró el 2017 como el “Año de las Trabajadoras del Hogar” con el fin de generar cambios sustantivos en las condiciones de empleo y el acceso de los derechos laborales de las 2.4 millones de empleadas del hogar que hay en el país.

Como parte del primer aniversario de su registro, la directora de Sinactraho, Marcelina Bautista Bautista, presentó en la Cámara de Diputados la “Campaña Nacional por los Derechos de las Trabajadoras del Hogar”, que busca en primer lugar concretar la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta norma garantiza un trabajo digno para las empleadas del hogar, pero no ha sido ratificada por México desde 2011, a pesar de que el Senado de la República ha sido exhortado en más de 10 ocasiones a hacerlo. Desde entonces, dijo Marcelina Bautista “no se han visto avances”, inclusive las autoridades no han llamado al Sinactraho para revisar y concretar su aplicación.

Al llamado se unió la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia Dolores García, quien calificó como una “vergüenza nacional” la negación por parte del Estado a ratificar el Convenio. Este ha sido aprobado en 22 países del mundo.

Para la implementación del instrumento internacional, señaló Marcelina, es necesario antes modificar el Capítulo XII de la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social, otra las demandas de la campaña, pues estas leyes no garantizan de manera integral los derechos de las trabajadoras e impiden el aseguramiento social de las empleadas.

Al momento, 97 por ciento de las trabajadoras del hogar no cuentan con ningún tipo de servicio de salud, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, además de tener jornadas laborales mayores a 8 horas y uno de los salarios más bajos del país.

El representante de la OIT, Helmut Schwarzer, dijo que al ser modificada la Ley de Seguro Social, se debe garantizar que las trabajadoras sean contempladas dentro del régimen general, y no crear un apartado específico, que pueda ser discriminatorio y contemple menos prestaciones a las empleadas.

Añadió que el Gobierno mexicano debe generar mecanismos de inspección laboral para garantizar el cumplimiento de las condiciones de labores dignas, además de crear campañas que fomenten la formalización de este trabajo y la no discriminación de estas mujeres.

Las diputadas y diputados presentes se comprometieron a iniciar las reformas necesarias para lograr incluir en la ley los derechos laborales de las trabajadoras del hogar. Amalia Dolores dijo que dentro de su Secretaría crearon una procuraduría especial para atender estas demandas y brindar servicios de atención a las empleadas del hogar.

La Campaña también busca invitar y promover la firma del Contrato Colectivo de trabajo creado por el Sinactraho. Este es el primer avance del gremio que da a las empleadas del hogar la oportunidad de acceder a un salario acorde a los servicios que brinda, servicios públicos de salud, y el derecho a emplazar una huelga.

El Contrato es firmado por el empleador o empleadora, la trabajadora del hogar y una representante del Sindicato y es, de acuerdo con la OIT, “un paso histórico para avanzar en la formalización del trabajo del hogar en nuestro país”.

Los presentes dijeron que la creación del Sindicato es un suceso que sienta las bases para avanzar en el reconocimiento del trabajo del hogar, así como el reconocimiento de los derechos de quienes se emplean en este sector. El gremio ya cuenta con integrantes del Estado de México, Puebla, Colima, Chiapas y la Ciudad de México.

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
__________

6) Susana Baca: “en Perú el racismo es un trauma nacional”
Diego Bravo Rayo – La juguera magazine

13 discos, dos premios Grammy e investigaciones sobre la raíz negra de su tierra convierten a Susana Baca en la mayor exponente en vida de la música afroperuana y una de las referentes culturales de Perú. En su paso por Viña del Mar donde ofreció un concierto, conversamos con ella de esto y aquello: su madre no quería que fuera artista, dice que el poder económico secuestró a Ollanta Humala, que los afros aún tienen en la memoria el dolor de la esclavitud, y que Perú se tiene que refundar.

Eran pasadas las 21 horas en uno de los salones del Hotel O’Higgins de Viña del Mar. Los músicos intentaron aparecer sigilosos pero la avidez del público ya la sentía el presentador del show, lo que frustró la prudencia inicial. Tras ellos, apareció Susana.

Su vestido calipso dejaba ver sus brazos, mientras que sus aros y el anillo mezclaban ese color encerrados en plata. Susana Baca (72) apareció en el escenario con una sonrisa que da y acoge la calidez con que se ha desenvuelto en su carrera. Su cabello hirsuto, levemente canoso y de un dedo de grosor, y sus pies descalzos son coherentes con su arte.

Porque así estaba los domingos en Chorrillos, distrito de Lima, en la casa de Carmen de la Colina, su mamá. Allí, en ese pueblo costero de pescadores y agricultores de panllevar, nació, creció y, tras años afuera, retornó Susana Baca de la Colina. Después de almorzar un escabeche de pollo o una chafainita y que los grandes se tomaran “una chela al polo”, empezaba a sonar en la casa la guitarra y traqueteo del cajón. Entonces la niña Susana dejaba de jugar con sus primos y hermanos y corría donde salía esa música que la hacía bailar tanto, de moverse al mágicamente improvisado ritmo negro. Así, con los pies descalzos.

Hoy, Susana Baca es la principal referente de la música afroperuana, considerada la heredera artística de Chabuca Granda, de quien fuera su ayudante. A su haber cuenta con 13 discos en los que, junto a sus composiciones, da vida musical a poemas de César Vallejo y Pablo Neruda, por medio de landós, huaynos, valses y otros ritmos propios del Perú. Dos premios Grammy respaldan su carrera: en 2002 y 2009, cuando apareció en el video de la canción “Latinoamérica” de Calle 13.

El interés por el rescate del componente afro en la cultura de su país no sólo se ciñó a la música; tras recorrer la costa peruana durante once años, en 1992 publicó el libro y disco “Del fuego y del agua”. Dicho trabajo fue realizado con su esposo Ricardo Pereira y Francisco Basili, donde recopilaron testimonios de comunidades afrodescendientes y realizaron estudios etnográficos. En 2013, junto al fotógrafo Giancarlo Aponte, lanzó el libro El amargo camino de la caña dulce. Lo africano en el Perú.

El entonces presidente Ollanta Humala la nombró ministra de Cultura, cargo que desempeñó entre julio y diciembre de 2011, tras un cambio de gabinete. Fue la segunda afrodescendiente en encabezar un ministerio en Perú, tras María Zavala, que en 2006 fue designada ministro de Justicia.

Volvamos a Chorrillos, a esa pequeña Susana. Carmen veía con alegría que su hija estuviera tan interesada y apasionada por la cultura popular. Era también su temor.

¿Por qué la preocupación?
–Porque éramos pobres y ella veía cómo los músicos populares de aquellos días morían tuberculosos en el hospital. No quería eso para su hija, sino que estudiara. Siempre rogaba “que Dios me dé vida y salud para lograr que la última de mis hijas estudie”. A ella le gustaba muchísimo la música, era una excelente bailarina. Cuando iba a las fiestas, la gente hacía un ruedo alrededor de ella mientras bailaba. Sin embargo tenía pánico a que me dedicara a la música y no tuviera qué comer. Fue incentivando en mí los estudios y cuando tenía buenas calificaciones me premiaba llevándome al cine y a disfrutar de la música. Me gustaba mucho la danza y fue una impresión enorme cuando vi el “Lago de los Cisnes” en una película. Eso me llevó a querer ser bailarina.-

Tan determinantes son para su memoria fueron los gozos para Susana como las frustraciones. Un día en la escuela, llegó una maestra de ballet a seleccionar niñas para su elenco. Susana se sentía la mejor bailarina del salón, por lo que su selección iba a ser cosa de paciencia. Al momento de las elecciones, al pragmático modo “esta sí, esta no”, vio que finalmente no iba a ser parte del ballet. Con la pena fresca por el resultado, Susana se dio cuenta de que las niñas que estaban en el salón junto a ella, las no seleccionadas, eran negras e indias, mientras que afuera las escogidas –como ya puede suponer- eran las niñas más blancas.

–Fue un momento que marcó mi vida.

¿Eso era muy común en aquellos días?

–En el Perú de hoy la discriminación racial es también un motivo de lucha.

Como artista e investigadora, ¿cómo observa el racismo que hay nuestros pueblos, como el peruano, donde el mestizaje pareciera no ser aceptado por todos?

–Antes se decía que era un “racismo solapado” ¡de qué solapado me hablan! Recuerdo hace unos pocos años un aviso en el periódico que estaba destinado a “gente de buena presencia” y características de color de ojo y de piel. Ya ve usted que nadie quiere ser del color de los rechazados, entonces la gente oculta su físico haciendo cosas como alisarse el pelo, aclararse la piel, no llevar a los niños a la playa para no oscurecerse y otras limitaciones tremendas del goce natural de esa edad. Ves andinos que se ondulan el pelo para no pasar por indios. (En Perú) El racismo es un trauma nacional que hay que asumir y decir: Perú es un país racista. En las redes(sociales de internet), bajo el anonimato, le sale al peruano todo el vómito del racismo. Cuando el ex Presidente Ollanta Humala sale elegido, aunque después nos hayamos arrepentido o lo que sea (se ríe), en las redes hubo un ataque racial que marcó un antes y un después en cuanto a discriminación.

¿No se había visto eso antes?

–No queríamos verlo y cuando sale te preguntas ¿en qué país estamos viviendo?. Ese racismo nos lesiona y atrasa. Cuando era ministra, siempre dije que la riqueza del Perú está en su variedad. Eso de tener todas las sangres, de tener influencias de todos lados, de estar enormemente mezclados. Si tomas una fotografía de un aula de niños, ves matices de los colores y rasgos que tenemos. ¡Es una belleza! Los artistas y los fotógrafos de alguna forma rescatan este sentido, viendo esa belleza que no solamente hay en los rasgos europeos sino en los indígenas y en los afrodescendientes.

Qué cosa más rica que la comida peruana.

–Y la respuesta a que sea tan rica justamente es por la variedad y mezclas de orígenes que te mencionaba.

LA TENTACIÓN DEL PODER

¿Cómo se vive ser artista y a la vez ministra?

–Los artistas no estamos acostumbrados a estos cargos. La prensa me atacaba porque yo aún tenía compromisos como artista, los cuales tuve que cancelar y eso me implicó perder muchísimo. El ministerio de la Cultura es un cargo de muchísima responsabilidad por ser el Perú un país tan diverso, por su patrimonio monumental y la cultura viva que tiene. Como ministra vi que cuidar todos los bailes peruanos era tan importante como proteger Machu Picchu y la riqueza peruana que ha sido sustraída y repartida por el mundo. En algunos lugares están mejor cuidados que otros pero eso les pertenece a los peruanos y esas reliquias deben regresar, ¿pero dónde? Para recibirlas necesitamos infraestructura de primer nivel y con el presupuesto miserable del ministerio de Cultura era imposible.

¿Siente que tiene “cintura política”?

–No, yo creo que conmovía con mi manera de ser, honesta. Yo les decía “miren, este es el problema”. El Perú tiene 18 mil ‘huacas’ (Sepulcros indígenas) importantes y los pueblos los podrían ocupar para explotarlos turísticamente. Es que el turista que viene al Perú es cultural: viene a Machu Picchu a sacarse la foto de rigor que estará en su sala, pero también viene a ver la historia de las comunidades de todo el Cusco, escuchar la música, a comer… Si somos un país así, ¿cómo es posible que por cada peruano el Estado invierta 40 centavos de dólar? ¡No puede ser, pues! Es contraproducente cuando la mayor riqueza del turismo está en la cultura.

Fueron 133 días como ministra de Cultura, en el gobierno de Ollanta Humala. Su salida coincidió con un gran cambio de gabinete. Fue una sacudida política fuerte, al parecer.

–No sé qué decir. No sé si la derecha, los empresarios, pero algo de esas personas que siempre han dirigido al Perú no quería de ninguna manera gente pensante que estuviera en el otro lado. Secuestraron anímica y mentalmente al Presidente Humala, le dijeron ‘este es el camino y no habrá problema si lo sigues’. Así fue, lo sabemos, no somos inocentes tampoco. En los primeros días Humala como Presidente había mucha esperanza de que las cosas marcharan de mejor manera.

Muchas veces los artistas se han visto maniatados e impotentes ante el poder político o, inclusive, cuando está ese poder en sus manos. ¿Cómo fue para ti? ¿La repetirías?

–Nooo. Yo siempre hago una broma sobre esto: solamente volvería a ser ministra de Cultura si el Presidente fuese Pepe Mujica. Es un hombre sensible; con otro presidente, no creo.

La famosa pregunta “¿En qué momento se había jodido el Perú?”, aparecida en el inicio del libro “Conversación en la catedral” de Vargas Llosa, parece condensar mucho del sentir de muchos peruanos: plantea una suerte de decadencia en la que cayó el Perú. ¿Cómo lo ve usted? ¿Es tan así?

–En Conversación en la Catedral hay un análisis deprimente, pero mucho más duro fue Vargas Llosa en El pez en agua, porque lo publicó cuando era candidato. No sé si estamos en una decadencia insalvable pero lo único que sé es que hay que refundar el Perú. Se ha normalizado en algunos sectores asumir que el político roba en base a todos los casos de corrupción que han salido a la luz. Hay calles del Perú con el nombre de sinvergüenzas y eso se debe cambiar. En este Perú de ahora hay un surgir de los jóvenes que no quieren saber de la actual clase política pero que se está organizando políticamente. Ese ‘roba pero obra’ ya no lo aceptan. Yo veo esto con mucha ilusión y esperanza. Quizás no lo alcance a ver en vida, pero al menos tenemos esto.

¿Cómo fue asumirse, en algún momento, como famosa o reconocida? ¿La edad ayuda a morigerar las trampas del ego?

–Es bonito eso que dices. Lo más increíble fue la tentación del poder. Yo, una mujer común y corriente, estoy acostumbrada a caminar, a hacer mis compras en el mercado, claro que cuando voy me hacen muchos cariños; me regalan víveres y me dicen ‘cómo le vamos a cobrar a usted que hace tanto por el Perú’. Son cosas que emocionan hasta las lágrimas. Recuerdo cuando me invistieron como ministra, me colocaron una faja horrible y que a los gordos les quedaría feísimo. Tras la ceremonia no tenía mi cartera; alguien se había echo cargo de ella. Otro me indicó para dónde ir, me llevaron a un auto que, al salir a la calle, le abrían el paso. Allí me veía asombrada con todo esto, entonces yo empezaba a pegarme en la cara (simula cachetadas a sí misma) y me decía ‘¡no te acostumbres, no te acostumbres!’.

En tu paso por Chile, ¿has visto algo que te conmovió por su autenticidad?

–Ayer una concejala de San Bernardo nos invitó a comer a su casa, fue algo hermoso. Vi cómo se freían las empanadas, que al comerlas ¡el queso se salía! Nunca había comido eso. ¡Y los porotos! Porque no era ‘seco’, como comemos en el Perú, sino algo más espeso y con carne mechada encima. ¡Ay no! Nunca me habían dicho que eso era chileno. ¡Y esos pastelitos, los ‘chilenitos’! Qué delicia. Allí te das cuenta de la creatividad de la gente, cómo crean esos sabores. Había una señora con sus manos en la cintura que era la jefa de la cocina: ¡qué cosa más linda, cómo somos!. Si sacan a todos los latinos de Estados Unidos, ese país se va a fregar, se va a volver aburrido.

Foto: Diego Bravo Rayo
Foto: Diego Bravo Rayo

AFROMEMORIA

¿Por qué prevalecieron las expresiones afrodescendientes al ser oprimidos?

–La carga cultural afrodescendiente es muy fuerte. Cuando empecé a recoger canciones, desde las que se cantaban en mi familia y luego a lo largo del Perú, imaginé cuánta cultura habremos perdido por el olvido a propósito. Conocí el pueblo de Acarí entre 2011 o 2012, famoso por una canción popular peruana (“Toro mata”) en la que decía “este negro no es de aquí, este negro es de Acarí”. Llegué a un anciano negro que nació esclavo. Cuando le fui a preguntar me negaba con la cabeza; es algo que no quieren hablar y que desean olvidar como sea, porque de no hacerlo no podrían ser felices. “No no, yo no viví eso, no he sido esclavo”. Esto me pasó mucho en los viajes. Es que ha sido una vejación muy grande, insoportable. De hecho he visto a afroperuanos que les prohíben a sus niños hacer música como negros, porque eso es negativo o les recuerda el dolor que han vivido.

– Una vez en Chincha recuerdo que estaba reunida con los más viejos y terminamos cantando y bailando, sentados al fondo de una casa, donde están los patos y las gallinas. Cuando paró la música fue como haber regresado a mi cuerpo, porque estábamos todos en una especie de posesión mágica. El guitarrista terminó con varias cuerdas rotas. Esto será parte de mi biografía

¿Qué cosas te sorprendieron en el viaje a África con la mezzosoprano María Cecilia Toledo?

–Cuando estuvimos en Marruecos, que si bien es diferente al África más negro, nos presentamos ante un público que nos acompañó con las palmas y encajaron perfectamente en nuestro ritmo. ‘Estamos en el África, no hay nada que hacer’, nos dijimos. Después fuimos al Congo y es un lugar donde hay mucho dolor; es que han sufrido mucho. La colonización es la culpable de su atraso, sólo saquearon y no dejaron nada para el desarrollo de esos pueblos. A pesar de esto, la cultura sobrevive y eso es su fortaleza. En Nigeria vimos que la gente aprendió los ritmos afroperuanos y cuando llegamos al hotel había una muchedumbre que nos recibió cantando. Esos fueron los momentos más bellos de mi vida artística.

¿Hay diferencias en la valoración de la raíz afro dentro de América Latina?

–Cada vez hay mayor presencia, la gente está saliendo con más orgullo a mostrar sus raíces. He leído sobre la raíz africana en nuestro continente y he leído con burla hacia algunos autores que decían que ‘…y vinieron con sus instrumentos’. ¡Pero si eran esclavos, venían amarrados en el fondo del barco! ¡Qué instrumento iban a traer si es que con suerte podían llegar vivos!

Los instrumentos negros nacen en América.

–Es como una herencia, es que existe una memoria para el ritmo y la música. ¿Cómo no va a ser así? Los africanos estaban esclavizados, enclaustrados, por ejemplo, en los algodonales. En el norte peruano, a los negros se los confinaba a en un galpón y les daban una calabaza con la que medían los granos de maíz que iban a cocinar para sí. Pero sucedía que la misma calabaza también la volteaban, se la colocaban en las piernas y la tocaban. De dónde habrán sacado esos ritmos si no es de la memoria cultural. Felizmente la han podido guardar.

COMCOSUR MUJER Nº 508 – 20.02.17
_________________

“El perdón no se puede lanzar al aire, a ver si cae en la cabeza de quien corresponde” – Luis Pérez Aguirre
_____________

COMCOSUR MUJER ES UNA PRODUCCIÓN DE COMCOSUR / COMUNICACIÓN PARTICIPATIVA DESDE EL CONO SUR / Desde el 19 de Junio de 1994 / Coordinación: Carlos Casares – DIRECCIÓN POSTAL: Proyectada 17 metros 5192 E (Parque Rivera) 11400 MONTEVIDEO/URUGUAY / Apoyo técnico: Carlos Dárdano / Comcosur se mantiene con el trabajo voluntario de sus integrantes y no cuenta con ningún tipo de apoyo económico externo, institucional o personal / Las opiniones vertidas en las distintas notas que integran este boletín no reflejan necesariamente la posición que podría tener Comcosur sobre los temas en cuestión / Comcosur integra la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) / blog: nuevo.comcosur.org/ contacto: comcosur@comcosur.com.uy / Y ahora se puede seguir a Comcosur también en Facebook
_____________

powered by phpList

Entradas más antiguas «